Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Walter Ayoví, un ganador que cumple cuatro años en Monterrey

El ecuatoriano ha tenido una trayectoria de triunfos en México. (Foto: Sahid Hernández Rosete)
El ecuatoriano ha tenido una trayectoria de triunfos en México. (Foto: Sahid Hernández Rosete)

Sahid Hernández Rosete | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)
Monterrey, Nuevo León, México, jueves 24 de Enero del 2013

  • Su llegada a México estuvo llena de incertidumbre, pero se consolidó en el equipo más ganador de Rayados
  • Dos títulos de Liga y dos de CONCACAF, son los logros del ecuatoriano bajo la dirección de Vucetich
Hace cuatro años Walter Ayoví llegó al futbol mexicano para experimentar el jugar fuera de Ecuador por breve lapso de tiempo. Arribó a la Sultana del Norte para enfundarse en los colores albiazules del Monterrey, teniendo un total desconocimiento del balompié azteca y siendo también un completo desconocido en nuestro país.

Un 25 de enero del 2009, Ayoví se vistió de Rayado en Ciudad Juárez, Chihuahua, para enfrentar a los desaparecidos Indios, en un partido que finalizó empatado a un gol, desde entonces el nativo de Esmeraldas ha vivido glorias, títulos y algunos sinsabores, pero siempre con el claro objetivo de ser un ganador en donde se presente.

"Contento con la gente de Monterrey por haberme dado la confianza de poder estar aquí y el mantenerme creo que es lo importante. Yo quería salir (de Ecuador) por uno o dos años, pero el futbol es así y mis cuatro años han sido buenos, he aprendido muchas cosas, uno no deja de jugar, no deja de aprender, por eso creo que me he ganado convocatorias a mi Selección", comenta Ayoví a Medio Tiempo.

"Venía preparado para aceptar la decisión que tomara el entrenador que me tocara y gracias a Dios fui un bendecido el que me tocara 'Vuce"
Dos títulos de Liga, dos Concachampions, dos Mundiales de Clubes y un superliderato, es parte de lo que el sudamericano ha vivido durante su paso por el conjunto del Cerro de la Silla; pero también ha vivido la otra cara de la moneda, al ser rechazado por el ex técnico albiazul Ricardo La Volpe cuando ni siquiera había pisado la cancha, cuando el timonel argentino afirmó que no conocía a Ayoví, aunque todo cambió con la llegada de Víctor Manuel Vucetich al timón de la Pandilla.

"Yo venía preparado para aceptar sea cual sea la decisión que tomara el entrenador que me tocara y gracias a Dios fui un bendecido el que me tocara "Vuce", él me brindó su confianza porque obviamente yo llegué de cero, no conocía mucho el futbol mexicano y nadie me conocía a mí, pero lo importante era que yo venía preparado para el reto que me iba a tocar", comentó.

Hoy con orgullo Walter Ayoví puede presumir que cuando vistió por primera vez la camiseta del Monterrey, el escudo de los regiomontanos tenía solamente dos estrellas y cuatro años después de su llegada, la divisa albiazul luce seis estrellas, algo que atribuye a las ganas y el hambre de triunfo de todos los integrantes del plantel, incluyéndose él, a pesar de que nunca le ha gustado ser catalogado como una figura.

"Creo que eso es por las ganas de triunfar, es algo que le he dicho siempre a mi familia y a los entrenadores que he tenido la oportunidad de tener, a mí siempre me ha gustado ganar, sé que en la vida no siempre se puede hacer pero intentarlo es lo más importante y tener convicción de lo que uno puede dar.

"Siempre me he catalogado de esa manera, nunca me ha gustado ser la figura del equipo, simplemente trabajo porque cada día hay retos y porque cada día nos necesitamos de todos y gracias a Dios el equipo sigue creando con los títulos que se han dado, con los Mundiales de Clubes, son méritos de cada uno de nosotros, lo importante es seguir haciendo historia", dijo.

-¿Qué título recuerdas más de los logrados hasta ahora con Rayados?- "En especial los dos primeros. El de Cruz Azul porque fue mi primer campeonato acá, contento por todo lo que se vivió y por muchos jugadores que no habían vivido un título. El segundo (contra Santos) porque me enfrentaba a mi paisano (Christian) Benítez y hubo el respeto de compañeros porque los dos representamos a nuestro país (en la Selección de Ecuador), luchando cada uno por sus colores y gracias a Dios fui el afortunado en ganarlo; creo que fue el que más pasión tuvo por ser un equipo de aquí cerca, pero también el de Cruz Azul porque fue importante ganarle a un club tan importante", puntualizó Ayoví.

-¿Qué te ha aportado Vucetich para crecer como jugador y persona?- "Es un tipo que siempre me sorprende por su carácter y por su manera de ser, es una persona automáticamente ganadora, que le gusta triunfar y transmite muy buena vibra, transmite confianza a sus jugadores,  eso me enseñó a madurar más y me siento contento de haber llegado en el momento que lo hizo él, de hecho el día en que lo presentaron a él (Vucetich), me presentaron también a mí", recordó el ecuatoriano.

Algo con lo que ha tenido que lidiar Ayoví es con los cambios de posición a los que ha tenido que adaptarse en Rayados, pues Vucetich le pedido desempeñarse como lateral, volante y hasta contención, por lo que también ha sido criticado por su juego.

"Creo que hoy todos los jugadores deben de ser plurifuncionales, aprender a jugar en distintas posiciones, tener la facilidad de jugar en donde el técnico te pida, a veces no puedes dar tu mejor partido pero sí dar tu mejor esfuerzo y aportar en algo al plantel.

"Todos los jugadores estamos sujetos a la crítica, lo que nunca he hecho es ver la televisión, siempre me comentan que dijeron esto de mi, pues está bien. Siempre he sido una persona muy respetuosa y sé que la gente va al estadio a desahogarse y a veces toca aceptar de tal manera, pero uno nunca se puede poner a pelear con la gente porque el que sale perdiendo es uno, pero siempre trato de hacer lo mejor en la cancha", afirmó.

Ayoví desconoce su futuro, su contrato con los Rayados finaliza a mitad de año y todavía no sabe si renovará o no con los regios, pero de lo que sí está seguro, es de la manera en que desea ser recordado por la hinchada de la Sultana.
"Por el trabajo que realicé, por ser un jugador ganador, quiero irme con la cabeza en alto de que siempre pude hacer un buen trabajo y siempre traté de dar lo mejor de mí, agradecerle a la gente que creyó en mí y en los que no han creído, agradecerles por ese respaldo de siempre exigirme más", concluyó el '11' de la Pandilla.


AYOVÍ EN BREVES CON RAYADOS


El gol
"El gol que le marqué a Chivas allá en Guadalajara (Cl. 2011), nosotros con el empate clasificábamos, íbamos 2-2 y de 35 o 40 metros le pegué y con ese gol clasificamos directo".

El Clásico Regio
"Son partidos muy lindos que se disfrutan al máximo, es una guerra pero una guerra de compañeros de futbol, entre colegas y que se disfruta con la gente".

Monterrey, equipo ganador
"Siempre queremos ganar y le hemos demostrado a la gente que somos un equipo ganador y en los últimos años se han convencido de este plantel, nos sigue exigiendo y eso es bueno".

Lo que le ha dado el futbol

"Ser una mejor persona, un mejor hijo, mejor esposo, mejor padre, amigo, compañero y las cosas materiales que tengo para poder ayudar a mi familia y lo más lindo los títulos".

Su momento más difícil en la ciudad

"Me robaron un carro pero gracias a Dios no me pasó nada, todos estábamos muy preocupados y tensos en casa por lo que había sucedido, pero lo material es pasajero, ya quedó en el pasado".

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios