Acapara Estados Unidos talento mexicano de la frontera

El sueño de José Antonio Romero Mendiola, portero de 16 años de edad, es uno de los más comunes: jugar para un equipo del futbol mexicano y después representar al país jugando como seleccionado...
 El sueño de José Antonio Romero Mendiola, portero de 16 años de edad, es uno de los más comunes: jugar para un equipo del futbol mexicano y después representar al país jugando como seleccionado nacional. Y su sueño se podría cumplir, pero en EU.
Ciudad de México -
  • La U S Soccer Federation busca abandonar el estilo de juego inglés y adoptar un estilo más parecido al de México
  • Para eso recluta jóvenes hispanos, principalmente mexicanos de varias ciudades fronterizas

El sueño de José Antonio Romero Mendiola, portero de 16 años de edad, es uno de los más comunes: jugar para un equipo del futbol mexicano y después representar al país jugando como seleccionado nacional. Y su sueño se podría cumplir, nada más que del otro lado de la frontera, donde está encontrando las oportunidades que no tuvo en los clubes del balompié nacional.   Nacido en Nuevo Laredo Tamaulipas, Toño es uno de los cientos de jugadores que cada año reclutan lo equipos de la Academia de Desarrollo Futbolístico de la Federación de Futbol de Estados Unidos (U.S. Soccer Federation), que después del Mundial de Alemania 2006 trabaja en un proyecto con el cual pretende dejar atrás el estilo inglés que adoptaron desde sus orígenes, y ahora buscan un concepto más a la mexicana. TALENTO CON RAÍCES MEXICANAS Bajo el cobijo de la Academia de Desarrollo Futbolístico de la US Soccer Federation, los equipos pertenecientes a ese programa “visorean”, eligen y reclutan a jóvenes jugadores. Para lo cual las ciudades de la frontera entre México y Estados Unidos se han convertido en una fuente de talento, principalmente para los clubes situados en los estados de Texas y California.   José Antonio Romero Mendiola ha llevado el mismo proceso. Después de ser elegido entre más de 350 jugadores mexicanos para recibir un entrenamiento en la Academia de Futbol del Chelsea en 2012, regresó a Nuevo Laredo y buscó una oportunidad en Santos Laguna, de la Primera División, y en Correcaminos, de la Liga de Ascenso.   Sin embargo no la encontró y fue el Laredo Heat, un club de una Liga de desarrollo estadounidense, no perteneciente a la US Soccer, en Laredo, Texas, quien le abrió las puertas.   Su talento lo llevó a realizar una prueba con la Selección Sub-17 de Estados Unidos y posteriormente fue invitado a formar parte de equipo Classics Elite de San Antonio Texas, donde está a punto de fuchar, con el objetivo de ser observado cada fin de semana y en un futuro poder ser parte del combinado juvenil de la escuadra de las barras y las estrellas.   Y aunque su sueño de defender la portería del América y vestir la camiseta del Tri continúa, Toño no ve con malos ojos jugar para Estados Unidos, ya que ahí es donde ha recibido el apoyo para formarse como futbolista profesional.   “Me invitaron para hacer unas visorías con la Sub-17 de Estados Unidos y ya ellos fueron los que me recomendaron al equipo de San Antonio. Y sí claro (le gustaría jugar con Estados Unidos), ahí fue donde me abrieron las puertas y claro que me gustaría jugar con ellos, ¿por qué no?”, comentó José Antonio en entrevista vía telefónica con Medio Tiempo.   BECAS UNIVERSITARIAS, “EL GANCHO” Otro de los factores por los que Romero Mendiola quiere jugar en suelo estadounidense es porque desea continuar con sus estudios “y allá es más fácil hacerlo que aquí en México”. Actualmente estudia la preparatoria y su idea es continuar con los estudios, llegar a la universidad para enrolarse en la carrera de astronomía o astrofísica.   “Mi idea es jugar futbol y seguir estudiando porque sé que el futbol no es para siempre. En Estados Unidos sería más fácil porque ahí lo combinan con la escuela, que acá en México porque acá es más complicado.   “Ya en la universidad me gustaría estudiar algo relacionado con la astronomía o la astrofísica, siempre me han llamado la atención”, manifestó.   Y en México sólo los Rayados de Monterrey pagan la educación a los futbolistas de sus equipos inferiores, mientras que todas las instituciones de la Academia de Desarrollo ofrecen escuela a  los jóvenes que reclutan.   “Aquí tienen dos avenidas, el futbol y la escuela, y si no juegan profesional pues tienen la universidad y todavía de ahí pueden brincar a la MLS, y el único club en México que les paga la educación es Monterrey, es el único club en México que paga la educación a sus jugadores (de Fuerzas Básicas)”, señaló por su parte Rodolfo Velarde, Gerente General del Classics Elite, club de la Academia de Desarrollo Futbolístico, también entrevistado telefónicamente.   SOBRAN JÓVENES TALENTOSOS EN LA FRONTERA CON MÉXICO Es tanto el talento que hay en la frontera, que de acuerdo a Rodolfo Velarde, clubes como el FC Dallas, Houston Dynamo y L.A. Galaxy de la Major League Soccer (MLS), por lo menos la mitad de sus plantillas Sub-16 y Sub-18 están conformadas por jugadores hispanos, en su mayoría mexicanos.   “De el porcentaje de los equipos como el FC Dallas, Houston Dynamo y Los Ángeles Galaxy, por lo menos el 50 por ciento de sus jugadores en las Sub-18 y Sub-16 son hispanos.   “La frontera está repleta de buenos jugadores, tanto que, por ejemplo, el FC Dallas, literalmente, ya tiene un equipo cada año de chavos de la frontera. En toda la frontera McAllen, Brownsville, Laredo, también en Ciudad Juárez, Monterrey. Además ciudades como San Antonio, Houston, Dallas también están repletas de hispanos”, destacó.   ADOPTAN ESTILO MEXICANO EN ESTADOS UNIDOS Rodolfo Velarde dio a conocer que desde 2007 en la Unión Americana existe un plan, encabezado por el ex futbolista y ex seleccionado nacional, Claudio Reyna, hoy Director de los Programas Juveniles de Futbol de la US Soccer, para cambiar la forma de juego que han mantenido por décadas.   Quieren cambiar el estilo rápido, de pelotazos y remates, a uno más de toque, de salir con pelota controlada y con jugadores más habilidosos, mismos que buscan, “visorean” y reclutan en las ciudades fronterizas, las cuales según Velarde, están repletas de buenos futbolistas hispanos.   “Si uno ve las plantillas de la Selecciones Sub-15  y Sub-17 hay mucho hispano, está repleto de hispanos. El entrenador es Hugo Pérez y el Director de Selecciones Claudio Reyna, así que el programa de entrenamiento para las Selecciones ya está más pensado para el hispano.   “Ya abandonaron el tipo de estilo inglés que no les sirvió para nada porque estaban tratando de enseñarle a otra gente a jugar como inglés, y como ahora la mayoría ya son hispanos pues quieren empezar a tocar el balón, esa es la nueva enseñanza, salir tocando desde atrás, toques rápidos y no como antes que la echaban para arriba buscando un remate y a ver si ganaban”, relató Velarde.   Según el directivo, ya no quiere jugadores “robóticos” y veloces, ahora el plan es tener futbolistas con más clase para tocar la pelota y con más “chispa”. Los estadounidenses quieren tener una figura tipo Carlos Vela o “Chicharito” Hernández.   “Quieren buscar a un Gio, a un Vela, a un ‘Chicharito’ que puedan meter a la Selección porque a ellos lo que les falta es esa gente con esa chispa, más habilidosa y no tan robóticos”, indicó.   EL CAMBIO, DESDE ARRIBA El Programa de Desarrollo Deportivo de la Federación (publicado en la página oficial de la US Soccer), creado por Claudio Reyna, de descendencia argentina, y Javier Pérez, Director Técnico de la Selección Sub-18, originario de Valladolid España, confirma la transformación que pretenden hacerle a su futbol.   Dentro de los conceptos básicos se pide a los jugadores “mantener un estrecho control de la pelota y al uso de diferentes técnicas de vueltas para alejarse del defensor. Pasar la pelota en el suelo, con ritmo, a diferentes distancias y al recibir el balón mantenerlo en movimiento”.   Quieren dejar en el pasado el contraataque y los pelotazos al frente, ahora buscan que la pelota sea llevada “desde atrás a través del centro del campo y desde allí hasta el último cuarto del campo”, y que se trate de mantener “la posesión de la pelota jugando de uno o dos toques”, incitando a los jugadores a  “apoyar y avanzar, creando opciones de pase”.   RESULTADOS A LA VISTA Basta ver la convocatoria de la Selección de Estados Unidos Sub-20, dirigida por el ex futbolista  uruguayo nacionalizado estadounidense, Tabaré Ramos, para empezar a ver los resultados de jugadores con ascendencia hispana.   De los 18 futbolistas llamados para disputar el Premundial Sub-20, que se llevará a cabo en Puebla del 18 de febrero al 3 de marzo de este año, nueve son futbolistas con origen latino.   Juan Pablo Ocegueda (Chivas), Javan Torre (UCLA), Luis Gil (Real Salt Lake), Benji Joya (Santos Laguna), Mikey López (Sporting Kansas City), Daniel Cuevas (Santos Laguna), Daniel García (North Carolina), Mario Rodríguez (FC Kaiserslautern) y José Villarreal (L.A. Galaxy), conforman el 50 por ciento del equipo estadounidense que buscará su boleto a la Copa Mundial de la especialidad Turquía 2013, que se jugará en junio de este mismo año.   Y mientras Estados Unidos intenta darle un giro a su futbol aprovechando el talento hispano, en México las ciudades fronterizas se convierten en una fuga de jóvenes talentos que buscan seguir su sueño en tierras norteamericanas debido a la falta de oportunidades en suelo mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×