'Presume' Miguel Herrera don de convencimiento

Más allá de ser el Director Técnico del equipo que más puntos sumó en el año futbolístico anterior, Miguel Herrera tiene otro gran éxito que, por no ser cuantitativo, poco mérito y espacio recibe:...
Ciudad de México -
  • Christian Benítez y Juan Carlos Medina, los dos jugadores que mejor respondieron a su discurso
  • Según el entrenador, América dejó de tener el poder económico de otros años
  • Inscríbete y participa en la Liga Fantástica

Más allá de ser el Director Técnico del equipo que más puntos sumó en el año futbolístico anterior, de haber hecho historia al ganar los tres Clásicos en un mismo torneo corto y de haber obtenido el undécimo título en la historia del América, Miguel Herrera tiene otro gran éxito que, por no ser cuantitativo, poco mérito y espacio recibe: convencer a sus jugadores. En noviembre del 2011, cuando el "Piojo" tomó el mando del América, jugadores como Miguel Layún, Juan Carlos Medina, Juan Carlos Valenzuela, Paul Aguilar y hasta Christian Benítez estaban en una prematura lista de transferibles que Herrera desechó y "cambió" por jugadores que conformaron al mejor equipo del último torneo en México al ganar el título del Clausura 2013.   A 19 meses de aquella época negra para las Águilas, Miguel Herrera habla por primera vez del "don de convencimiento" que lo ha llevado a ser un entrenador que maximiza los recursos y explota las cualidades de elementos que parecían muy lejos de tener argumentos para defender la playera azulcrema.   "Tengo claro que convenzo al jugador en que sus capacidades son muy buenas y en que tenga toda la confianza del mundo para hacer en la cancha todo por ser el mejor. Les digo 'equivóquense 100 veces, pero vayan 110 por reivindicarse'. Esa convicción y confianza que le transmito al jugador lo hace más incisivo para estar insistiendo.   "Es un método de convencimiento, de obligar al jugador a sentirse confiado en lo que hace, y si se equivoca, que lo vuelva a intentar. Lo leí en uno de los libros de (Michael) Jordan, que resalta sus errores y dice que eso fue lo que lo convirtió en el mejor jugador de la historia", expresó el "Piojo" en entrevista con Medio Tiempo. El DT Campeón del futbol mexicano pone como dos claros ejemplos al "Negro" Medina y al "Chucho" Benítez, pues uno deambuló por varios equipos antes de llegar a la gloria con las Águilas y el segundo superó con creces los ocho goles de su primer torneo para convertirse Tricampeón del rubro.   "Lo de 'Chucho' fue convencerlo de estar pateando a la portería siempre, de convencerlo en el primer torneo que la pelota no era para él, que él iba a terminar las jugadas de gol, pero que tenía que jugar para el equipo.   "Al 'Negrito' Medina lo pedí en todos los equipos, y cuando llegué acá y lo vi en la lista de transferibles dije que no se iba, y fue muy importante porque desde el primer partido que dirigí al América terminó haciendo el segundo gol en Querétaro; (Miguel) Layún lo dirigí en Veracruz, al 'Topo' (Valenzuela) en Tecos y de cada uno de los jugadores sabía lo que me podían dar", afirmó.   AMÉRICA YA NO COMPITE 'A BILLETAZOS' La forma de manejarse del América en las contrataciones también ha sufrido grandes modificaciones. Aquel equipo millonario que compraba al jugador que quería sin importar los ceros que tuviera detrás de él ha quedado en el pasado, según lo indica el propio entrenador de las Águilas, Miguel Herrera.   Ahora un presupuesto es otro de los "obstáculos" que debe superar el departamento deportivo de América para encontrar refuerzos, situación que el estratega ve con buenos ojos.   "Ya cambió esa historia, eso dejó de existir cuando apareció Cruz Azul, Toluca, Monarcas, Monterrey, Tigres, Santos, que tienen la misma cartera para buscar jugadores como los haces tú. América ya no es ese equipo que en los 70 y en los 80 quería un jugador de talla mundial iba y lo traía o lo arrebataba a 'billetazos'.   "Es bueno tener un presupuesto, es lógico para que no te gastes 100 mil pesos hoy y mañana un peso, y mañana otros 10 mil millones, tienes que tener un presupuesto y con eso reforzar al equipo si hay necesidad, tampoco es que te lo tengas que gastar. Creo que se han hecho los gastos pensando en lo que necesita (el equipo) y no despilfarrando", manifestó Herrera.   Sin embargo, no sólo es tener una limitante económica, pues Herrera es consciente que la elección de los refuerzos debe ser quirúrgica pues el margen de error para equivocarse es mínimo, pues no se tendrán todos los "recursos" para remediar una pifia.   "Es más responsabilidad del técnico y del área deportiva porque siempre me siento a platicar con Ricardo (Peláez) para ver qué es lo mejor para el equipo. Siempre terminamos pensando en que los refuerzos es una decisión de los dos y nos adecuamos al presupuesto que le dan al área operativa, y tampoco lo rebasamos", apuntó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×