Transmistió Chivas esperanza a reclusos

Un balón y la libertad, cosas que poco o casi nada tienen que ver a simple apreciación, pero este día, Chivas hizo que ambas convergieran para crear ilusión y sueños.
CHIVAS11DEFEBRERO.mov
Guadalajara, Jalisco, México -
  • La cancha de pasto sintético que donó Jorge Vergara tuvo un costo de alrededor de 200 mil dólares
  • Los jugadores rojiblancos se mostraron felices por transmitirle alegría a los reclusos
  • Elder, un interno, espera conocer el Estadio Omnilife cuando cumpla su condena

Un balón y la libertad, cosas que poco o casi nada tienen que ver a simple apreciación, pero este día, Chivas hizo que ambas convergieran para crear ilusión y sueños.   Chivas comenzó la semana entrenando en un centro de readaptación social, en donde también inauguraron una cancha que dos años atrás, en la anterior visita, había prometido Jorge Vergara.   Una pelota de futbol volvió a “mover fibras”, ya que de manera atípica, el plantel rojiblanco sostuvo su práctica de este día en el Penal de “Puente Grande”. En dicho recinto habitan alrededor de 5 mil 500 internos, de los cuales, cientos fueron testigos de un sueño: ver a sus ídolos.   En representación de Jorge Vergara y Angélica Fuentes, el Presidente de Chivas, Dennis te Kloese, acompañado del Secretario de Seguridad Pública de Jalisco, Luis Carlos Nájera, inauguraron una cancha de pasto sintético que donó el propio club tapatío. Dicho terreno de juego costó alrededor de 200 mil dólares.   Mientras se llevaban a cabo los trabajos, el plantel estuvo interactuando en todo momento con los reclusos. Primero, les estuvieron regalando balones que pateaban mientras hacían algunos trabajos.   Pero uno de los momentos más emotivos llegó. Héctor Reynoso invitó a la cancha a dos internos, con quienes jugaron “torito”; la alegría, gritos  y aplausos, fueron aderezos que endulzaron el sueño de este par de convictos.   Durante la sesión, los internos, quienes en su mayoría estaban ubicados detrás de la reja que divide las áreas deportivas, de otras del Penal, estuvieron muy animados gritando “¡Chivas, Chivas!”, así como también “Ya mete goles Sabah”.   Otro instante para el recuerdo, fue cuando Benjamín Galindo y su Cuerpo Técnico, así como algunos jugadores, regalaron las casacas, camisetas y chamarras, razón por la que abandonaron el lugar prácticamente con toda su vestimenta despojada. También, el Cuerpo Técnico jugó una “cascarita” con un representativo de internos.   Ya en la recta final de la visita del Rebaño a “Puente Grande” los titulares repartieron autógrafos y generaron sonrisas, de esas que alimentarán el alma de muchos reclusos para toda su vida, ya sea en el encierro o en la libertad.   SE CONMUEVEN ELEMENTOS ROJIBLANCOS

“Quizás hasta más para nosotros deja algo para aprovechar todas las oportunidades que se te presentan en la vida. Creo que es algo difícil lo que se vive aquí, es un buen momento y la verdad es que estamos muy agradecido con los chavos que vinieron a estrenar esta cancha, fue una promesa”, dijo Dennis te Kloese, Presidente Deportivo de Chivas. “Me parece que es importante la labor que trata de hacer Chivas con la sociedad, y más por el compromiso que ya se tenía de regresar y poner esta cancha. Es una manera muy noble de que esta gente se sienta integrada a la sociedad, lo que les brinda el futbol como en todo el mundo, es una esperanza”, expresó Márquez Lugo.   “Hay muchas historias, sobre todo gente que está tratándose de reivindicar en la sociedad, eso a nosotros nos deja aprendizaje. Como equipo se siente lo que hay que trabajar a veces en la vida y hoy es aprender”, indicó Héctor Reynoso.   “Son muchas cosas las que piensas cuando vienes acá. Hay miles de historias entre esas personas, pero ahora que estamos acá te pones a pensar demasiadas cosas, es una ilusión para que el día de mañana los que se hayan equivocado vuelvan a vivir su libertad de una forma diferente, que puedan volver a nacer y sentir la vida afuera, ser otro tipo de personas, unos buenos seres humanos”, apuntó Marco Fabián.   CUANDO SALGA QUIERO CONOCER EL OMNILIFE: RECLUSO

El futbol es un deporte que mueve pasiones en casi todos los lugares. En el Centro de Readaptación Social de “Puente Grande” no es la excepción. Elder, un recluso que ya lleva nueve años internado, lleva los colores de Chivas arraigados en el corazón, por ello, cuando cumpla su condena irá a conocer el Estadio Omnilife.   “Es una cosa muy grande porque ya tengo mucho tiempo encerrado y la verdad ya tenía ganas de verlos en vivo. La otra vez (hace dos años) me tocó verlos aquí y me regalaron unas camisas, estuvo chido, la neta me da gusto que hayan venido, desde niño le voy a Chivas y toda la vida lo haré.   “Quiero ir a conocer el Omnilife, no lo conozco, hay que echarle porras a Chivas, ¿qué más?. Falta que se agarren (que mejoren) más pero ahí van. Cada fin de semana los oigo por el radio o los veo, ahí la llevan, les falta poco más y ojalá quedemos Campeones este año”, dijo el interno, a quién le faltan cinco años más de condena.   Por su parte, la cancha que fue donada este día por Chivas será usada por alrededor de 70 equipos que existen en el Penal. Elder, platicó un poco cómo es la vida en dicho lugar.   “A gusto, bien, te adaptas a las reglas que hay aquí con los custodios y trabajo social. Nos adaptamos, vivimos bien, bajo tranquilidad absoluta, tenemos nuestro deporte, nuestro horario, nuestras comidas. Independientemente de que estemos encerrados está bien esta cárcel, sí es lo mejor, sí nos estamos regenerando, sí nos sirve estar aquí y esperemos que cuando salgamos, no volver a caer”, finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×