Reconoce Lapuente que Puebla no debía sufrir así

Satisfecho porque vio a la afición y directiva poblanas felices por la virtual salvación, el entrenador Manuel Lapuente reconoció que no debían haber sufrido de esta manera.
MANOLO LAPUENTE.mov
Puebla, Puebla -
  • El DT del Puebla relató que Jesús López Chargoy y su hermano Hugo, este último presidente del San Luis, celebraron la salvación

Satisfecho porque vio a la afición y directiva poblanas felices por la virtual salvación, el entrenador Manuel Lapuente reconoció que no debían haber sufrido de esta manera. Tras el empate por 1-1 frente al Atlas, que les asegura la permanencia en Primera División a falta de que el Querétaro no marque más o menos 17 goles en dos partidos, el timonel reconoció la paciencia y agresividad que mostraron sus jugadores esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc. Lapuente reconoció que fue sorpresivo haber perdido alrededor de 10 u 11 puntos a lo largo del campeonato porque les empataban o ganaban partidos en los últimos minutos. “Definitivamente estábamos aquí para que el equipo no sufriera del descenso y lo cumplimos hasta después, ya con muchas penurias, contra un gran equipo como el Atlas", mencionó. “Pero nosotros hicimos un buen partido, en el primer tiempo ellos no tuvieron un sólo tiro a gol o un tiro de esquina, entonces habla bien de los muchachos que tuvieron las dos cualidades para ganar un partido: paciencia y agresividad”. Lapuente relató que al final del partido quienes bajaron al vestidor para felicitar al plantel no sólo fue el presidente del club, Jesús López Chargoy, sino también su hermano, Carlos Hugo López Chargoy, a pesar de que este último es propietario y presidente del San Luis. “Los vi contentos, bajaron los señores López Chargoy, que me tuvieron mucha paciencia, sabíamos a lo que íbamos hasta el final, y yo estoy muy agradecido con ellos y los vi festejar, o sea que creo que al menos están tranquilos”, expresó. El estratega recordó que estaban acostumbrados a que eran ellos quienes sufrían las volteretas pero que esta ocasión fue al revés y que durante el poco tiempo que duró la ventaja del Atlas por el gol de Matías Vuoso nunca se imaginó definiendo el descenso en la última jornada frente al Querétaro, equipo al que visitarán la próxima semana en el Estadio Corregidora. “Era éste el partido, en nuestra cancha y con nuestro público (par salvarse) y yo creo que el apoyo del público fue grandioso desde el principio, fue base fundamental”, añadió. “Cuando nos metieron el gol no dejaron de empujarnos y eso nos ayudó mucho y qué bueno que los hicimos festejar”. Cuestionado si le preocupaba un posible veto por las agresiones con cohetones contra el Atlas al final del primer tiempo, Lapuente aclaró que no se percató de ello y que seguramente el utilero lesionado es “aguantador”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×