Vibra el Tec con el Tricampeonato de CONCACAF de Rayados

Al llegar el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, el éxtasis y la locura se desató en el Estadio Tecnológico.
Al llegar el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, el éxtasis y la locura se desató en el Estadio Tecnológico.
 Al llegar el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, el éxtasis y la locura se desató en el Estadio Tecnológico.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, Monterrey, Nuevo León, México -
  • Los aficionados albiazules jugaron su propia Final y vieron recompensado su apoyo con una celebración espectacular
  • Enorme gesto de los Guerreros, que hicieron 'pasillo' de campeón a Rayados, tal y como los regios se los hicieron en 2012

Al llegar el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, el éxtasis y la locura se desató en el Estadio Tecnológico, en donde la afición que colmó el recinto albiazul dio rienda suelta a su felicidad tras la obtención del histórico Tricampeonato de la CONCACAF Liga Campeones, al vencer 4-2 a Santos. "Tricampeón, tricampeón dale tricampeón", comenzó a cantar el Tec mientras la totalidad de las 33 mil almas reunidas ahí brincaban en sus lugares para hacer mover los cimiento de uno de los recintos futboleros más añejos y rústicos del balompié mexicano.   Todo el plantel de La Pandilla se reunió en el centro del campo junto con el Cuerpo Técnico para fundirse en un abrazo fratenal en celebración al nuevo título internacional obtenido, el tercero en fila y que les da el boleto para viajar el próximo mes de diciembre a Marruecos para disputar otro Mundial de Clubes. Después de que Santos recogió sus medallas de segundo lugar, el plantel lagunero se dispuso a hacerle el pasillo de campeón a los albiazules, al momento en que subieron por sus medallas de campeones y por el enorme trofeo que los acredita como Tricampeones de la Concachampions. Al momento de alzar la Copa de Campeones, diez chisperos delante del templete iluminaron la escena, lo mismo que una impresionante cantidad de fuegos pirotécnicos que surcaron el cielo de la Sultana del norte, así como miles de papeles dorados que anunciaban la obtención de un nuevo título para los regiomontanos. La Copa fue colocada en el tiro de esquina derecho del lado sur de la cancha, para que toda la plantilla rayada hiciera la clásica toma de ir en pos de ella y posteriormente dieron la vuelta olímpica sobre la pista que rodea la cancha del Tec, mientras la afición cantaba el himno albiazul que durante más de tres décadas ha acompañado al Monterrey. El plantel de los Rayados completaron la vuelta al recinto por segunda vez en la era de Víctor Manuel Vucetich, después de haber derrotado al mismo adversario del Apertura 2010, dejándose consentir por su gente, quienes en todo momento mostraron su orgullo de haberse consagrado nuevamente como el mejor equipo de la zona de CONCACAF, por lo que deberán de bordar su tercer estrella dorada en el escudo de sus playeras.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×