En el Rebaño Sagrado, la tradición hace punto y aparte

Durante décadas, Guadalajara se ha allegado de millones de aficionados a lo largo y ancho del País por diferentes factores: su rica historia, sus títulos, sus figuras y leyendas, y sobre todo, en...
Durante décadas, Guadalajara se ha allegado de millones de aficionados a lo largo y ancho del País por diferentes factores: su rica historia, sus títulos, sus figuras y leyendas, y sobre todo, en gran medida por su tradición.
 Durante décadas, Guadalajara se ha allegado de millones de aficionados a lo largo y ancho del País por diferentes factores: su rica historia, sus títulos, sus figuras y leyendas, y sobre todo, en gran medida por su tradición.
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Las lagunas al reglamento permitirán a los dos mexicoamericanos jugar para Chivas
  • Ambos defendieron los colores de Estados Unidos
  • Eric Ávila podría debutar con la rojiblanca este miércoles

Durante décadas, Guadalajara se ha allegado de millones de aficionados a lo largo y ancho del País por diferentes factores: su rica historia, sus títulos, sus figuras y leyendas, y sobre todo, en gran medida por su tradición.

Chivas es uno de los clubes que más ha sido fiel a sus costumbres y tradiciones desde que fue fundado: su uniforme a rayas rojas y cuatro blancas –que cuando sufre modificaciones, la afición lo recrimina-, el escudo y logotipo del club, y el hecho de que siempre ha jugado con futbolistas mexicanos.

Durante muchos años, esa tradición de jugar solo con “mexicanos nacidos en México” se conservó, hasta que los mexicoamericanos reclamaron su derecho que la Constitución les otorga con todas las de la ley, y algunos comenzaron a iluminar con luz propia, incluso, desde la cantera de Chivas.

Y es que, en base al mismo reglamento de la institución, para jugar en Chivas es un requisito no defender los colores de otra Selección que no sea la mexicana, sin embargo, no se especifica si es un impedimento que se haya defendido con anterioridad, o si es válido renunciar a los derechos en otro combinado nacional, y aplicar el gesto de desprendimiento absoluto: “dejo todo por Chivas”.

Es el caso de Eric Ávila y Juan Pablo Ocegueda, jugadores que nacieron en los Estados Unidos, pero por cuyas venas corre sangre mexicana. Sin embargo, ambos futbolistas cuentan con un punto que llama la atención: los dos ya han jugado en Selección Nacional de los Estados Unidos.

En su reglamento, Chivas no hace ninguna especificación concreta sobre cualquier Selección con límite de edad, y tampoco se señala si es impedimento haber jugado antes, y renunciar a ella para jugar con el Guadalajara.

Eric Ávila, jugador que este miércoles se podría estrenar oficialmente con la camiseta rojiblanca en el amistoso ante los Leones Negros, se va a quedar a préstamo en Chivas. Su historia es conocida: defendió a la bandera de las barras y las estrellas, pero en categorías inferiores.

Hoy ha renunciado a volver a tener dicho privilegio, según reconoció a Medio Tiempo el dirigente Dennis Te Kloese, ofreciendo una postura oficial sobre el caso.

“En el caso de Eric, se quedaría en el plantel; ahora estamos hablando con la MLS, ellos tienen que dar su visto bueno, hacer una serie de temas administrativos para que Eric llegue a préstamo. A final de cuentas, esto pasa por una decisión personal y familiar de no representar a una Selección como los Estados Unidos, que aquí es un requisito”, indicó el Presidente.

En Guadalajara, se aceptan solamente a futbolistas mexicanos, quienes hayan elegido jugar con la Selección Nacional Mexicana, según el reglamento. Nada dice sobre haber elegido a otra Selección en el pasado, y menos en categorías menores, lo cual es una evidente laguna en dicha reglamentación.

“Lo que ha pasado anteriormente en su etapa de juvenil, donde se le presentó una oportunidad para jugar para Estados Unidos, y ahora no hubo una oportunidad para jugar para México, es que en este momento él puede representar a los dos países.

"No hay ningún impedimento formal para que juegue para México y esa debe ser su aspiración al jugar para Guadalajara, tiene muy claro que no puede representar a Estados Unidos a nivel de Selección mayor y que no es opción al jugar para Guadalajara”, señaló Te Kloese sobre Ávila, quien a sus 25 años ya puede ser considerado por Jürgen Klinsmann para la Selección mayor de los Estados Unidos.

"A final de cuentas, esto pasa por una decisión personal y familiar de no representar a una Selección como los Estados Unidos, que aquí es un requisito."

En el caso de Juan Pablo Ocegueda, el joven canterano de Tigres y nacido en Riverside, California, pero de padres mexicanos, la situación es distinta: actualmente juega el Mundial Sub-20 para la Unión Americana, y a pesar de tener contrato con Chivas, no puede ser registrado en ninguna categoría representando al “Rebaño”. Para que ello ocurra, debe renunciar a volver a jugar para el vecino país del norte.

“Es otra edad, y estamos hablando de Selecciones Menores. Si él (Juan Pablo Ocegueda) en algún momento decide formalmente, y después de su participación en el Mundial para Estados Unidos, que él se quiere enfocar para Guadalajara, sabe cuáles son los términos para representar al Guadalajara y también a las selecciones que no sean México.

-¿Tendrá que renunciar a jugar para Estados Unidos?- “Así es”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×