Para ganar Mundial de Clubes, se necesita un buen momento: Almaguer

En el Mundial de Clubes del 2000, el Necaxa sorprendió al mundo por posicionarse en el mapa futbolístico tras alcanzar el tercer lugar del certamen, venciendo en tanda de penales al Real Madrid,...
En el Mundial de Clubes del 2000, el Necaxa sorprendió al mundo por posicionarse en el mapa futbolístico tras alcanzar el tercer lugar del certamen, venciendo en tanda de penales al Real Madrid, conquistando la mejor participación de un mexicano.
 En el Mundial de Clubes del 2000, el Necaxa sorprendió al mundo por posicionarse en el mapa futbolístico tras alcanzar el tercer lugar del certamen, venciendo en tanda de penales al Real Madrid, conquistando la mejor participación de un mexicano.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Considera que hasta ahora no ha visto en buen momento a los últimos representantes del futbol mexicano
  • Afirma que la preparación en todos los sentidos, pero sobre todo el aspecto mental, es clave para triunfar

En el Mundial de Clubes del 2000, el Necaxa sorprendió al mundo por posicionarse en el mapa futbolístico tras alcanzar el tercer lugar del certamen, venciendo en tanda de penales al Real Madrid, conquistando la mejor participación de un club mexicano hasta el momento. Los nombres de Alex Aguinaga, Salvador Cabrera, Agustín Delgado, Cristian Montesinos, Sergio Vázquez y un joven Luis Ernesto Pérez que iniciaba su carrera en la Primera División, siguen presentes entre los aficionados necaxistas, pues los rojiblancos realizaron una proeza para el futbol de México y su Confederación. "Hoy en día ya hemos mejorado en la cuestión de la mentalidad, ya le jugamos de tú a tú a cualquier rival " Sergio Almaguer, defensa titular de aquél equipo de los Rayos que venció a un club de élite en Europa como el Real Madrid y empató con el Manchester United, afirmó que no es imposible pensar en un título para el balompié nacional, siempre y cuando el club que represente a la CONCACAF llegue en un buen momento a la justa mundialista. "El futbol y muchas cosas en la vida es de momentos, me acuerdo del Pachuca, de América, ahora del Monterrey en la edición pasada y no llegaron en buen momento, hoy me parece que tampoco va Monterrey en un buen momento y eso es lo que marca la diferencia entre buscar el campeonato o ir a participar nada más. Es llegar en un buen momento, tener un buen ritmo futbolístico y una buena inercia en cuanto a funcionamiento y resultados obtenidos de manera positiva", afirma el ahora técnico de la Selección Mexicana Sub-20. -¿Crees que llegando en buen momento un club mexicano podría pensar en el título? -"Definitivamente, claro que sí. Te lo voy a poner muy fácil, debes de recordar cuando Pumas fue a jugar con Real Madrid y que les ganó 1-0 en el Bernabeu; también yo fui a dos torneos Teresa Herrera en La Coruña con Cruz Azul, en los que le ganamos a Real Madrid y empatamos con el Atlético, así que no veo porque tenga que ser diferente", afirma Almaguer. Para el originario de la Sultana del Norte, la clave en el éxito que tuvo Necaxa en el año 2000 en el Mundial de Clubes, es la preparación integral que tuvo el plantel previo a la competencia, a nivel futbolístico, mental y físico, así como la disposición y el sacrificio que hicieron todos los jugadores para estar concentrados en su preparación en fechas que normalmente están destinadas a estar en familia. "Recuerdo que después de la Liguilla a la que siempre normalmente entrábamos, hubo una buena preparación sobre todo anímica y mentalmente por parte de la Directiva y del Cuerpo Técnico, porque teníamos que pasar el fin de año de 1999 y el inicio del 2000 en Río de Janeiro. Fue una buena experiencia pero son épocas en las que uno suele estar con la familia", dijo el ex necaxista. -¿Cómo se prepararon para enfrentar a clubes como Manchester United y Real Madrid? -"Hoy en día ya hemos mejorado en la cuestión de la mentalidad, ya le jugamos de tú a tú a cualquier rival y en aquel tiempo todavía existía mucho el temor a los grandes equipos, de preocuparse de cuántos (goles) nos van a meter o que había mucha diferencia, pero hoy se han acortado esas distancias físicas, futbolísticas y mentales", explicó Almaguer. Además recordó que desde un principio los Rayos tomaron con seriedad el Mundial de Clubes que se realizó en Brasil en el 2000, a diferencia de otros equipos de los llamados grandes a nivel internacional, que acudieron a participar para cumplir con el compromiso. "Nosotros íbamos mentalizados en el sentido de dar todo, en la parte física, en la parte de concentración y aplicación futbolística, además que teníamos mucho que ganar y poco que perder, creo que eso fue lo que nos sacó adelante con los rivales que en ese tiempo no lo tomaron muy en serio, nosotros sí lo tomamos en serio y se demostró una vez más que el equipo con mejor actitud y mejor aplicación saca adelante los partidos", recordó el ahora estratega del Tri Sub-20. Almaguer enfatizó que con una buena preparación, una mentalidad adecuada, pero sobre todo pasando por un buen momento en todos los sentidos, puede aspirarse a realizar un papel digno en el Mundial de Clubes, incluso hasta la posibilidad de alcanzar el campeonato. "Me parece que eso es lo que ha faltado, que lleguen mejor los equipos al certamen en cuanto a la preparación, sobre todo en el aspecto mental que ha faltado en las últimas participaciones, no se ha llegado en buen momento. "Monterrey tiene jugadores de mucha calidad, seleccionados de sus países y no tengo duda que llegando en un buen momento pueda darle un campeonato a México", opinó. LA ANÉCDOTA Aunque vivió un sin fin de anécdotas y recuerdos del Mundial de Clubes celebrado en Brasil hace 12 años, la que más recuerda Sergio Almaguer es la ocurrida durante el partido frente al Manchester United, en donde José Milián recibió una plancha por parte de David Beckham y el defensa rayo dijo a manera de broma, que se tatuaría la marca de los tachones del jugador más mediático de esa época. "En el partido contra el Manchester United como a los 15 ó 20 minutos, José Milián que estaba con nosotros en Necaxa, recibió una plancha a la altura del abdomen de parte de Beckham y lo expulsan. Quedó como anécdota porque se le quedaron marcados los tacos y decía que se los iba a tatuar y que le iba a pedir la firma (a Beckham), que era considerado una super figura en ese momento", dijo el Almaguer.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×