Recibe nuestro newsletter
 

La Tribunera: ¡Se equivocan en sorteo de la Confederaciones!

El sorteo se vio empañado por una confusión en la mecánica. (Foto: Getty Images)
El sorteo se vio empañado por una confusión en la mecánica. (Foto: Getty Images)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Sao Paulo, Brasil, sábado 1 de Diciembre del 2012

  • El chef Alex Atala, asistente en el sorteo, provocó la confusión
  • A México lo colocaron como A3 a pesar de que ese papel lo habían sacado para Uruguay
El sorteo de la Copa Confederaciones no fue impecable y el azar quizás habría definido enfrentamientos diferentes.

El Secretario General de la FIFA, Jerome Valcke, consiguió "solventar" con el menor daño posible la confusión que provocó el chef Alex Atala, quien fungió como su asistente para sacar las pelotas de las primeras dos urnas.

En cada una se encontraban cuatro pelotas y, dentro de ellas, papeles que iban del A1 al A4 y del B1 al B4, respectivamente, para definir las posiciones de los equipos en los grupos.

En los otros dos bombos estaban pelotas con los nombres de las selecciones: en el primero Brasil, España, Italia y Uruguay por ser los mejores clasificados en el ranking FIFA, y en el otro México, Japón, Tahití y el representante africano que se definirá en febrero.

Luego de colocar a Brasil y España como cabezas de serie en los Grupos A y B, respectivamente, Valcke recibió de manos de la modelo Adriana Lima, su otra asistente en el sorteo, la pelota con el nombre de Uruguay, quien debía quedar en el B porque no podía compartir sector con Brasil por pertenecer a la misma Confederación.

Tras ello, solicitó a Atala retirara una pelota para definir la posición del equipo charrúa. Sin embargo, el chef tomó una de la urna del Grupo A cuyo papel decía A3.

A pesar de ello, fue colocada como B3, aunque desde ese momento Valcke se dio cuenta del error, extendió los brazos para lamentar la confusión, en plena transmisión en vivo a nivel mundial.

El problema fue cuando sacó la pelota de Tahití y su posición como la verdadera B3, posición que ya ocupaba Uruguay. Finalmente, los charrúas se quedaron en el segundo lugar de su Grupo porque el equipo africano salió sorteado como el B4.

Antes, tras sacar las pelotas que colocaron a Italia como A4, salió el nombre de México de la urna de los equipos. Sin embargo, Valcke ya no requirió de una pelota del bombo de posiciones del Grupo A pues utilizó la que minutos antes había sacado para Uruguay como A3.

Es decir que sin la equivocación la conformación de los grupos seguramente habría sido la misma, no así el orden de los enfrentamientos en cada sector.

Así, Valcke “solventó” la confusión, aunque la suerte probablemente habría sido distinta sin la equivocación de Atala, que quizás provocará una Copa Confederaciones de confección distinta a la que tenía preparado el azar.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios