Jugadores de Chivas llevaron serenata a asilo de ancianas

Los jugadores de Chivas visitaron un asilo de ancianas y les llevaron serenata en el Día de las Madres.
Los jugadores de Chivas visitaron un asilo de ancianas y les llevaron serenata en el Día de las Madres.
 Los jugadores de Chivas visitaron un asilo de ancianas y les llevaron serenata en el Día de las Madres.  (Foto: José María Garrido)
Guadalajara, Jalisco -
  • Visitaron un asilo de ancianas, en el día de las madres

Este día, el plantel de Guadalajara vivió algunos de los momentos más emotivos de esta semana, en la cual se han encargado de realizar trabajos de altruismo en distintas instituciones que se dedican a dar apoyo a la sociedad. Los jugadores rojiblancos visitaron el asilo “Ancianas Desamparadas AC”, justamente en el día en que una madre menos descobijo debe sentir. Con una flor en la mano, Benjamín Galindo, técnico del Guadalajara, llegó y la ofreció a una de las ancianitas, en un humilde homenaje por su día. Mientras tanto, el personal de edición de video de partidos y entrenamientos, encabezado por Alberto Hernández, sacó el lado bohemio. Con guitarra en mano, todos los jugadores comenzaron a cantarles a las ancianitas “Las Mañanitas”. Lo que comenzó como una simple interpretación, se convirtió en una serenata de mediodía para las señoras que habitan dicho asilo. “Motivos” y “Gema” fueron algunas de las piezas que el grupo de jugadores entonó. Mientras tanto, algunos otros jugadores que, por su cuenta, convivían y platicaban con las abuelitas, tratando de hacerles pasar un rato ameno, se dedicaban más bien a escuchar un poco de sus historias. “Yo tengo once hijos, y pues ya ninguno me viene a visitar”, le dijo una ancianita, en su sillón reclinable, a uno de los integrantes del plantel. Una de tantas tristes y conmovedoras historia de la vida real, que seguramente removió los corazones de los jugadores rojiblancos en su visita al asilo, así como al resto de instituciones a lo largo de la semana. Así como contaron sus interminables anécdotas, ávidas de ser escuchadas por los jugadores rojiblancos, a quienes seguramente no identificaban con certeza, las ancianitas también recibieron atenciones de todo tipo. “¿Quiere otro pedazo de pastel, señora?”, le dijo Marco Fabián a otra abuela, con quien convivió prácticamente durante toda su estadía en el asilo. Para terminar con la visita –que concluyó bastante antes de lo previsto-, la foto del recuerdo. Los jugadores de Chivas, llevando a algunas de las ancianas en su silla de ruedas, en el ocaso de una semana que ha significado ponerse en los zapatos ajenos, antes que en los propios. Mañana sábado finalizará la semana de labor social para Chivas, con una convivencia en el Parque Metropolitano, de la capital jalisciense, con niños de “Unidos AC”, y el domingo habrá arrancado oficialmente el periodo vacacional de los futbolistas del “Rebaño”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×