El Clásico se juega como si fueras por el título: Orozco

Jonathan Orozco señaló que el Clásico Regio, siempre se debe disputar como si estuviera en juego un título para Monterrey y Tigres.
 Jonathan Orozco señaló que el Clásico Regio, siempre se debe disputar como si estuviera en juego un título para Monterrey y Tigres.  (Foto: Notimex)
Santiago, Nuevo León, México -
  • Para el portero del Monterrey, este duelo se caracteriza por la pasión y el orgullo que se disputa
  • Afirma que no demerita en nada el que Tigres tenga pocas probabilidades de meterse a la Liguilla

Regio de nacimiento, rayado de corazón y conocedor de la manera en que se vive el futbol en la Sultana del norte, Jonathan Orozco señaló que el Clásico Regio, siempre se debe disputar como si estuviera en juego un título para Monterrey y Tigres.

"Siempre he dicho que un Clásico es como jugar una Final, se juega con la misma entrega, la misma disposición, con el mismo deseo como si fueras a conseguir un título. Al menos así lo veo yo y así lo juego, con el deseo de hacer bien las cosas.

"Si perdemos esa pasión de todo lo que envuelve a un Clásico, sería un partido más, creo que para toda la gente es un partido muy importante, también para los compañeros de Tigres como del Monterrey es un partido que es el orgullo de la ciudad, se tiene que jugar como tal, jugar de otra manera", afirmó el guardameta de la Pandilla. ¿Cómo vives el Clásico y cómo debe tomar la gente lo que pasa en el terreno de juego?

"Siempre he dicho que un Clásico es como jugar una Final, se juega con la misma entrega, la misma disposición, con el mismo deseo como si fueras a conseguir un título"

"La gente de los Tigres no me va a dejar de abuchear y yo no voy a dejar de ser rayado. La gente de vivirlo con la misma pasión y la misma entrega con la que lo vivo yo, pero sin desbordarla. Somos Rayados y queremos ganarle a los Tigres, los Tigres quieren ganarle a Rayados, nos ha tocado una buena racha, nos han tocado las buenas, pero también sabemos perder", explicó.

Aunque "Jona" ha estado en el ojo del huracán de la afición felina por retos hacia la tribuna como el contar las estrellas del escudo albiazul y hacer algunas declaraciones al final de los duelos fraternales, el portero rayado dijo que de la misma forma se debe aguantar "el carro" cuando toque cargar con la derrota.

"El día que nos toque perder también hay que aguantar, así es esto, hay que aguantar, así son los Clásicos. Disfruta el que gana, y el que pierde se tiene que aguantar y a la otra viene la revancha", opinó.

Aunque Tigres llega al Clásico Regio 96 con escasas posibilidades de meterse a la Liguilla, Orozco sabe que los Felinos tratarán de llevarse el triunfo, pues además del boleto a la calificación, también el orgullo de la ciudad está en disputa.

"Nada, no cambia nada, un clásico es un clásico vengan ellos en último, nosotros en último, ellos calificados y nosotros sin calificar, no cambia nada. Si se juega en la primera jornada es la misma pasión que si se juega en la última, que si se jugara en una Final, que se jugara a mitad de torneo para mi es lo mismo. No sólo son los tres puntos, es el orgullo de la ciudad y eso es muy importante para toda la gente", expresó.

Este Clásico podría marcar quien tome la ventaja en partidos ganados, pues al momento ambos equipos regios suman 33 victorias cada uno, con lo que alguien pudiera tomar la babtuta en ese aspecto.

"Estamos empatados en triunfos (en los clásicos), así que sería tomar la batuta uno de los dos equipos, sería muy bonito, será un Clásico muy disputado porque los dos necesitamos ganar".

¿Habría diferencia si Tigres juega sin Lobos o con él?

"Creo que Lobos es la figura de Tigres, es el referente, el que pone la chispa diferente al equipo, obvio que es un jugador importante pero para mÍ es jugar contra la camiseta de Tigres, no contra los nombres. A final de cuentas la calidad es la que impone", puntualizó.

Sea quien sea el ganador de este derbi o el marcador final, Orozco exhortó a que los aficionados vivan en paz y con cordura el partido para evitar escenas lamentables como las que acontecieron en la tribuna del Nou Camp de León, en la visita de Tigres.

"La gente debe de saber que son 90 minutos nada más de pasión y que fuera de ahí no debe de pasar. Le tocó a Tigres en León algo muy desagradable que todos nos sentimos ofendidos, no sólo por los aficionados, por los niños, las personas que no tenían nada que ver.

Ojalá que la gente entienda que es un deporte y que los protagonistas deben de ser los de adentro y los de afuera tienen que disfrutar", finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×