Cruz Azul 1-1 Monterrey... Tarde pintada de azul y Liguilla a la vista

La Máquina ya está en Liguilla, terminó invicto el torneo en casa y hubo doble celebración en el Azul.
Estadio Azul, Ciudad de México ante una... -
  • La Máquina entró a Liguilla y sólo espera conocer a su rival en Cuartos de Final
  • Monterrey espera resultados para conocer su futuro en la Liga

La Máquina ya está en Liguilla, terminó invicto el torneo en casa y hubo doble celebración en el Azul. Gracias al empate 1-1 ante Monterrey en el Estadio Azul, La Máquina afianzó su lugar en la Fiesta Grande y lo hizo sin perder un solo encuentro como local, justo en el duelo en el que Guillermo Vázquez cumplió sus 100 partidos como DT de Primera División. Además, la Directiva rindió un homenaje al fallecido portero Miguel Marín para que la tarde resultara perfecta. Sin acelerar a fondo, el cuadro celeste generó oportunidades ante un Monterrey desahuciado luego de las múltiples bajas por lesión y suspensión con la que llegó a este partido. Las principales bajas de Rayados fueron José María Basanta y Humberto Suazo quienes se perdieron el cotejo por suspensión. Aún así, el cuadro regiomontano dio batalla en la que se ha convertido en la casa del terror para ellos, pues a lo largo de los Torneos Cortos sólo tienen dos triunfos ante La Máquina en el Azul. Apenas en el amanecer del encuentro, el árbitro Fernando Guerrero no quiso marcar como penalti una jugada en la que Gerardo Flores, tirado en el piso, impidió con la mano que el esférico rodara al 4’. La petición de los jugadores rayados fue omitida por el silbante que se limitó a seguir la jugada. A los 23 minutos de juego Javier Aquino, quien encontró en la parcela derecha espacios para desbordar una y otra vez, mandó un centro a segundo poste que encontró en Christian Giménez el rematador perfecto. Con un toque de cabeza, el “Chaco” anidó la de gajos para el 1-0. A partir de ese momento, los celeste generaron tres contragolpes con ventaja numérica pero no pudieron estremecer la red y en cambio los Rayados contestaron con un gol. Al 44’ Aldo de Nigris le ganó la marca a Mariano Pavone en un tiro de esquina y con un remate de cabeza consiguió el 1-1. Como lo había advertido el arquero Jonathan Orozco, la Pandilla extrañó la “picardía” de Humberto Suazo en la grama del Azul, ya que ni Neri Cardozo, ni César Delgado pudieron marcar la diferencia que acostumbra el chileno. La racha de Monterrey seguirá extendiéndose en el Estadio Azul y quedará en 14 derrotas y tres empates en los torneos cortos, cuya única satisfacción fue la victoria en la Final del Apertura 2009. La Máquina llegó a 26 unidades y está ubicado en sexto lugar mientras que Rayados tiene 23 y aunque está en zona de clasificación todavía depende de otros resultados, para saber si finalmente pelearán por el título luego de una tarde azul con sabor a Liguilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×