Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Decio de María culpó al 'sistema' en tema de visas

Decio explicó qué fue lo que sucedió en las jornadas 1 y 2. (Video: Alejandro Esquivel)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, lunes 14 de Enero del 2013

  • El dirigente descartó sanciones por alineaciones indebidas
  • También aceptó que hasta después de la Jornada 1 se ‘metieron’ al tema

La razón por la que hubo equipos que utilizaron a sus extranjeros sin visas de trabajo en la Jornada 1 y prescindieron de ellos en la 2 para no ser sancionados por autoridades migratorias fue un tema de "software" en la Liga MX.

Así justificó el titular del organismo, Decio de María, la confusión por el estatus migratorio de varios refuerzos extranjeros que no jugaron el pasado fin de semana pero sí lo hicieron en el arranque del Clausura 2013.

Por ello, descartó que exista la posibilidad de sanciones por alineaciones indebidas y aseguró que ningún club actuó de mala fe.

"Pero aquí no hay dolo de nadie, hay confusión, hay lo que quieran pero no es un tema de dolo"

"No es un tema de buscarle nombre al tema, de quién lo autorizó, hay todo un sistema de cómputo que autoriza o desautoriza cada vez que inicia un partido en la jornada que quieras. Se llena la cédula, se valida y el sistema de cómputo o el software te valida o no quién está autorizado para jugar", explicó.

"No es un tema de personas, es un tema de software".

Es decir, que para el sistema de la Liga MX no era un requisito que los refuerzos extranjeros recién llegados contaran con una visa de trabajo, como lo exige la nueva Ley que entró en vigor el 9 de noviembre. Lo único que pedía la Liga para registrar a los futbolistas foráneos era que hubieran iniciado algún trámite migratorio.

Aunque aseguró que desde que se publicó la Ley avisaron a todos los clubes sobre los nuevos requisitos, De María aceptó que fue hasta después de la primera jornada cuando se "metieron" al tema.

"La Jornada 1 empezó el 4 de enero, los trámites estaban iniciados, mucha gente todavía no estaba ni siquiera en México; el 7 de enero que fue cuando platicamos de este tema fue cuando efectivamente nos metimos, cuando todas las partes nos conectamos", expresó.

"Pero aquí no hay dolo de nadie, hay confusión, hay lo que quieran pero no es un tema de dolo".

Antes de noviembre, los futbolistas extranjeros podían ingresar a México como turistas y hasta después cambiar su estatus migratorio. Sin embargo, ahora debían arribar a nuestro país con ese trámite realizado.

Es por ello que extranjeros como Mauro Matos fue deportado y regresado a Argentina hace un par de semanas.

También por esa razón, jugadores como los cruzazulinos Teo Gutiérrez y Nicolás Bertolo; el atlantista Joaquín Larrivey; los atlistas José Luis Chávez y Rodrígo Millar, entre otros como Wilberto Cosme, Juan Carlos Mariño y Omar Vázquez, de Gallos Blancos, viajaron hasta esta semana a consulados de México en Guatemala o Miami para tramitar las visas de trabajo. Ello a pesar de que Larrivey o los jugadores del Querétaro sí jugaron la Fecha 1 pero ya no en la 2.

Esto último porque Cruz Azul habría alertado a las autoridades migratorias a media semana al presumir en un boletín un permiso especial con el cual podría contar con Gutiérrez y Bertolo. Sin embargo, ese permiso nunca se trató de un documento sino que habría sido una concesión de las autoridades migratorias para que los futbolistas pudieran jugar.

Cuando otros sectores empresariales pidieron el mismo trato, las autoridades migratorias se habrían retractado en la concesión hecha a la Liga MX, que a su vez se vio en la obligación de sugerir a los clubes no utilizar a los extranjeros sin visas de trabajo.

"Ha sido un tema que ha generado una confusión en cuanto a los equipos, los despachos, los procedimientos y que finalmente tendrá que regularizarse durante esta semana", añadió el dirigente.

De María también mencionó que hubo casos en que los clubes se apuraron a realizar estos trámites. Ejemplo de ello fue el del americanista Narciso Mina, quien aprovechó el viaje de las Águilas a McAllen, Texas, a fines de diciembre, para acudir al consulado mexicano, obtener el permiso de trabajo y así jugar las dos jornadas que van del torneo.

El dirigente además aceptó desconocer si el Gobierno podría sancionar a los jugadores que laboraron sin visas de trabajo, pero aclaró que las autoridades migratorias han estado al tanto del tema en la Liga MX por lo que supuso no habrán multas.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios