Viven locura rayada: van 15 mil al Tec

Esté día la afición al Monterrey tuvo la oportunidad de darle a su equipo el último aliento de cara al Clásico regio 96, y lo hizo de gran forma al acudir cerca de 15 mil aficionados al...
 Esté día la afición al Monterrey tuvo la oportunidad de darle a su equipo el último aliento de cara al Clásico regio 96, y lo hizo de gran forma al acudir cerca de 15 mil aficionados al Tecnológico, sede de su última práctica antes del choque.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Abarrotan entrenamiento albiazul previo al Clásico
  • Cifras extroficiales mencionan 15 mil seguidores 

Esté día la afición al Monterrey, tuvo la oportunidad de darle a su equipo el último aliento de cara al clásico regio 96, y lo hizo de gran forma al acudir cerca de 15 mil aficionados al Tecnológico, sede de su última práctica antes de verse las caras frente a Tigres.   Los gritos a favor de Rayados nunca se dejaron de escuchar. La guerra de porras entre la gente de Preferente y General eran el colofón de una mañana muy amena para el equipo de Vucetich   La hinchada albiazul, aprovechando que es 2 de Noviembre, día de Muertos, y para muchos día sin laborares no dudaron en acudir al llamado que hizo el Club de Futbol Monterrey dos días antes.   El ambiente lo puso la Barra Adicción,  quienes con bombos y platillos ponían el tenor de los canticos; algunos de los miembros de esta porra portaron mascaras alusivas a este día.   No solo hubo porras a los albiazules, ya que también hubo tiempo para realizar canticos en contra de la afición de Tigres, al mencionarlos que cuando ganaron el título no supieron festejarlo.   “No se escuchó nada de que festejaran, lo único incomparable que ha tenido esa hinchada es faltar a la Liguilla cuando pierden por goleada, no llenan la Macroplaza su afición fue una vergüenza”, coreó toda la tribuna.   Y no faltó el tradicional “Hay que saltar, hay que saltar el que no salte se va al volcán”, cantico que puso a retumbar todo el Estadio Tecnológico.   Al final de entrenamiento, el cual duró cerca de más de una hora, los jugadores fueron a la tribuna y regalaron algunos balones y playeras; Juan De Dios Ibarra regaló sus guantes.   Ya al final el camión rayado partió a su hotel de concentración entre más ovaciones, el más aplaudido fue Vucetich, señal que el timonel rayado desde hace tiempo ya tiempo atrás está en el corazón de los albiazules.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×