No necesito defenderme: Jorge Vergara

El dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, rechazó ofrecer alguna versión sobre el penoso suceso ocurrido la noche de ayer en los palcos del Estadio Omnilife, donde se encaró con un aficionado, y...
El dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, rechazó ofrecer alguna versión sobre el penoso suceso ocurrido la noche de ayer en los palcos del Estadio Omnilife, donde se encaró con un aficionado, y terminaron a los gritos y reclamaciones.
 El dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, rechazó ofrecer alguna versión sobre el penoso suceso ocurrido la noche de ayer en los palcos del Estadio Omnilife, donde se encaró con un aficionado, y terminaron a los gritos y reclamaciones.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Evitó hablar del incidente de anoche

El dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, rechazó ofrecer alguna versión sobre el penoso suceso ocurrido la noche de ayer en los palcos del Estadio Omnilife, donde se encaró con un aficionado, y terminaron a los gritos y reclamaciones. Consultado vía telefónica, y al ofrecerle un espacio para aclarar o establecer algún punto sobre la discusión sostenida con un aficionado en uno de los palcos del inmueble, tras la derrota de su equipo ante el Toluca, únicamente señaló: “no necesito defenderme, muchas gracias”. También evitó dar declaraciones sobre la forma en que su equipo perdió el encuentro de anoche, ante los Diablos Rojos del Toluca, en el encuentro que se celebró la noche de ayer en el Estadio Omnilife, por la ida de los Cuartos de final del torneo Apertura 2012. Al finalizar el encuentro, Jorge Vergara escuchó gritos y reclamos en su contra de parte de un aficionado, ubicado a tres palcos de distancia. Encendido e iracundo por el reclamo, el dirigente acortó la distancia por dentro de los palcos, y de no ser por la intervención de terceros, el zafarrancho hubiera terminado en algo más lamentable. Elementos de seguridad privada de Jorge Vergara, así como aficionados, meseros y el dirigente Marcelo Michel Leaño, tuvieron que entrar al quite para evitar que llegara a mayores. Otras versiones que no fueron confirmadas, aseguran que Vergara volvió a ser increpado por otros aficionados en el estacionamiento subterráneo del Omnilife, exclusivo para palco-habientes, donde el dirigente también se encendió, según cuentan, al grado tal que se retiró del estadio en su automóvil haciendo “rechinar” las llantas del vehículo.

'NO RESPONDÍ INSULTOS' Consultado por fuentes cercanas al dirigente, y al ser cuestionado sobre el porqué reaccionó de esa manera, Jorge Vergara manifestó a un círculo inmediato y cercano, que el conflicto con el aficionado fue consecuencia de la molestia que le generó una agresión que sufrió un empleado de seguridad del Omnilife. “No respondí a ningún insulto, me enojé porque golpearon a un empleado de seguridad y le causaron una conmoción”, cuentan que dijo Vergara a un círculo inmediato.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×