No todos estamos bien: Edwin Hernández

La bipolaridad que sufrió León en menos de un año durante su regreso al máximo circuito es el reflejo de un equipo que terminó con su principal arma: el juego en conjunto.
La bipolaridad que sufrió León en menos de un año durante su regreso al máximo circuito es el reflejo de un equipo que terminó con su principal arma: el juego en conjunto.
 La bipolaridad que sufrió León en menos de un año durante su regreso al máximo circuito es el reflejo de un equipo que terminó con su principal arma: el juego en conjunto.  (Foto: Notimex)
León, Guanajuato, México -
  • León cierra el torneo en casa recibiendo al Atlante
  • Nery Castillo trabajó por separado recuperándose de la contractura muscular que sufrió la semana pasada

La bipolaridad que sufrió León en menos de un año durante su regreso al máximo circuito es el reflejo de un equipo que terminó con su principal arma: el juego en conjunto. Edwin Hernández lo reconoció, el equipo ha buscado levantarse de este bache por el que atraviesa a costa de alguna individualidad durante los partidos. “No te puedo decir que todos estamos bien, sería mentirte”. Apenas el pasado fin de semana ante Jaguares el lateral de la Fiera se colocó como el segundo mejor anotador del cuadro Esmeralda con el gol de último minuto que significó el empate para los dirigidos por Gustavo Matosas. De esta manera León evitó su octava derrota del Clausura 2013. "Cada quien sabe cómo trabaja, cada quien sabe cómo está rindiendo, no te puedo decir que todos estamos bien" El "Aris" evitó hablar específicamente del bajo rendimiento de algunos de sus compañeros, “sería como hablar mal de mi hermano”. Sin embargo, admite que pese a estar entre los últimos del campeonato no siente presión en lo individual, ya que se ha brindado completamente por el equipo. “Cada quien sabe cómo trabaja, cada quien sabe cómo está rindiendo, no te puedo decir que todos estamos bien, sería mentirte, pero cada quien sabe y se valora en su rendimiento. En mi caso yo no tengo presión de nada, estoy seguro del trabajo que he hecho y a quien quieras preguntárselo, él te responderá de diferente manera, pero en mi caso estoy tranquilo de la labor que he hecho en este torneo, aunque el equipo no ande del todo bien”. Hernández desechó la idea de un vestidor roto en León, aunque no niega que los roces entre compañeros se han dado por la falta de resultados. “No está partido, la verdad no sé de dónde sacan eso. Tampoco está sólido como el torneo pasado, sí hay reclamos porque a nadie le gusta perder y este equipo es ganador, por eso los reclamos de que no las metemos o que estamos distraídos, pero eso es normal en el futbol para exigirle al compañero, nunca de mala intención y espero que igual sepan que no pasa nada malo en el vestidor”. Este fin de semana ante el Atlante, la Fiera quiere despedirse de su afición con un triunfo. “El equipo tiene que sacar la casta y la garra aquí en casa porque también le hemos quedado a deber a la afición al no ganar. Creo que con todo el apoyo que nos dan tienen el derecho de exigirnos, así que tengan por seguro que vamos a hacer lo mejor para que el equipo gane y la gente esté con ese buen sabor de boca”, destacó el ‘Aris’.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×