Ascenso nostálgico: 'Ramoncito' y Arangio

'Ramoncito' Morales no espera un ascenso de Los Reboceros que signifique felicidad pura. Ícono de Toros Neza, Germán Arangio reconoce que sentirá nostalgia por ver a su ex equipo conseguir el...
 'Ramoncito' Morales no espera un ascenso de Los Reboceros que signifique felicidad pura. Ícono de Toros Neza, Germán Arangio reconoce que sentirá nostalgia por ver a su ex equipo conseguir el boleto a Primera División y de inmediato emigrar.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Ramón Morales y Germán Arangio reconocen sentimientos encontrados ante la Final por el Ascenso
  • Morales surgió de La Piedad y Arangio fue figura en Neza

Surgido de La Piedad, “Ramoncito” Morales no espera un ascenso de Los Reboceros que signifique felicidad pura. Ícono de Toros Neza, Germán Arangio reconoce que sentirá nostalgia por ver a su ex equipo conseguir el boleto a Primera División y de inmediato emigrar. La Final por el Ascenso de este año quedará marcada por la incertidumbre. Más allá de la ilusión que guardan las aficiones de ambos equipos por ver a su equipo subir de categoría, las amplias posibilidades de que ninguno permanezca en su sede provoca, por anticipado, sentimientos encontrados. De ello son reflejo Morales y Arangio, el primero nacido en La Piedad y surgido de la cantera de los Reboceros, el segundo quien dejó huella en el futbol mexicano como delantero de los Toros de finales de los noventa. “Eso me da un poquito de melancolía porque sería bueno que el equipo siga ahí en Neza, más que nada por la gente, aunque por lo que se comenta sé que el estadio no está en buenas condiciones y eso me da un poquito de tristeza”, manifestó Arangio. "Sería bueno que el equipo siga ahí en Neza, más que nada por la gente, aunque por lo que se comenta sé que el estadio no está en buenas condiciones" “El barrio, cuando no tiene muchas cosas por hacer y al equipo le va bien, el barrio crece, la gente crece”. El equipo mexiquense es ya propiedad del empresario Amado Yáñez, quien llevaría a Querétaro la franquicia, aunque también se especula con la posibilidad de que la traslade por un año al Estadio Azteca en caso de ascender. Más allá de esa situación, Arangio reconoce los sentimientos encontrados, pues entre la nostalgia también siente felicidad por la ventaja del equipo para ascender, luego del triunfo de 1-0 en La Piedad el miércoles pasado. “Yo me identifico con ese equipo y todo el tiempo siguen vivos los recuerdos, cada vez que me cruzo gente en la calle es Toros Neza. Pasé muchos años de mi vida ahí y fui muy feliz y que ahora esté en esta etapa un equipo de esa ciudad para mí es muy grato”, agregó. Por su parte, “Ramoncito” recuerda que fue en La Piedad donde se hizo futbolista, al llegar hasta la división de Ascenso con los Reboceros, antes de irse a Chivas. Con esa nostalgia también imagina un eventual ascenso, con su respectiva mudanza, luego de que el Presidente del club, Fidel Kuri, descartó garantizar la permanencia si vencen al Neza, ante rumores de que se trasladarían a Irapuato. “El que la ciudad tenga un equipo de Primera División como lo llegó a tener le da a la ciudad un prestigio, le da que la gente voltee a ver a La Piedad; puede generar empleos para la gente de ahí, entonces siempre es bueno”, señaló Morales. "El que la ciudad tenga un equipo de Primera División como lo llegó a tener le da a la ciudad un prestigio, le da que la gente voltee a ver a La Piedad". “Sería lamentable que no se pudiera tener más equipo ahí porque siempre ha sido un equipo de mucha tradición”, agregó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×