Recibe nuestro newsletter
 

Hermosillo agradece a Tena por la Final del 97

El ex delantero considera que la serie es muy complicada. (Foto: Mexsport)
El ex delantero considera que la serie es muy complicada. (Foto: Mexsport)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, viernes 16 de Noviembre del 2012

  • Carlos Hermosillo recuerda el penal que marcó, con las costillas rotas, para el más reciente título de Cruz Azul
  • Ángel Comizzo reconoce que por ese episodio sufrió mucho, tanto él como su familia
Casi 15 años después, Carlos Hermosillo le vuelve a dar las gracias a Luis Fernando Tena. El delantero que le dio el título a Cruz Azul en el Invierno 97 contra el León cree que la mejor decisión que pudo tener el “Flaco” en esa serie fue arriesgarlo para que disputara sólo los tiempos extra del juego donde obtuvieron el campeonato.

En la Semifinal previa sufrió una fractura en las costillas que le impidió jugar completa la ida de la Final y los 90 minutos reglamentarios de la vuelta, hasta que el entonces DT celeste decidió ingresarlo a pesar de que incluso portaba un chaleco especial para cuidarse de la lesión.

"Fue una gran decisión y lo mejor que me pudo haber pasado"
“Fue un partido difícil porque se daba en León, pero estábamos muy bien concentrados y se me dio la oportunidad de entrar a mí, que me dijo Luis Fernando Tena, porque sólo iba a entrar si se necesitaba y tuve la fortuna de entrar y poder definir el partido”, rememoró.

“Fue una gran decisión y lo mejor que me pudo haber pasado”.

Diez minutos después de ingresar a la cancha, Hermosillo recibió una falta del portero esmeralda, Ángel David Comizzo, que rubricó con una artera patada en el rostro del atacante.

A pesar de que sangraba del pómulo, el propio Hermosillo convirtió el penal que significó el gol de Oro y el título cementero. Ese incidente marcó la trayectoria del atacante que este sábado espera un desenlace similar en la visita de Cruz Azul al Nou Camp, aunque se trate apenas de avanzar a Semifinales.

Hermosillo considera que las circunstancias actuales son muy distintas, a pesar de que en 1997 el cuadro azul sumaba 17 años sin ser campeón, mientras que ahora son 14, a punto de los 15.

“Es otro momento y otro tiempo, son diferentes, pero veo a un León muy, muy complicado, y Cruz Azul está bien, pero creo que no va a ser un partido fácil para Cruz Azul”, agrega Hermosillo.

El incidente de la patada y el penal es recordado por Comizzo como una equivocación, pero considera que tras ello fue “satanizado” por ser extranjero. El ex arquero y quien fuera entrenador del Querétaro todavía este año reconoce que no puede borrar su pasado, por el que sufrió mucho.

“Hay muchas cosas que yo no puedo negar, eso forma parte de mi pasado”, expresa. “Lamentablemente pasó eso, fue un accidente lo que ocurrió. Sufrimos mucho, sufrió la afición, sufrí yo, sufrió mi familia, sufrieron mis compañeros, sufrió mi entrenador porque habíamos hecho un esfuerzo tremendo”.

Así, relata que nunca charló con Hermosillo sobre el incidente porque siempre hubo gente que prefería mantenerlos alejados que propiciar un encuentro.

De cualquier modo, recuerda la ocasión en que su hijo le pidió la camiseta a Hermosillo tiempo después de aquel incidente, además de que señala que pese a la desventaja del León en esta serie, la afición de esa ciudad es imponente y se hará sentir.

"Más allá de cuál sea el resultado del próximo juego, la afición debe aplaudirle a sus jugadores porque han hecho un torneo muy, muy bueno; realmente deben sentirse orgullosos de su equipo", indicó.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios