'Invasión Tigre', una invasión millonaria

La "Invasión Tigre" a San Luis, además de ser un viaje másivo de aficionados, tuvo un impacto económico importante para los negocios de la capital potosina.
 La "Invasión Tigre" a San Luis, además de ser un viaje másivo de aficionados, tuvo un impacto económico importante para los negocios de la capital potosina.  (Foto: Notimex)
San Luis Potosí, México -
  • Datos del Secretario de Turismo arrojan que hubo una derrama económica de 25 millones de pesos
  • Cada persona que viajó a la capital potosina al partido gastó entre 950 y dos mil pesos

La “Invasión Tigre” que la afición felina realizó a San Luis Potosi para presenciar el juego entre los Reales y el conjunto de la UANL, además de haber sido un viaje masivo sin precedentes de parte de los seguidores auriazules, también tuvo un impacto económico positivo para los negocios de la capital potosina. Se estima que casi 25 mil regiomontanos viajaron entre la tarde del viernes y la mañana del pasado sábado, para buscar estar presentes en el duelo que los Tigres finalmente ganaron 2-1 a San Luis, y aunque quizá en el plano deportivo su visita no fue tan grata, en cuestión de números fue beneficioso para los comercios y empresarios, pues los hinchas universitarios generaron una derrama económica de cerca de 25 millones de pesos, según datos proporcionados por Enrique Abud, Secretario de Turismo de San Luis Potosi. Los principales beneficiados fueron los integrantes de la industria hotelera y restaurantera, ya que la ocupación en todos los hoteles en el fin de semana fue al cien por ciento y era prácticamente imposible conseguir una habitación si no se había reservado previamente durante el transcurso de la semana, pues la mayor parte de los aficionados felinos que hicieron el viaje, pasaron la noche en San Luis y un número menor regresó a Monterrey tras concluir el partido. La ocupación hotelera total en San Luis, sólo se presenta durante la Semana Santa cuando los turistas de diversas entidades del país y algunos del extranjero, acuden a presenciar las celebraciones religiosas tradicionales que se realizan en esa época del año como la Procesión del Silencio, por lo que sorprendió a los comerciantes el que se haya presentado durante la “Invasión Tigre”. De igual manera restaurantes, bares y antros se vieron saturados antes y después del encuentro entre Reales y Tigres, incluso en ocasiones no se daban abasto para atender la gran demanda de las personas que buscaban alimentos y bebidas durante su estancia en la capital potosina, por lo que tuvieron que trabajar al máximo para cumplir con sus clientes. El estimado de gasto por persona que realizó la Secretaría de Turismo de San Luis Potosí, es que cada regiomontano que asistió al encuentro entre San Luis y Tigres del pasado sábado, pudo haber gastado entre mil 500 y dos mil pesos, sin embargo esta cantidad es variable dependiendo cada caso en particular, pues todo dependería si se viaja en autobús o automóvil, si se ocupó habitación de hotel o se regresó inmediatamente al finalizar el encuentro, la localidad en la que se compró boleto en el estadio, si dicha entrada fue adquirida en taquilla o en la reventa y lo que cada persona consumió de alimentos y bebidas. Un caso conservador de un aficionado con presupuesto ajustado, bien pudo haber ido y regresado de la capital potosina en autobús de viajes organizados, entrar al estadio y consumir hasta cuatro cervezas y haber comido y cenado para regresar terminando el juego, por menos de mil pesos, en caso de haber conseguido boleto en la localidad de 240 pesos, pagado su pasaje redondo de 450 pesos, haber destinado 250 pesos a alimentos y 120 pesos a cerveza durante el partido. En el caso de una familia de cuatro integrantes o un grupo de amigos que hayan decidido viajar en su auto y regresar hasta el domingo luego de pasar la noche en San Luis tras finalizar el partido, el costo total entre todos podría ser de hasta 8 mil pesos, es decir, el promedio de dos mil pesos por cada uno. Lo anterior, contabilizando las casetas de cuota de las autopistas de ida y vuelta que suman un total de 352 pesos; un auto mediano con un tanque de 52 litros, en el viaje se ocuparía casi tres tanques, es decir cerca de mil 700 pesos en gasolina. En alimentos entre la comida y cena del sábado, además del desayuno del domingo antes de volver a Monterrey, cada uno destinaría 380 pesos del presupuesto, es decir, un total de mil 520 pesos entre los cuatro; la noche de una habitación doble en un hotel de cinco estrellas costaría mil 400 pesos; además de los boletos de entrada al estadio y el consumo de cerveza, que en conjunto serían mil 840 pesos más, y si en la noche después del partido salieron a continuar la diversión en algún canta bar, en conjunto se llegaría casi a los ocho mil pesos de gasto total. De esta manera la “Invasión Tigre” a San Luis no sólo representó un hecho inusual en el apoyo de la hinchada felina en territorio ajeno, también fue productivo y de gran beneficio para los negocios de San Luis Potosi. LA 'INVASIÓN TIGRE' EN NÚMEROS

CANTIDAD

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×