América dejó ir un negocio millonario: Guillermo Lara

Fue el miércoles 30 de septiembre del 2009, la fecha que marcó el destino de América y del delantero colombiano Jackson Martínez. El promotor Lara narra cómo las Águilas dejaron ir al gran...
Fue el miércoles 30 de septiembre del 2009, la fecha que marcó el destino de América y del delantero colombiano Jackson Martínez. El promotor Lara narra cómo las Águilas dejaron ir al gran goleador que hoy milita en el Porto.
 Fue el miércoles 30 de septiembre del 2009, la fecha que marcó el destino de América y del delantero colombiano Jackson Martínez. El promotor Lara narra cómo las Águilas dejaron ir al gran goleador que hoy milita en el Porto.
Ciudad de México -
  • El promotor indicó que García Aspe no está preparado para encabezar a Pumas
  • Hoy a León lo ven en todo el mundo; los tiempos han cambiado pero la esencia está

Fue el miércoles 30 de septiembre del 2009, la fecha que marcó el destino de América y del delantero colombiano Jackson Martínez. Aquella noche, la Selección Mexicana enfrentó a su similar de Colombia en un partido que se llevaron los cafeteros por 1-2, aunque Martínez tuvo una mala noche al fallar un penal atajado por Jesús Corona al minuto 24. A partir de ese momento, los caminos de América y del hoy delantero del Porto de Portugal se rompieron con una simple llamada telefónica del Director de Futbol de Grupo Televisa, Yon de Luisa al promotor Guillermo Lara después de haberlo comprado por un millón 500 mil dólares, en una negociación que llevó a cabo Jaime Ordiales, entonces Director Deportivo de las Águilas. “Yo Guillermo Lara compro un jugador que me costó 100 mil dólares. Jackson (Martínez) estaba vendido al América por un millón y medio de dólares, ya estaba todo arreglado. (Jaime) Ordiales era la persona que fue conmigo a dar la mano y hacer todos los convenios. “Después de ese día donde Jackson tuvo un mal partido y falló un penal, me llamó Yon de Luisa y me dijo que la negociación no iba porque no tenían presupuesto para pagar un millón 800 mil. Hace unos meses el jugador se vendió en muchísimos millones de dólares”, expresó Lara quien además promueve la imagen del seleccionado colombiano para patrocinios. De hecho, Jaguares fue el club al que Martínez llegó como un favor del entonces Presidente, Antonio Leonardo a Guillermo Lara, pues ya no tenía cabida en Colombia y debía emigrar. “Creo que fueron 25 mil dólares mensuales (los que empezó ganando Martínez). Después cuando entra TV Azteca renovamos el contrato, nos hicimos socios y el jugador pasó a ganar 35 mil dólares, hicimos un contrato múltiple y después se vendió al Porto”, manifestó. JESUS MARTÍNEZ ESTÁ EMULANDO A EMILIO MAURER Guillermo Lara comparó las decisiones que hoy ha tomado Jesús Martínez, Presidente de Grupo Pachuca, con las ideas que en su momento tuvo Emilio Maurer al intentar que los equipos tuvieran mayores ganancias por derechos de televisión, aunque ahora ya no se “sataniza”, pues el país ha evolucionado. “Maurer fue un personaje satanizado por el simple hecho de pedir más a los equipos por los derechos de televisión y publicidad. El país ha cambiado. Al señor Jesús Martínez, por buscar apoyo y mejorar a su equipo y su inversión, no lo meten a la cárcel y no lo satanizan porque atrás tiene un apoyo muy importante. “Hoy no lo satanizaron, no lo encajuelaron porque es Jesús Martínez y estamos viviendo otros tiempos. Él ha sido pionero en el negocio, Maurer fue pionero en su momento, pero aquí ser pionero bajo un régimen te llaman de todo. Es una situación muy desagradable”, apuntó el empresario. “A GARCÍA ASPE NO LE DIERON OPORTUNIDAD DE PREPARARSE” En entrevista para la revista Expansión, Lara también exhibió que los problemas por los que hoy atraviesa Pumas se deben a la falta de preparación de Alberto García Aspe, Vicepresidente Deportivo del cuadro universitario, además de la decisión apresurada por remover a Mario Trejo, quien dio resultados, deportivos y económicos, en sus seis años de gestión. “Al rector lo acaban de reelegir con un montón de honores, es una fiera, una persona brillante y lo admiro mucho, pero de repente corre a personas como el señor Mario Trejo que en seis años como director de futbol vendió 25 millones de dólares, obtuvo dos campeonatos, una Final que perdieron con Atlante e hicieron cosas importantes con el legado de Arturo Elías. “Yo no tengo el gusto de hablar con García Aspe desde hace mucho tiempo y me gustaría platicar con él, decirle que estoy a sus órdenes porque amo la Universidad, yo soy ex universitario, quiero al equipo por pasión. No es justo que le pase esto a García Aspe, que lo pongan así pero no le den la oportunidad de prepararse”, refirió. Los negocios de Lara y su visión del futbol lo han consolidado en el medio, y él abierto al tema lo explica en la revista Expansión. CON INFORMACIÓN DE MARCO NÚNEZ

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×