Sufren Gallos en casa, cerca de un año sin ganar

Han pasado 354 días, cuatro técnicos, un cambio de Directiva y 15 partidos desde la última vez que Querétaro ganó por última vez en su casa, el estadio La Corregidora. Ante Pumas tienen la...
ADOLFO RÍOS.mov
Ciudad de México -

 

  • José Saturnino Cardozo fue el último timonel que le dio un triunfo a Querétaro en La Corregidora
  • Gallos Blancos ha ganado 4 de 45 puntos posibles en su estadio

Han pasado 354 días, cuatro técnicos, un cambio de Directiva y 15 partidos desde la última vez que Querétaro ganó por última vez en su casa, el estadio La Corregidora. La Jornada 2 del Clausura 2013 ante Pumas representará la última oportunidad para que los emplumados puedan volver a ganar como locales en el torneo de Liga antes de que se cumpla un año sin hacerlo.   Fue el 21 de enero del 2012 cuando los Gallos Blancos, comandados por José Saturnino Cardozo, vencieron a los Rojinegros del Atlas por 2-1. Aquel duelo fue en el marco de la Fecha 3 del torneo mexicano y representó un logro importante para mantenerse un año más en el Máximo Circuito del futbol mexicano.   Desde aquel entonces han pasado cuatro estrategas por el banquillo de los queretanos. José Saturnino Cardozo, quien dejó su puesto para que Ángel David Comizzo lo tomara, posteriormente llegó Carlos de los Cobos, quien no resultó y dejó el cargo en manos de Sergio Bueno que aún se mantiene.   La Directiva tampoco estuvo ajena y también sufrió cambios desde aquella última victoria ante Atlas. Aún se respiraban los últimos aromas que dejó la administración de Zlatko Preticevic, pero fue Ulises Zurita, ex Presidente del cuadro queretano, quien se fue meses después y dejó su lugar a Adolfo Ríos y Markus López.   "Ninguna, me entero por ti, pero nosotros estamos por objetivos y partido a partido, en este momento es buscar la victoria ante Pumas y lo pasado no podemos hacer nada, eso ya pasó y el equipo consiguió o dejó de conseguir puntos importantes, pero tenemos un equipo diferente y refuerzos diferentes y con una esperanza diferente. Vamos contra Pumas sin pensar en lo que pasó o lo que pudimos haber hecho", apuntó Adolfo Ríos.   Sólo son cinco jugadores los que se mantienen de la alineación que logró el último triunfo en La Corregidora, aunque algunos de ellos salieron y han vuelto esta temporada al gallinero. Adrián García Arias, Manuel López Mondragón y Marco Jiménez, además de Liborio Sánchez y Christian Pérez, quienes fueron a Chivas y volvieron a Querétaro para este torneo, son los que sobreviven.   COSECHA PAUPÉRRIMA DE PUNTOS COMO LOCAL

 

Tras la victoria ante Atlas hace casi un año, Gallos Blancos ha disputado 15 encuentros como local, de los cuales ha empatado cuatro y perdido 11, lo que se traduce en una cosecha de apenas cuatro unidades de 45 que se han puesto en juego, situación que Adolfo Ríos sabe que se tiene que cambiar sí o sí.   "Hay que cambiar todo eso, queremos un estadio en el que difícilmente puedan sacar un punto como visitante y que podamos aspirar a que la mayoría de los puntos se queden en casa, enfrentaremos equipos complicados, pero poco a poco conseguiremos cosas importantes.   "Estamos muy contentos porque se jugó bien ante uno de los equipos (León) más complicados que hay y eso nos deja claro que Gallos tiene calidad y que puede jugar al tú por tú. Estamos conscientes de eso pero creo que el equipo puede dar aún más, lo ha hecho bien Sergio (Bueno) y sabemos que va a mejorar", manifestó el directivo queretano.   Pumas será el rival deberá superar el cuadro de Sergio Bueno para no tener esa negra estadística en su historial, situación que parece caer bien, pues la última visita que realizaron los universitarios a Querétaro resultó en un festín del entonces atacante de Gallos Blancos, Carlos Bueno, quien comandó un triunfo de 4-0, quizás la última alegría de la afición queretana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×