Recuerda 'Kikín' al León de sus 'amores'

Con la aroñanza de algún día vestirse de Esmeralda, Francisco Fonseca enfrentará este domingo por primera vez al equipo originalmente de sus amores.
Con la aroñanza de algún día vestirse de Esmeralda, Francisco Fonseca enfrentará este domingo por primera vez al equipo originalmente de sus amores.
 Con la aroñanza de algún día vestirse de Esmeralda, Francisco Fonseca enfrentará este domingo por primera vez al equipo originalmente de sus amores.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El delantero del Atlante rememoró los días en que iba al Nou Camp a apoyar a La Fiera
  • También los momentos en que estuvo cerca de debutar como jugador de los Esmeraldas

Con la añoranza de algún día vestirse de Esmeralda, Francisco Fonseca enfrentará este domingo por primera vez al equipo originalmente de sus amores.   Oriundo de León, Guanajuato, el “Kikín” recuerda su infancia como aficionado de los Panzas Verdes, sus visitas al estadio Nou Camp para apoyar a La Fiera y los días en que estuvo a punto de debutar para el cuadro guanajuatense que este fin de semana visita al Atlante.   Aunque hoy se dice un convencido azulgrana, ilusionado con terminar su carrera como Potro, el delantero no niega la ilusión por jugar para el equipo del que buena parte de su familia es aficionada.   "Yo iba al estadio siempre a ver al León, ahí en León la pasión para el equipo es muy grande" Yo iba al estadio siempre a ver al León, ahí en León la pasión para el equipo es muy grande, la mayoría de la gente de León le va al León, entonces yo de chico le iba al León”, recordó en entrevista con Medio Tiempo.   “Nací ahí, ahí tengo muchos amigos, ahí empecé a jugar futbol en las calles y ahí empecé profesionalmente, empecé en Segunda División pero no me tocó debutar ahí (en Primera)”.   Muy cerca estuvo en varias ocasiones de jugar para el León en el Máximo Circuito, hasta que el destino lo llevó a debutar con La Piedad, emigrar al Mérida y finalmente a Pumas para iniciar su carrera en Primera.   En la Segunda División de los Panzas Verdes o con el Unión de Curtidores, filial del León en la entonces Primera A, Fonseca llegó a ser invitado varias veces para entrenar con el cuadro del Máximo Circuito durante la etapa en que fue dirigido por Carlos Reinoso o Víctor Manuel Vucetich.   “Empecé a los 16, 17 años, fue cuando me fui a probar ahí al León, obviamente a Fuerzas Inferiores. Afortunadamente me quedé en una Cuarta División donde jugábamos en un campeonato local”, agregó.   Por ello, aunque hoy se dice un feliz azulgrana porque en el tiempo que lleva con los Potros ha entendido la filosofía del club y aprendido a querer su camiseta, reconoce que le encantaría jugar alguna vez para los Esmeraldas.   “Claro, imagínate, es el equipo de mi ciudad. Siempre ese era el sueño de niño, el jugar en el León y claro que sí hay esa ilusión pero yo si juego toda mi carrera en Atlante, bienvenido sea”, manifestó.   Aunque reconoce que será especial el sentimiento de enfrentar este domingo por primera vez a los guanajuatenses, recordó que será mejor vencerlos porque el Atlante todavía aspira a la Liguilla, a pesar del torneo en que han tenido rachas tan buenas como malas.   “Obviamente va a ser especial, no lo he vivido nunca, será un sentimiento muy bonito, pero más especial va a ser que ganemos este partido”, señaló. “No hemos sido constantes, hemos tenido altas y bajas durante todo el torneo y eso hace que nos estemos jugando la calificación al último. Ojalá nos alcance”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×