Hace de las suyas el Ritual del Kaos

Las medidas de la directiva para prohibirle la entrada a la barra Ritual del Kaos se quedaron sólo en el papel.
Sin embargo la Monumental se las ingenió para entrar.
 Sin embargo la Monumental se las ingenió para entrar.  (Foto: Edgar Malagón)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El anuncio de la directiva azulcrema tuvo poco eco entre los seguidores de la barra
  • La Sangre Azul superó en cánticos a las barras americanistas

Las medidas de la directiva para prohibirle la entrada a la barra Ritual del Kaos se quedaron sólo en el papel.

Pese a que la directiva que encabeza Ricardo Peláez anunció que no se le permitiría el ingreso a la barra, en los hechos la situación fue distinta. Los integrantes del grupo de animación entraron al inmueble y además se ubicaron en su lugar acostumbrado en la cabecera norte.

Desde ahí hicieron de las suyas con los seguidores celestes que se atrevieron a caminar por esa zona. Un par de aficionados con playeras de Cruz Azul padecieron las maldades de algunos integrantes como el robo de una gorra y a otro le escupieron en la cara.

Ninguno de los seguidores se defendió pues las amenazas de agresión continuaron y eran superados en número. Los policías resguardaban el ingreso a los túneles 48, 49 y 50, donde se ubica la Ritual del Kaos, pero ninguno de ellos estaba presente al momento de la provocación.

A la hora de apoyar, la atención se la llevó la barra Sangre azul que pese a la derrota en los primeros momentos se adueñaron de los cánticos ya que la porra de enfrente era menos numerosa que en otros partidos.

Con negativa de la directiva para que ingresaran los barristas de la Monumental y del Ritual, el volumen de los seguidores americanistas, que sí cantaban, eran opacados fácilmente por los celestes.

La barra visitante no paró de alentar a su equipo pese los goles en contra. Sólo fueron callados cuando la afición águila festejó los goles y hacían sentir el peso de su apoyo.

En cambio, las tribunas centrales del coloso de Santa Úrsula eran bicolor pues gran parte de los 67 mil 804 seguidores que acudieron al inmueble estaban repartidos entre colores azules y amarillos. CAMBIÓ ‘CHUCHO’ SILBIDOS POR APLAUSOS También los jugadores azulcremas recibieron su dosis de apoyo personal como le ocurrió a Christian Benítez que en el mismo partido cambió los abucheos por los aplausos.

El delantero del América había sido cuestionado desde la tribunas por sus fallas ante el marco sin embargo, esta tarde se reencontró con el gol y con un sector de la afición americanista. Al salir de cambio al 81' por Narciso Mina, la gente le aplaudió y le dedicaron porras de "Chucho, Chucho", además de ser felicitado por el estratega Miguel Herrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×