Johan Cruyff quedó a deber: Alberto Guerra

En la evaluación del final del 2012, el día a día de Chivas tuvo cambios intempestivos. Uno de ellos, fue la irrupción desde febrero de Johan Cruyff, histórico personaje del mundo del futbol, que...
En la evaluación del final del 2012, el día a día de Chivas tuvo cambios intempestivos. Uno de ellos, fue la irrupción desde febrero de Johan Cruyff, histórico personaje del mundo del futbol, que llegó en febrero a Guadalajara.
 En la evaluación del final del 2012, el día a día de Chivas tuvo cambios intempestivos. Uno de ellos, fue la irrupción desde febrero de Johan Cruyff, histórico personaje del mundo del futbol, que llegó en febrero a Guadalajara.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Dijo que para tener un equipo rápido, de debe contar con jugadores propicios para ello
  • Recordó episodios incómodos en su última estadía en Chivas
  • ‘Creo que Vergara nunca me va a ofrecer chamba, y creo que yo nunca lo aceptaría tampoco’

En la evaluación del final del 2012, el día a día de Chivas tuvo cambios intempestivos. Uno de ellos, fue la irrupción desde febrero de Johan Cruyff, histórico personaje del mundo del futbol, que llegó en febrero a Guadalajara y quien tardó más en adaptarse que en irse del Rebaño.   De repente, muchas cosas en el Guadalajara se pintaron de color naranja: la principal promesa fue un cambio en el estilo de juego, que muchos siguen aún esperando por ver.   Uno de los que se quedaron a la espera de ver el estilo revolucionario implementado por Cruyff, fue el ex técnico y referente del cuadro rojiblanco como jugador y técnico, Alberto Guerra.   “Traté de entender o percibir cuál era su objetivo: si su referencia es jugar como el Barcelona, en base a la posesión de la pelota, rotación de puestos, el engaño permanente y el arribo generando confusión, quedaron lejos y quedaron mucho a deber. Las características de los futbolistas dan para ajustarse a ciertas peticiones del técnico, y si tengo un equipo que quizá es medio lento atrás, no puedo salir a dar combate al frente porque, entonces, me explotan las espaldas y me matan”, expuso el ex técnico.   Reconoció que, si se busca un estilo de juego, primero hay que contar con los elementos que permitan alcanzar dichos objetivos.   “Si hay desacuerdo entre la petición del cuerpo técnico y la inercia defensiva que existe en el futbolista, la conclusión es que habrá desaguisados, entonces si la pretensión es conseguir un equipo ágil y dinámico, primero debes tener gente rápida, hábil, inteligente y tácticamente dispuesta”, consideró.   Desde su visión, a Jorge Vergara, dueño del Guadalajara, le ha costado encontrar a un elemento que sepa tomar las riendas deportivas de la institución.   “Siento que a lo mejor Jorge Vergara no confía plenamente en alguien que pueda asumir este rol, y tiene razón, quizá por eso trajo a Cruyff, pero lo trajo al 20 por ciento de tiempo, pero eso no gravita”, afirmó.   LAMENTA SU ÚLTIMA PARTICIPACIÓN EN CHIVAS   Alberto Guerra formó parte del Consejo consultivo, el cual estuvo formado por empresarios, ex futbolistas y dirigentes. Recordó situaciones incómodas y desagradables, que lo orillaron a dar un paso al costado.   “Yo fui tres o cuatro veces a las reuniones, eran esporádicas; había un par de ex jugadores: Javier ‘Cabo’ Valdivia y Jorge García Rulfo, Efraín Flores, Marcos Achar y Freddy Helfon, se incorporó Rafael Lebrija y Jorge Vergara. Futbolísticamente no aportábamos gran cosa, yo una vez le pregunté a Efraín si podía asistir a los entrenamientos, pero sentí reticencia.   “También pedí permiso de asistir a los entrenamientos del primer equipo, que lo dirigía Paco Ramírez, y me dio permiso; yo le dije a Jorge Vergara que disponía de tiempo y le podía ayudar. Jorge tiene buen discurso y me dijo que pretendía que el equipo tuviera incursión social, sonaba bien. La expectativa que genera Chivas socialmente trasciende y hay que acercarse a cumplir con la expectativa produciendo jugadores de cantera, mi pretensión era que después de ser técnico, yo tenía que ser manager, pero cuando ves a empresarios con muchos negocios, que hacen muchas cosas y que quizá pueden influir para que ingrese más dinero, pero no para crecer deportivamente, me di cuenta que no tenía nada qué hacer ahí, que me había equivocado”, expuso.   También existió otro episodio incómodo con Angélica Fuentes, Directora de Grupo Chivas-Omnilife, que él mismo reveló.   “Aparte yo cobro, y le dije a Jorge Vergara que le podía ayudar, pero también voy a cobrar y me dijo que me iba a pagar. Nunca he hablado de este tema, pero cuando me preguntaron (la prensa) si iba a cobrar, yo dije que la remuneración dignifica la profesión, pero luego luego brincó la esposa (de Vergara), y dijo ‘aquí, estos ni hablan ni cobran’. Me quedé un poco, porque vino después a dirigir Raúl Arias, a quien quiero como mi hermano, pero no duré mucho”, declaró Guerra.   -¿Volvería a Chivas? - “Lo he pensado y creo que Jorge Vergara nunca me va a ofrecer algo, porque no fui correcto al despedirme: estábamos en una reunión del consejo, me sentí incómodo y dije que no tenía nada qué estar haciendo allí, me levanté, le agradecí a Jorge, pero le dije ‘no te sirvo, y ya me voy a mi casa’, y se quedó sorprendido. Lo correcto hubiera sido esperar y buscarlo en privado, no fue la forma… creo que nunca me va a ofrecer chamba, y creo que yo nunca lo aceptaría tampoco”, sentenció el ex entrenador del Rebaño.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×