Violencia en el futbol, muchas promesas y pocas soluciones

Iniciativas van y vienen, tanto gubernamentales como federativas, pero los incidentes violentos siguen vigentes y forman parte del día a día en el futbol mexicano.
 Iniciativas van y vienen, tanto gubernamentales como federativas, pero los incidentes violentos siguen vigentes y forman parte del día a día en el futbol mexicano.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • La variedad de episodios violentos e iniciativas para combatirlos contrastan con la ausencia de soluciones

Iniciativas van y vienen, tanto gubernamentales como federativas, pero los incidentes violentos siguen vigentes y forman parte del día a día en el futbol mexicano.   El último fin de semana confirmó la incapacidad de las autoridades para impedir agresiones como las sucedidas en Guadalajara, Querétaro y San Luis Potosí.   Pero así como esta vez hubo variedad de ejemplos violentos, los últimos meses han sido también ricos en iniciativas para combatir dicho mal, la mayoría de ellas dispuestas a disminuir a las barras, pero no a reconocerlas como parte de la afición para buscar soluciones integrales.   “Se trabaja mal con las barras y yo creo que lejos de aminorar el problema, se genera un odio, se genera un conflicto que ni siquiera debería de existir”, consideró el líder de la barra La Resistencia, del Querétaro, Amilcar Godínez.   En septiembre pasado, la Liga MX celebró una reunión del Comité de Seguridad con representantes de varios clubes, ante los cuales manifestó la necesidad de trabajar con los Congresos estatales para lograr un Plan Global de Seguridad. 

"Se trabaja mal con las barras y yo creo que lejos de aminorar el problema, se genera un odio"

Ello luego de que el titular del organismo, Decio de María, considerara que el problema principal está en la incapacidad de las autoridades estatales y municipales para castigar a los aficionados violentos.   Sin embargo, miembros de dicho Comité revelaron que después de esa reunión ya no se ha realizado otra y que en vez de buscar acercamiento con los Estados, lo prioritario en dicho organismo eran temas como la credencialización de las barras.   Apenas un mes después de la reunión del Comité de Seguridad de la Liga MX, el diputado local del D.F., Arturo Santillán, presentó una iniciativa de Ley de Estadios con la cual buscaba limitar la venta de cerveza, combatir la reventa e incluso enviar al Ministerio Público a los futbolistas que protagonicen broncas en la cancha.   En ese momento, el legislador aseguró que dicha iniciativa sería aprobada en diciembre pasado para que entrara en vigor en el actual Clausura 2013.   Además de que ello no sucedió, la iniciativa fue vista con desdén por la Liga MX al considerar que legislaba para evitar las acciones de barristas violentos, sin contemplar al resto de la afición.   Todavía hace un par de semanas, el Presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, Felipe Muñoz, reveló que estaban por presentar una nueva Ley del Deporte que incluiría aspectos para garantizar la seguridad en los estadios, luego de que los Estados no cuentan con normativas al respecto.   BARRA DE GALLOS CRITICA ESTRATEGIA

Líder de la barra La Resistencia, Amílcar Godínez consideró que la estrategia de las autoridades ha sido errónea porque no van más allá del problema superficial.   Aunque aceptó que los barristas tienen responsabilidad en tales incidentes, recuerda que la violencia tiene su origen, la mayoría de las veces, en la situación socioeconómica de los miembros de los grupos de animación, que aún así han disminuido su agresividad cuando trabajan en ello.   Como ejemplo recordó que varias barras como la suya han creado Asociaciones Civiles que buscan trascender de manera positiva en sus respectivos círculos sociales, ya sea con la organización de partidos a beneficio o la entrega de juguetes en comunidades marginadas.   “Muchas veces es un reflejo real de la juventud, los problemas que tienes de violencia, de falta de oportunidades, de falta de educación, de drogadicción, de un hogar destruido, son los que están en toda nuestra sociedad”, señaló.  

"Muchas veces es un reflejo real de la juventud, los problemas que tienes de violencia, de falta de oportunidades, de falta de educación, de drogadicción, de un hogar destruido"

“Eso que uno ve en un estadio no te sorprende cuando vas a una colonia popular o cuando te metes a una secundaria”.   Sobre los incidentes del fin de semana pasado en Querétaro, donde hubo 22 detenidos, explicó que fueron consecuencia de la frustración de los aficionados por la situación del equipo y no por enfrentamientos con la porra del Atlas.   También reclamó que medios de comunicación “inflaron” el partido al hablar de alertas máximas y pronosticar la presencia de hasta 5 mil aficionados del Atlas, cuando en realidad hubo la décima parte.   “Hasta al mismo estadio acude gente que no sueles ver, que no van todos los partidos, pero ahí estaban y quizás más de alguno con la intención de decir ‘oye, va a haber madrazos, qué divertido, vamos’”, criticó.   “Eso de una u otra forma genera alarma, genera violencia, con todo este bombardeo predisponen a la gente a que vaya a la defensiva, a que esté alerta”.   Aunque no estuvo en Guadalajara, aseguró que no le sorprendieron las agresiones a los más de 60 autobuses con afición del León e incluso al del equipo, ya que el Estadio Omnilife nunca ha contado con los adecuados operativos de seguridad, tarea del municipio de Zapopan, a diferencia de lo que sucede en el Jalisco, que pertenece a Guadalajara.   “Veo las imágenes de camiones con cristales rotos y todo eso y cada que vamos al Omnilife sucede lo mismo, siempre, siempre, ahí es de los estadios que más carecen de un operativo de seguridad”, señaló.   “Y tal pareciera que no les importa porque cómo puede ser posible que veas un video de un enfrentamiento que dura 7 minutos y en 7 minutos no llega un solo Policía cuando se supone que están ahí en las inmediaciones del estadio”.   ‘MÁS CASTIGOS, MÁS PROBLEMAS’

Además, el fin de semana tuvo incidentes con policías de San Luis Potosí encañonando a aficionados de Pumas para impedir que descendieran del autobús y se dirigieran al Estadio Alfonso Lastras.   Godínez consideró que esas acciones son contraproducentes, pues se suman a otras previas, como cuando les impidieron contar con “trapos” y mantas en las gradas, entre otras, para disminuir la cantidad de boletos para porras visitantes, mientras en Querétaro una pelea en el estadio, incluso entre personas ajenas a las barras, puede derivar en sanciones de hasta cinco años de cárcel, como consecuencia de la recién aprobada Ley de Espectáculos Públicos.   “Cuando te pones a ver teoría del Derecho, no hay ninguna sola teoría válida, buena, que diga que mientras más castigos y más leyes se van a reducir los problemas”, aseguró.   “Yo no puedo decir como mucha gente que ‘Decio de María es un tonto’. Si está en ese lugar no es precisamente por tonto, son personas capaces, muy inteligentes, eso es clarísimo. Entonces, ¿qué es lo que sucede?, no ignoran el problema, pero no hay voluntad para hacer algo diferente. Lo más fácil es decir ‘son unos desadaptados, son un problema, son escoria, son basura y trátalos así’”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×