Recibe nuestro newsletter
 

Lucha por no descender, ¿revancha o confirmación?

Nicolás Olivera fue el verdugo de los Gallos. (Video: Andrés Echevarría)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, viernes 14 de Diciembre del 2012

  • Los Zorros fueron el equipo que le dio la puntilla a los Gallos para el descenso en el Clausura 2007
  • Ambos clubes arrancarán el Clausura 2013 empatados en el último lugar de la tabla de cocientes
La batalla que Atlas y Querétaro librarán en el Clausura 2013 para no descender, permitirá la confirmación de los Zorros como verdugos de los emplumados o la revancha de éstos ante el equipo tapatío.
 
Domingo 29 de abril del 2007: los Gallos Blancos descienden por última vez tras caer 2-0 ante los Rojinegros en la Jornada 17 en el Estadio Jalisco, donde un triunfo les habría permitido salvarse.
 
Los goles definitivos fueron de Nicolás Olivera, quien deshizo las ilusiones del equipo entonces dirigido por Salvador Reyes, al que tres puntos le bastaban para mantenerse en Primera División, sin importar lo que hiciera Santos, el cuadro que en esa ocasión también luchaba por permanecer.
 
El 2-0 atlista se combinó con un triunfo lagunero por el mismo marcador frente a Cruz Azul y el Querétaro se despidió del Máximo Circuito, al que volvió para el Apertura 2009, y ahora estar nuevamente a punto de caer a la Liga de Ascenso.
 
Ambos clubes arrancarán el Clausura 2013 empatados en el fondo de la tabla del descenso, con 85 puntos en 80 partidos y un cociente de 0.9412. Ello a pesar de que durante gran parte del torneo anterior fueron los Zorros quienes se mantuvieron arriba del Querétaro.
 
Pocos jugadores como Sergio Ponce sufrirán esta batalla, ya que, desde el Atlas le dolerá el descenso de cualquiera de los equipos porque antes de convertirse en rojinegro militó con los Gallos Blancos.
 
"Yo la verdad te digo: me dolería que se fuera Querétaro, pero obviamente me dolería más que se fuera Atlas"
"Yo la verdad te digo: me dolería que se fuera Querétaro, pero obviamente me dolería más que se fuera Atlas", expresó el defensa.
 
"Ahora me toca estar de este lado y son cosas que se han complicado (en Gallos) y al final no todos los jugadores, los directivos o la gente que ahorita está es la culpable".
 
Sin imaginarse al Atlas como nuevo verdugo o al Querétaro como doble víctima, Ponce cree que el episodio del Clausura 2007 vive principalmente en el recuerdo de la afición emplumada, que para ese encuentro hizo una gran entrada en el Estadio Jalisco.
 
"Eso debe estar más marcado en la mente de los aficionados, yo ni siquiera lo tenía en cuenta, eso es más lo que cuenta la gente o la estadística, pero ahora la historia es diferente, pero bueno, esperemos que se escriba de la mejor forma para ambas partes y obviamente mucho mejor para mi equipo", añadió.
 
Así, mencionó que ojalá y ambos clubes puedan involucrar a otros equipos en la lucha por la permanencia, la cual pronosticó será tan emocionante como la que se vivirá en la punta de la Liga.
 
Sin embargo, para ello tendrían que recortar distancias con el Puebla, que arrancará el torneo con 11 puntos de ventaja, o con el Atlante y San Luis, que lo harán con 18 unidades por encima de Atlas y Querétaro.
 
"Ahora tenemos un torneo que se avecina muy complicado, pero la verdad que todos los que conformamos el Atlas estamos preparados para el reto", aseguró.
 
"Ellos también van a luchar hasta lo último y es bien válido que cada uno desde su trinchera pueda sacar lo mejor de sí".

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios