Se enfrenta Querétaro a una 'Misión Imposible'

Querétaro tiene un panorama muy complicado, necesita remontar una gran brecha de puntos para poder salvar la categoría, lo cual luce casi imposible.
 Querétaro tiene un panorama muy complicado, necesita remontar una gran brecha de puntos para poder salvar la categoría, lo cual luce casi imposible.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • En los últimos 10 años ningún equipo se ha salvado con desventaja de siete puntos a cuatro fechas del final
  • Este fin de semana podría definirse el descenso en el Clausura 2013

El pasado ha condenado a Gallos Blancos. La derrota de Querétaro ante Cruz Azul, combinado con el triunfo de San Luis contra Atlante, ha colocado a los emplumados ante un reto que nadie ha superado en los últimos 10 años y con la posibilidad de que todo quede definido el próximo fin de semana. Pese a ir ganando ante La Máquina celeste, Gallos Blancos cayó y quedó estancado con 98 puntos en la misma cantidad de partidos, mientras que San Luis derrotó al Atlante para dejarlos en el penúltimo lugar de la tabla porcentual con 105 unidades en 98 encuentros disputados, es decir, una diferencia de siete unidades, y ocho puntos con el Puebla, una brecha que de acuerdo al historial del descenso parece imposible de recortar. En las últimas 10 temporadas, la ventaja más grande que un equipo ha logrado remontar para salvarse es de cuatro unidades y en parte ayudado por la regla del 20/11 que no cumplió el propio equipo queretano en el Clausura 2007. En la Fecha 13 de aquel torneo, Santos estaba a cuatro unidades de los emplumados y de hecho al final de las 17 fechas, Querétaro terminó con 40 puntos en 34 partidos para un porcentaje de 1.1765, pero la reducción de tres unidades por no cumplir con los minutos de jugadores lo hizo terminar con un porcentaje de 1.0882 mientras que Santos llegó a 1.1471 con 117 puntos en 102 partidos jugados. Puebla en el Clausura 2008 remontó, aunque fue una desventaja de sólo dos puntos ante el Veracruz, para mantener la categoría y mandar a los escualos al infierno. También San Luis pudo recuperar una diferencia de apenas un punto ante Dorados y terminar salvándose por diferencia de goles, pues en puntos quedaron empatados. NECAXA YA LO VIVIÓ Y NO SE RECUPERÓ Fue Necaxa en el Clausura 2011 quien se encontraba en la misma situación que hoy atraviesa el equipo de Ignacio Ambríz. Tras la Fecha 13 en la que perdieron como locales ante San Luis por 0-2, los Rayos tenían una diferencia de siete unidades con el Querétaro a cuatro fechas de concluir el campeonato. Necaxa no pudo recuperarse de tal desventaja y terminó descendiendo un par de fechas después, al empatar el sábado 16 de abril del 2011 contra el Atlante. No con siete puntos de diferencia, pero muy cerca con seis; Gallos Blancos no pudo remontar esa desventaja con el San Luis en el Clausura 2004 y terminó descendiendo pese a tener dos jornadas más con respecto al actual campeonato, pues en aquella temporada se disputaron 19 jornadas al ser 20 equipos en la Primera División. Estudiantes, el más reciente descendido, también estuvo a seis puntos del Atlas y no logró recuperarse, por lo que se fue a la Liga de Ascenso. TODO PODRÍA TERMINAR ESTE FIN DE SEMANA Una derrota de Querétaro combinado con un triunfo de Atlante ante Chivas y un empate o victoria de Puebla contra Jaguares pondrían una diferencia de nueve unidades con el penúltimo lugar con la misma cantidad de puntos por disputar, por lo que se haría oficial el descenso de Gallos Blancos en la Jornada 14 del Clausura 2013 ante la diferencia de goles de -63 que tienen por -38 de La Franja. Incluso, si Atlante suma un empate ante Chivas, y Querétaro no gana en Morelia, los emplumados estarían obligados a ganar los tres partidos que restan y que los Potros de Hierro no sumen ni un punto en lo que reste del campeonato, por lo que el destino de Gallos Blancos hacia la Liga de Ascenso se podría definir en el estadio Morelos este fin de semana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×