Danilinho, de la tormenta a la idolatría

Tras haber vivido una situación problemática, Danilo Verón hoy es visto como un ídolo por la afición de Tigres, contemplando cómo enterró una imagen conflictiva para ganarse la confianza.
 Tras haber vivido una situación problemática, Danilo Verón hoy es visto como un ídolo por la afición de Tigres, contemplando cómo enterró una imagen conflictiva para ganarse la confianza.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Llegó al conjunto felino como refuerzo de cara al Clausura 2011
  • Durante todo el 2012 se mantuvo a préstamo en el Atlético Mineiro en Brasil

Tras haber vivido una situación problemática, en la que un conflicto legal lo dejó mal parado en el futbol mexicano, Danilo Verón hoy es visto como un ídolo por la afición de Tigres, contemplando cómo enterró una imagen conflictiva para ganarse la confianza.   “Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido”, reza un dicho que bien aplica tanto para Tigres como para Danilinho, porque al estar lejos uno del otro, se valoraron mutuamente.   El mediocampista proveniente de Jaguares, arribó al conjunto auriazul como refuerzo de cara al Clausura 2011, en ese lapso rindió lo esperado, proporcionando pases para gol y convirtiendo el lado derecho de los felinos en un arma letal.   Sin embargo, en diciembre del 2011 se presentó una indisciplina extra-cancha de Danilinho, situación que lo marcó; la joven regia Priscila Jiménez lo acusó de agresiones físicas hacia su persona, esto durante una fiesta organizada por el jugador luego del partido de Vuelta de la Semifinal ante Gallos Blancos.   Danilinho había demostrado su capacidad futbolística, pero este hecho oscureció su paso en los felinos, al grado de que la directiva decidió desprenderse de él, al mismo tiempo que el volante manifestó su deseo de regresar a su país natal. Previamente, en torno al club se hablaba de sus constantes desveladas, su afición por la fiesta, y una rebeldía discreta que contradecía los objetivos del club.   Tras pasar un año en préstamo con el Atlético Mineiro, los felinos se dieron cuenta que Danilo era indispensable en la banda derecha, y que sin él, el sistema Ferretti no funcionaba igual. Elías Hernández no pudo llenar ese hueco que había dejado en todo el 2012; a su vez, el jugador brasileño se percató que el buen trato del entorno auriazul no se lo daban en otra parte y aceptó volver a la UANL. Eso sí, lo hace condicionado a entregarse y no dar escándalos, y hasta ahora ha cumplido, lavando su imagen en el campo, donde se ha vuelto un todo terreno.   “Es pasado (su problema legal), ahora hay que vivir el presente y hacer lo mejor para Tigres... estoy muy contento de estar en Tigres, un equipo que me hizo campeón, gracias a Dios estoy aquí y vine a hacer lo mejor; (en Brasil) me fue bien, infelizmente me pasaron cosas allá",  declaró Danilo en su regreso con Tigres, la única entrevista que se le permitió dar, en un efecto planeado para alejarlo de los medios.   “Espero hacer lo mejor dentro de la cancha para quedarme como ídolo dentro de Tigres... espero hacer lo mejor dentro de la cancha y con Tigres salir campeón", agregó, dejando una frase profética que empieza a cumplirse.   A Tigres no le importó que en Brasil lo tacharon de indisciplinado, que por esta razón no hacían efectiva la opción de compra; incluso, el técnico Ricardo Ferretti, lo defendió a capa y espada, aseverando que eran mentiras todo lo que se hablaba de Danilo en aquel país.   “No necesito (que me dé explicaciones), aparte es jugador de esta institución y es bienvenido como todos los jugadores que pertenecen a la institución; se fue, llegó, yo estuve en Brasil, sé mucho más cosas de lo que ustedes pueden imaginarse", dijo 'Tuca' sobre Danilo, cuando perfilaba su retorno.   “Es muy simple, ‘yo mato a un perro y todos son mata perros’, yo tengo la costumbre que si alguien pasa algo, tenemos que saber qué pasó en la situación o ¿nada más una parte?, para aplicar la justicia tienes que escuchar las dos partes… Aquí en Tigres, nunca ha habido problemas con él, nunca he tenido problemas”.   Con buen desempeño en lo que va del Clausura 2013, Danilinho ha confirmado que la directiva no se equivocó al traerlo de regreso; y en lo personal, él mismo sabe que no había mejor decisión que volver a Tigres y limpiar su imagen, según versiones de sus propios compañeros.   Hasta el momento tiene un gol en el torneo, pero su accionar habla mucho más que las estadísticas, puesto que le ha devuelto la movilidad que había perdido el equipo en la banda derecha. Es el motor de todos los avances del equipo, con una gran aplicación y un regreso formidables, siendo un quinto defensa cuando el equipo disputa la pelota en el área. En un torneo donde Emanuel Villa acapara reflectores, Danilo pone cimientos de acero en silencio, ganándose las palmas con puntos finos, y lavando su imagen de poco agradecido tras los incidentes del 2011.   Si bien en el año de título Danilinho ya se había ganado a la afición felina, el lapso que duró su ausencia provocó que la hinchada extrañara su futbol, y por ende, hoy no hay partido en que no se coree su nombre en ‘El Volcán’, confirmando así que tras la oscuridad vivida por el problema legal e indisciplinas en Brasil, Verón es un ídolo en tierra regia. Hoy goza de un regreso meteórico, y el mote de rebelde se le ha caído en su constante carrera por lavar la imagen que por sus propios escándalos manchó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×