Lamentan barras ser 'satanizadas'

Conscientes de que han sido responsables de muchos incidentes, barristas mexicanos también lamentaron ser satanizados pues aseguran que el fin último de sus agrupaciones no es la violencia.
Conscientes de que han sido responsables de muchos incidentes, barristas mexicanos también lamentaron ser satanizados pues aseguran que el fin último de sus agrupaciones no es la violencia.
 Conscientes de que han sido responsables de muchos incidentes, barristas mexicanos también lamentaron ser satanizados pues aseguran que el fin último de sus agrupaciones no es la violencia.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Representantes de grupos de animación reconocieron ser responsables del estigma violento

Conscientes de que han sido responsables de muchos incidentes, barristas mexicanos también lamentaron ser satanizados pues aseguran que el fin último de sus agrupaciones no es la violencia.   Sin ser partícipes de las últimas discusiones a nivel gubernamental o federativo, más bien señalados como innecesarios, los “hinchas” aztecas creen que sus agrupaciones ya son parte intrínseca del futbol nacional.   “Nosotros fuimos propiciadores de una violencia y de ese estigma que nos quedó”, aceptó José Alfonso Moreno, alias “El Choco”, de la “Unión Auriazul”, de Pumas.   Este aficionado relató que fue miembro de “La Rebel” del equipo universitario, hasta que se separaron por diferencias con los líderes de la primera agrupación.   “Estuve ocho años en “La Rebel” y tuvimos mucha libertad de todo eso, tanta libertad tuvimos que parte de nosotros la enfocamos también a la violencia y esa violencia ya nos rebasó o nos está rebasando”, indicó.   De cualquier modo, consideró que las barras permiten que muchos jóvenes encuentren un lugar donde expresarse, además de que matizó la situación en el Distrito Federal en comparación con otros puntos del país.   Sobre ello, explicó que el acercamiento entre barras que han promovido las autoridades policiacas de la capital ha sido muy positiva.   “Si hicieran ese trabajo estatalmente yo creo que avanzaríamos demasiado”, agregó.   Por su parte, Alejandro Alfaro, miembro de la “Ritual del Kaos” americanista, lamentó que exista animadversión hacia las barras, más allá de los incidentes de los cuales se responsabilizan.   “Tanto no está bien que haya violencia como tampoco está bien generalizar o hablar por hablar, o incluso denigrar o hacer comentarios despectivos acerca de los integrantes de una barra”, señaló.   “Mucha gente nos tacha de ‘ninis’, de simios, de que nos paga todo el club, entonces es hablar sin conocimiento de causa”.   Aunque muchas de las críticas también los tachan de imitadores porque las barras son originalmente sudamericanas, Alfaro dijo que el futbol es parte de la globalización.  

"Mucha gente nos tacha de ‘ninis’, de simios, de que nos paga todo el club, entonces es hablar sin conocimiento de causa"

“La barra es una diversidad de niveles socioeconómicos, de intereses personales, de formas de ver, de vivir, hay integrantes de barrios bien acomodados hasta gente de barrio bajo y es lo bonito que tiene”, defendió.   También coincidió en que es al interior del país donde la falta de capacitación de los cuerpos de seguridad genera tensión y a veces enfrentamientos.   “Bajas del camión, te empujan, te agreden, quieres establecer un diálogo con ellos y te callan diciendo que eres menos que ellos, que no tienes por qué hablar, que ni sabes hablar, o sea, es un trato hasta discriminatorio”, agregó.   REUNIÓN LEGISLADORES-FMF

Este medio día, diputados federales se reunirán con representantes de la Federación Mexicana de Futbol para analizar mecanismos para combatir la violencia en los estadios, sin que las barras hayan sido invitadas.   NEGOCIO, FOCO DE DISPUTAS

Alfaro reconoce que las barras en algunas ocasiones son proclives a convertirse en negocios en disputa por la venta de boletos y la gestión de los viajes. Precisamente esa es la razón por la cual “La Monumental” y la “Ritual del Kaos” son antagónicas, factor que los llevó a enfrentarse en el Estadio Neza ’86 hace un par de semanas.   Así, señala que la primera de estas barras está credencializada, pero que esas identificaciones son vendidas por los líderes ya que no las poseen los aficionados cuya foto aparece en ellas.   “Lucran con la gente del América y la playera del América, el sentimiento del América no tiene precio, entonces si ellos reciben una cortesía por parte del club mediante una credencial, no tienen por qué ponerle un costo”, señaló.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×