Las barras en México, camino a la perdición

Las alarmas encendidas hace un par de semanas por varios incidentes en estadios del país distan todavía de ser tan graves como en otras latitudes, donde los enfrentamientos no sólo son con puños y...
 Las alarmas encendidas hace un par de semanas por varios incidentes en estadios del país distan todavía de ser tan graves como en otras latitudes, donde los enfrentamientos no sólo son con puños y piedras, sino con pistolas y cuchillos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • A pesar de la violencia reciente, la situación en México dista de ser tan grave como en Sudamérica o Europa

Sudamérica y Europa están lejos, pero no lo suficiente en lo que respecta a la violencia entre las barras.   Las alarmas encendidas hace un par de semanas por varios incidentes en estadios del país distan todavía de ser tan graves como en otras latitudes, donde los enfrentamientos no sólo son con puños y piedras, sino con pistolas y cuchillos.   A pesar de ello, éste será nuevamente hoy un tema en la mesa, ya que representantes de la Federación Mexicana de Futbol acudirán a la Cámara de Diputados para analizarlo y tomar medidas antes de que sea tarde.   “Tenemos que actuar antes de que llegue a crecer esto demasiado, que ya no lo podamos detener; últimamente ha habido una ola fuerte de estos problemas y yo creo que los podemos detener”, aseguró el Presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara Baja, Felipe Muñoz, la semana pasada.   Apenas en febrero reciente, un hincha del club Tigre de Argentina falleció por un balazo en la vena femoral luego de un enfrentamiento con fanáticos del mismo equipo, al parecer por temas de boletos y viajes para partidos de Copa Libertadores, según la prensa de aquel país.   También hace un mes, previo al Lazio-Borussia M’gladbach por la Europa League, tres fanáticos del equipo alemán fueron acuchillados en Roma, mientras que en Bolivia murió un joven de 14 años, aficionado del San José de Oruro, durante un partido de Copa Libertadores, ya que torcedores de Corinthians lanzaron un petardo que le explotó en el ojo.   En los últimos 20 años, la ONG Salvemos al Futbol, con sede en Argentina, registra 117 muertes relacionadas con barristas.   En México las fatalidades han sido pocas, algunas más bien producto de accidentes, con varios heridos por armas blancas pero sin llegar a los niveles de otras regiones.   INCIDENTES MEXICANOS Alejandro Alfaro, miembro de la Barra “Ritual del Kaos”, del América , cree que la realidad mexicana está lejos de la de otros países, aunque no por ello deja de ser necesario revertir la tendencia violenta.   “Aquí son cosas leves, breves, aisladas, no pasa de que una patada, un golpe cuando se dan esos enfrentamientos, pero afortunadamente no ha habido incidentes como en Argentina, que ya van incluso armados”, consideró.   Entre lo más alarmante que registra la historia de las barras en México está el fallecimiento de Christian Bringas, miembro de “La Monumental” americanista el 7 de enero del 2012 a 15 kilómetros del Estadio Corregidora por un enfrentamiento con lugareños de la comunidad El Colorado, al parecer originado porque los aficionados quisieron asaltar una tienda.   En julio del 2008, otro seguidor de las Águilas murió cuando se impactó con la pared de un paso a desnivel en Guadalajara mientras llevaba medio cuerpo afuera del autobús que los llevaba al Estadio Jalisco.   Durante la Semifinal del Clausura 2011, Eduardo Mora, uno de los líderes de la “Lokura 81” del Morelia, fue acuchillado desde la oreja hasta el pecho afuera del Estadio Morelos, al parecer por un aficionado con camiseta de Pumas, a pesar de que el partido había sido frente a Cruz Azul. Por ello, le debieron reconstruir la yugular.   Líder de la “Unión Auriazul”, barra que recientemente se separó de “La Rebel” de Pumas, José Alfonso Moreno, alias “El Choco”, recordó que un miembro de su agrupación también fue herido durante la visita que hicieron al Celaya en el inicio de la Copa MX.   “Uno de nuestros compañeros que no contaba con boleto fue a la taquilla, se le acercaron otros y le dieron una puñalada”, relató. “Simplemente porque traía la playera, en ese caso seguíamos perteneciendo a “La Rebel” y se lo prometieron los de la barra local”.   NEGOCIO, FOCO DE DISPUTAS Alfaro reconoce que las barras en algunas ocasiones son proclives a convertirse en negocios en disputa por la venta de boletos y la gestión de los viajes. Precisamente esa es la razón por la cual “La Monumental” y la “Ritual del Kaos” son antagónicas, factor que los llevó a enfrentarse en el Estadio Neza ’86 hace un par de semanas.   Así, señala que la primera de estas barras está credencializada, pero que esas identificaciones son vendidas por los líderes ya que no las poseen los aficionados cuya foto aparece en ellas.   “Lucran con la gente del América y la playera del América, el sentimiento del América no tiene precio, entonces si ellos reciben una cortesía por parte del club mediante una credencial, no tienen por qué ponerle un costo”, señaló.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×