El Club Guadalajara, un terreno en el olvido

A diez años de distancia, el lugar donde Chivas tenía como su casa, el Club Guadalajara sigue sin tomar forma. En estos momentos se ha convertido en un terreno baldío, pero se encuentra bardeado y...
A diez años de distancia, el lugar donde Chivas tenía como su casa, el Club Guadalajara sigue sin tomar forma. En estos momentos se ha convertido en un terreno baldío, pero se encuentra bardeado y no se aprecia el olvido.
 A diez años de distancia, el lugar donde Chivas tenía como su casa, el Club Guadalajara sigue sin tomar forma. En estos momentos se ha convertido en un terreno baldío, pero se encuentra bardeado y no se aprecia el olvido.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • En diciembre se cumplirán seis años del inicio de su demolición
  • El predio fue vendido en más de diez millones de dólares

A diez años de distancia, el lugar donde Chivas tenía como su casa, el Club Guadalajara sigue sin tomar forma. En estos momentos se ha convertido en un terreno baldío, pero se encuentra bardeado y a vista de calle no se aprecia tan fácil el olvido. Jorge Vergara vendió el predio, nadie conoce a los compradores, pero no han podido construir nada, porque se encuentra en un litigio legal. Sólo como testigos se encuentran algunos puestos de comida ubicados en la calle de Colomos. La demolición del Club Guadalajara arrancó a finales del 2006, luego de que la dirigencia de Chivas invirtiera varios millones de pesos en remozarlo y dejar sus instalaciones deportivas en un nivel mucho más aceptable del que se encontraban –incluso se remodelaron por completo las albercas y las fosas de clavados, que fue en lo que más dinero se gastó-, sin embargo, todo eso se encuentra en medio de tierra, de la nada. El litigio legal todavía no llega a una resolución, por lo que los propietarios del predio –de los cuales se desconoce quién se trate- no han realizado acción alguna, al menos, para mantenerlo como un terreno libre de focos de infección, a los cuales han resistido los habitantes de la Colonia Providencia. En el arranque de su demolición, varios socios intentaron manifestarse e impedir que siguieran dichas obras, sin embargo, nada pudieron hacer para impedir que el histórico Club de Colomos fuera destruido en su totalidad. En dicho sitio, también se ubicó durante años, la recordada sala de trofeos “Édgar Everaert”, en honor al fundador de la institución, a principios del siglo pasado, donde permanecieron exhibidos durante años, todos los trofeos y memorabilia relacionada a la historia futbolística y otros deportes del club. Hoy de eso sólo quedan los recuerdos. En la actualidad, como lo presentan las imágenes, el predio permanece en absoluto abandono, con altos matorrales, en lo que fue el lugar en el cual, día a día, entrenó y trabajó uno de los equipos más populares del país. El terreno donde estuvo alguna vez el club, fue vendido en una cantidad superior a los diez millones de dólares, los cuales siguen “congelados”, pues quien adquirió el predio, no puede intervenir en él por cuestiones legales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×