Ángel 'Reyna' en el Puerto

Hace dos meses, mientras estaba concentrado con la Selección mexicana, el futuro de Ángel Reyna era incierto, ya que no encontraba acomodo en ningún equipo de la Liga MX.
Hace dos meses, mientras estaba concentrado con la Selección mexicana, el futuro de Ángel Reyna era incierto, ya que no encontraba acomodo en ningún equipo de la Liga MX.
 Hace dos meses, mientras estaba concentrado con la Selección mexicana, el futuro de Ángel Reyna era incierto, ya que no encontraba acomodo en ningún equipo de la Liga MX.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Lo hecho en tres jornadas contrasta con lo que hizo en sus dos últimos clubes, Monterrey y Pachuca

Su salida del nido de Coapa a finales del 2011, envuelta de polémica por unas declaraciones contra el Capitán Aquivaldo Mosquera, había sido como una maldición para el originario de la Ciudad de México, quien no pudo formalizar ni consolidar su relación, primero con Monterrey y después con los Tuzos.  

Luego de su nula participación con el Tri en la Copa Confederaciones 2013 y de no encontrar acomodo, Ángel Reyna parece que encontró en el Puerto de Veracruz el lugar ideal para reescribir su carrera como futbolista profesional. Misma que se ha visto manchada por episodios polémicos en los equipos por donde ha pasado en los últimos años.

Reyna quedó fuera de los planes de ‘Vuce’ para la siguiente campaña y encontró acomodo en el Pachuca, equipo donde brilló de manera individual, marcó cinco goles con los que ayudó al cuadro hidalguense a sumar nueve de los 20 puntos que consiguió en el Clausura 2013.

Sin cabida en Monterrey ni en Pachuca, las especulaciones comenzaron a rondar su futuro. Se habló de Chivas y hasta del futbol europeo, hasta que Veracruz decidió "pescarlo".

Desde la Jornada 1, Ángel se hizo sentir en la cancha y en el marcador, y aunque no pudieron ganar en su presentación, en las últimas dos fechas ha sido pieza clave para que los Tiburones estén en la cima de la clasificación tras tres partidos jugados en el Apertura 2013.

No te pierdas