Monarcas alegró a pequeño aficionado

Esta mañana Martín Martínez de 7 años visitó el entrenamiento del primer equipo de Monarcas en el Estadio Morelos para cumplir un sueño e inyectar de buena energía al cuadro michoacano de cara al...
Esta mañana Martín Martínez de 7 años visitó el entrenamiento del primer equipo de Monarcas en el Estadio Morelos para cumplir un sueño e inyectar de buena energía al cuadro michoacano de cara al partido del sábado ante Tijuana.
 Esta mañana Martín Martínez de 7 años visitó el entrenamiento del primer equipo de Monarcas en el Estadio Morelos para cumplir un sueño e inyectar de buena energía al cuadro michoacano de cara al partido del sábado ante Tijuana.
Morelia, Michoacán, México -
  • El plantel michoacano le dio un momento de felicidad a un niño con leucemia          

Esta mañana Martín Martínez de 7 años visitó el entrenamiento del primer equipo de Monarcas en el Estadio Morelos para cumplir un sueño e inyectar de buena energía al cuadro michoacano de cara al partido del sábado ante Tijuana.   El pequeño seguidor del Morelia padece leucemia linfoblástica aguda, y a través de la Asociación Civil "Soñar Despierto" cumplió su ilusión de conocer y convivir con los jugadores del conjunto purépecha.   Martín, acompañado de sus papás, disfrutó desde la tribuna de la práctica del equipo, pudo ver cómo los jugadores trabajaron táctica fija y disparos desde el manchón penal para luego ser invitado a la cancha y saludar a todos los jugadores.   Uno a uno conoció al plantel, Martín estaba emocionado, aunque al principio tenía un poco de pena, la sonrisa fue creciendo, sobre todo cuando el arquero Federico Vilar, le entregó su primer regalo, unos guantes de portero con su nombre inscrito “Martín Martínez #1”.   No esperó y pronto sacó del bolso los guantes, se los puso y el propio Vilar le dio unos tips para atajar a la perfección el esférico. Peloteó un rato con ellos y después se fue al marco, para probar lo que había aprendido.   Mauricio Romero se tomó foto con Martín, lo saludó y le dijo que se cuidara. El niño estaba sorprendido, y más cuando el argentino se quitó la playera y se la obsequió   Tras unos minutos de juego en la cancha del Morelos, el pequeño se retiró sonriente y feliz por haber cumplido su sueño.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×