Federico Vilar va por la marca de partidos consecutivos del 'Gonini' Vázquez...

El guardameta de Monarcas está cerca de igualar la marca de 184 partidos consecutivos en Primera División que posee Arturo Vázquez Ayala.
El guardameta de Monarcas está cerca de igualar la marca de 184 partidos consecutivos en Primera División que posee Arturo Vázquez Ayala.
 El guardameta de Monarcas está cerca de igualar la marca de 184 partidos consecutivos en Primera División que posee Arturo Vázquez Ayala.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  •  El arquero de Monarcas alcanzará la marca de más partidos jugados de forma consecutiva
  • Vilar igualará al “Gonini” Arturo Vázquez Ayala

El portero argentino argentino del Morelia, Federico Vilar, empatará una marca en el futbol mexicano que data de 1976: el mayor número de partidos de Liga jugados de manera consecutiva. Figura con el Atlante y ahora pilar en el cuadro michoacano, este viernes Vilar se meterá a la historia del balompié nacional al llegar a 184 encuentros de Liga disputados consecutivamente. Este récord le pertenece aún al legendario “Gonini” Arturo Vázquez Ayala, quien brillara con Pumas y Chivas en la década de los años 70. “Habla de una constancia, de una regularidad que he tenido en este tiempo, poco a poco se han sumado partidos, digamos que a uno lo que le hace feliz es jugar, estar en el campo y no pensar en los récords, esto es algo que ahora surge por continuidad, pero más allá de cualquier marca lo más importante es cómo se desempeñe uno en el equipo y lo que se consiga colectivamente”, mencionó Vilar en entrevista vía telefónica. Basta mencionar el nombre de alguien que inscribió su nombre en la historia para que la memoria los evoque y los haga volver desde algún rincón del baúl de los recuerdos. Cuentan los de mayor experiencia y edad, que no era difícil distinguir a Arturo “el Gonini” Vázquez Ayala: un histórico lateral izquierdo de Pumas fornido, aguerrido, para algunos era muy fuerte, pero otros lo catalogan de muy rudo. Su mayor logro fue marcar un gol para México en el innombrable Mundial 78’ ante Túnez. Tampoco costará trabajo, con los años, recordar a Federico Vilar. Arquero que destaca en nuestro balompié por ser uno de los poquísimos cancerberos extranjeros de la actualidad en nuestro futbol. El estilo de atajar, la vestimenta, el “3” en el dorsal y hasta la melena setentera, serán parte de la descripción de un arquero que escribe su nombre en letras de oro. Este viernes, el guardameta de Monarcas se pondrá al mismo nivel del “Gonini” y se podrán hablar de “tú” en el Olimpo de las marcas del futbol mexicano. En el encuentro ante el León, Federico Vilar, alcanzará esa cifra de encuentros jugados de manera consecutiva, algo que ha forjado desde el 23 de marzo del 2008, ya que de entonces a la fecha no ha perdido el puesto por ningún motivo. El “Gonini” lo consiguió desde el 27 de junio de 1971 hasta el 24 de julio de 1976. Toda una historia escrita semana a semana, partido a partido. - ¿Federico Vilar se convierte con esta marca en un histórico del futbol mexicano? “No lo sé, sinceramente soy un afortunado de poder hacer lo que me gusta, que es jugar al futbol, y ser parte de esta Liga, lo demás son marcas que se pueden dar con el paso del tiempo. No soy quién para opinar sobre si estoy o no en la historia”, respondió el arquero argentino. Además, agregó que no espera que la dirigencia de su club le dedique cierto tipo de reconocimiento, y tampoco lo encuentra pertinente. No creo que sea necesario, lo más importante es que en este partido debemos estar abocados a salir de la situación en que estamos, la preocupación es llevar al equipo a donde se merece. Más allá de que se consigue una marca importante no se necesita reconocimiento”, expresó. Eso sí, se dijo agradecido y feliz por el respaldo que ha encontrado en el entorno para lograr esta importante meta en su trayectoria. "Soy un afortunado de poder hacer lo que me gusta que es jugar al futbol y ser parte de esta liga, lo demás son marcas que se pueden dar con el paso del tiempo." “La verdad que es bueno en muchos aspectos, más allá de que siempre es más importante lo que se logre a nivel grupal, toda la familia que está junto a uno en las buenas y la malas, se ponen contentos por esta situación. Estar lejos de mi gente, no es fácil, pero saben que uno trabaja pensando en la gente que lo quiere a uno”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×