Recibe nuestro newsletter
 

Me falta mucho por dar: Cuauhtémoc Blanco

Mencionó que el cumpleaños 40 le llega sin rencores contra alguien. (Video: Andrés Echevarría)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, jueves 17 de Enero del 2013

  • El ex jugador del América y el Tri debió pasar su cumpleaños lejos de la familia y de los compañeros en Dorados

Ya con 40 años de edad, Cuauhtémoc Blanco reconoce que el tiempo pasa muy rápido pero aclara que todavía tiene piernas para no ponerse un límite como profesional.

Desde Culiacán, donde debió pasar su cumpleaños con pocas compañías porque sus colegas de Dorados están en Puebla para enfrentar mañana en Puebla a Lobos BUAP, el icono americanista y de la Selección Mexicana aseguró que llega a esta edad también ilusionado con algún día ser entrenador.

“Estoy contento con lo que he hecho y estoy feliz, yo siempre he dicho que hasta que las piernas aguanten y si todavía me siento fuerte, tengo que seguir adelante”, expresó vía telefónica a Medio Tiempo.

"Estoy contento con lo que he hecho y estoy feliz, yo siempre he dicho que hasta que las piernas aguanten y si todavía me siento fuerte, tengo que seguir adelante"

“Todos han sido grandes momentos y creo que me falta mucho por dar”.

Sin momentos especiales para destacar en su carrera, salvo el gol mundialista contra Bélgica, el de Copa Confederaciones contra Brasil y uno ante el Atlas de Ricardo La Volpe, a quien le festejó el tanto a unos metros recostado en la cancha, el “Temo” todavía tiene ilusiones y una de ellos es regresar a Primera División.

Sin embargo, ello no necesariamente para despedirse con el América sino tras lograr un ascenso con Dorados.

“Ya con 40 años, la verdad que el tiempo pasa muy rápido”, expresó. “Siempre he dicho que todo es mentalidad y gracias a Dios todavía seguimos aquí dando guerra en el futbol”.

Como regalo, Blanco esperaría regresar a la actividad el próximo fin de semana luego de sufrir a principios de diciembre, durante la Final que perdió ante La Piedad, una distensión de ligamentos que en principio se pensó sería peor y podría significar el adiós de las canchas.

Por ello imagina el regreso en la Jornada 4 del Ascenso MX el 26 de enero contra el Altamira en Culiacán, donde hoy debió continuar su rehabilitación sin festejos dignos de las cuatro décadas.

“Me falta mi familia, pero bueno, ya lo festejaré ahora que vaya a México”, mencionó.

“Pero la verdad que no ha parado de sonar el teléfono y estoy muy agradecido con toda la gente que me ha hablado”.

De esta manera, sólo Óscar Pérez, portero del San Luis en Primera División, es más grande que Blanco en las dos principales categorías del balompié azteca.

“Nada más quedamos él y yo vivos”, señaló bromista.

También mencionó que el cumpleaños 40 le llega sin rencores en contra de nadie, luego de hacerse una imagen de ídolo y villano, lo primero por sus logros futbolísticos, lo segundo en ocasiones por su personalidad.

“Siempre lo he dicho: o me quieren o me odian, pero yo simplemente trato de hacer bien las cosas y agradarle al público”, añadió.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios