Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Los saldos migratorios de la Liga MX

El problema de visas de trabajo se está resolviendo. (Video: Jorge Bustos)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, martes 15 de Enero del 2013

  • De los 20 extranjeros que llegaron, sólo 5 hicieron sus trámites correctamente
  • El abogado Enrique Urbina no cree que puedan ser multados de manera importante
Un total de 10 extranjeros que llegaron como refuerzos aún no han podido debutar en el Clausura 2013 por la tardanza de sus clubes para atender su estatus migratorio o las confusas directrices de la Liga MX.
 
La cifra sería mayor si el organismo que rige el futbol nacional hubiera sido tan claro en la primera jornada del campeonato como lo fue en la segunda, pues en ese caso serían 14 quienes esperarían debutar hasta el próximo fin de semana.
 
En total, para esta campaña llegaron 20 nuevos extranjeros y de ellos sólo fueron cinco quienes arribaron a México con la visa de trabajo tramitada desde su país de origen para cumplir así con la nueva Ley de migración, que entró en vigor el 9 de noviembre del año pasado.
 
Narciso Mina, del América; Robin Ramírez, de Pumas; Yovani Arrechea, del León, así como Avilés Hurtado y Christian Marrugo, del Pachuca, fueron los únicos extranjeros que arrancaron el torneo con sus papeles en regla, razón por la que disputaron sin problemas las dos primeras jornadas.
 
El abogado especialista en temas migratorios, Enrique Urbina, consideró que la confusión en el tema aumenta porque todavía no hay un Director designado del Instituto Nacional de Migración luego del cambio de poderes a nivel federal en diciembre pasado.
 
Sin embargo, también cree que es absurdo que los clubes de Primera División y la Liga MX no atendieran a tiempo el problema, pues la Ley entró en vigor el 9 de noviembre pasado, pero su Reglamento se publicó por primera vez desde el 25 de mayo del 2011 y luego el 28 de septiembre del 2012.
 
“Cualquiera de nosotros pensaría que son temas que da uno por hecho. Pero dices ‘¿cómo va a ser que una institución como ésta, de Primera División, no repare en pequeños detalles?’”, cuestionó Urbina.
 
“Yo creo que ahí falló la comunicación institucional entre Federación y el propio Instituto, pero para mí tiene que ver un poco con que no hay cabeza del Instituto tampoco”.
 
Una de las principales novedades de esa norma es que ya no permite a los extranjeros cambiar su estatus migratorio en México.
 
“Eso ya no existe, cuando una persona va a llegar a trabajar, sea futbolista, sea ingeniero o lo que sea, ya debe de venir con el visado de trabajo autorizado”, explicó.
 
“En la mayoría de los países así es, o sea, si tú vas a Estados Unidos como turista, maravilloso, pero el día que te hagan una oferta vas a tener que venir a México a recoger tu trámite”.
 
También consideró que los jugadores que participaron en la Jornada 1 sin visa de trabajo, como sucedió con tres elementos del Querétaro, uno del San Luis y otro del Atlante, podrían ser multados, aunque no de manera severa.
 
“Ahí procede una multa, no necesariamente una deportación, que el término correcto es expulsión”, señaló. “Pero no es una cuestión tampoco tan grave, me refiero desde el punto de vista económico”.
 
ARREGLAN SUS PAPELES

A pesar de que la Liga MX autorizó a todos los extranjeros participar en la primera jornada a partir del 4 de enero, la mayoría sin visa de trabajo, para la segunda fecha lo prohibió, razón por la que a partir de este domingo y lunes dichos jugadores viajaron a consulados mexicanos en ciudades como Guatemala, Honduras, Bogotá y McAllen, Texas.
 
Los futbolistas que participaron en la primera jornada de manera ilegal fueron el colombiano Jherson Córdoba (San Luis), el argentino Nicolás Larrivey (Atlante), el peruano Juan Carlos Mariño y los colombianos Omar Vázquez y Wilberto Cosme, estos últimos tres del Querétaro.
 
El titular de la Liga MX, Decio de María, justificó en una conferencia de prensa el lunes que los foráneos estuvieron habilitados en la Jornada 1 porque el sistema de registros así lo permitió, una vez que los dirigentes dieron el visto bueno porque los futbolistas habían iniciado los trámites por sus visas de trabajo.
 
Sin embargo, el viernes pasado sugirió a los clubes no utilizarlos nuevamente para evitar sanciones por parte del INM.
 
Además de los cinco foráneos que jugaron sin visa de trabajo en la Jornada 1, éstos son los jugadores que también comenzaron el trámite formal esta semana, a la espera de jugar la siguiente:
 
David Quiroz (ecuatoriano, Atlante), Rodrigo Millar (chileno, Atlas), José Luis Chávez (boliviano, Atlas), Teófilo Gutiérrez (colombiano, Cruz Azul), Nicolás Bertolo (argentino, Cruz Azul), Luis Apodí (brasileño, Querétaro), Oswaldo Henríquez (colombiano, Querétaro) y Andrés Rentería (colombiano, Santos).
 
Un caso similar es el de los extranjeros del San Luis, ya que el argentino Mauro Matos llegó a México el viernes pasado con visa de trabajo luego de ser deportado en un primer intento de ingresar a nuestro país antes del inicio del torneo.
 
Por esa razón, Jherson Córdoba viajó a Guatemala a realizar el trámite tras jugar la primera fecha, mientras que el argentino Juan Ezequiel Cuevas también espera el documento, aunque su situación es menos complicada pues esta vez regresó a México luego de jugar aquí entre el 2010 y el 2012, lapso en el que incluso tuvo un hijo en territorio nacional.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios