Consejos y regaños impulsan a Marco Fabián

El despegue en lo futbolístico de Marco Fabián se ha asomado en dos episodios muy similares. El mediocampista de Chivas aseguró que los regaños que le han dado los entrenadores, le han servido.
espfab01mar.mov
Guadalajara, Jalisco, México -

 

  • Cuando Real y Galindo lo impulsaron públicamente, su futbol mejoró
  • La falta de confianza lo ha mermado
  • Sigue en duda para el duelo ante Pumas del próximo domingo

El despegue en lo futbolístico de Marco Fabián se ha asomado en dos episodios muy similares. En marzo del 2011, el entonces técnico de Chivas, José Luis Real, le envió un mensaje a través de los medios, aunque antes ya se lo había dicho cara a cara. “Que deje de ser ‘Marquito’, la promesa”, declaró en conferencia de prensa el entonces timonel de Chivas, José Luis Real. Benjamín Galindo, actual técnico del Guadalajara, acudió al mismo recurso. El “Maestro” envió el mensaje directo: “cuando se decida, será el mejor”, dijo el técnico zacatecano. En exclusiva con Medio Tiempo, Marco Fabián reconoció que los regaños lo han impulsado a salir adelante, a retomar el camino y volver a ser el que todos esperan. Además, reconoció que es mera coincidencia que estos dos hechos hayan sido significativos para que su futbol resurgiera. “No es necesario que los técnicos lo hagan, puede resultar una coincidencia pero cada consejo me ayuda, cada regaño te impulsa u orienta para retomar lo que estás dejando de hacer, y más de las personas que vienen, como los casos de los directores técnicos. Solamente lo tomo de esa forma, y en cada juego trato de salir a brillar y dejar todo dentro de la cancha”, señaló Fabián de la Mora.

 

"Cada consejo me ayuda, cada regaño te impulsa u orienta para retomar lo que estás dejando de hacer, y más de las personas que vienen, como los casos de los directores técnicos". Esos llamados de atención, también le han ayudado a madurar dentro y fuera de la cancha. “Hoy estoy con mucha más madurez, creo que mientras pasa el tiempo te das cuenta de las cosas que dejas de hacer, lo bueno y lo malo, y encuentras ese ritmo fuera de la cancha para ser mejor jugador y persona y lo asimilas de la mejor manera. Vienen cosas importantes y tengo metas claras y los quiero cumplir, para ello debo mantener demasiada disciplina y ambición de lograrlo”, reconoció. Aunque también explicó que uno de los factores que no le han permitido explotar a tope su futbol, semana a semana, ha sido la falta de confianza personal y grupal. “Siempre he dicho que el jugador se basa mucho en su estado anímico, en la confianza, en atreverse y creer en uno mismo, y hay momentos en los cuales esa confianza disminuye un poco, pasa porque quizá el equipo no saca los mejores resultados, que no estás en buen momento o que no te salen las cosas y eso disminuye tu confianza. Hoy el equipo tiene un nivel de confianza que le ha permitido jugar cada vez mejor y en lo personal encuentro poder tomar esa batuta para ayudar al equipo con la inteligencia de concretar o de dar un pase de gol, eso ha mejorado y me ha ayudado”, admitió. Aclaró que fuera de la cancha no tiene distractores que lo mantengan alejado de sus objetivos. Tampoco el interés que ha existido desde el balompié germano fueron un distractor a considerar, dijo. “Llevo una vida demasiado ordenada, siempre apoyándome en mi familia, he tenido errores y los he asimilado, me ha ayudado a valorar las cosas, a veces las cosas no salen bien, y yo baso todo en la confianza. Se rumoraba que me estaba afectando el tema de Europa y es falso, siempre estuve seguro que eso nunca me afectaría y mis metas siguen claras”, apuntó. Finalmente, reconoció que su futbol no tiene un tope fijo, y en la medida en que siga madurando, su compromiso a aportarle más al equipo se incrementa. “No me conformo con nada, y por lo mismo no me pondré un tope. Soy de los que ha demostrado muchas cosas pero siempre creo que puedo dar más, todos los días se aprende algo y vas madurando aún más. No tengo tope y me siento en muy buen nivel pero puedo dar más y me faltan cosas por vivir y competir, así que creo que el techo aún queda muy alto para mí”, finalizó. "No me conformo con nada, y por lo mismo no me pondré un tope. Soy de los que ha demostrado muchas cosas pero siempre creo que puedo dar más". SIGUE EN DUDA ANTE PUMAS Su actuación en el encuentro de este domingo ante los Pumas sigue en duda, puesto que mientras el equipo tuvo una ligera sesión de trabajo combinando el trabajo físico y futbolístico, el mediocampista hizo trabajo regenerativo, supervisado por el kinesiólogo Luis Fosati. Fabián estuvo breves minutos en la cancha, haciendo un trote leve y probando la mejoría de su rodilla derecha, la cual fue la perjudicada en la lesión que sufrió este jueves.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×