Segunda derrota; CU en penumbras

Jornada cuatro y Pumas no sabe lo que es ganar. En su casa, donde se supone que se vuelve más fuerte, el cuadro universitario volvió a perder en su segundo partido como local del Torneo Apertura 2013.
Ciudad de México -
  • Los universitarios apenas han marcado un gol en las primeras cuatro jornadas del torneo
  • El conjunto del Pedregal suma un punto de 12 posibles en el Apertura 2013

Jornada cuatro y Pumas no sabe lo que es ganar. En su casa, donde se supone que se vuelve más fuerte, el cuadro universitario volvió a perder en su segundo partido como local del Torneo Apertura 2013. Hace ochos días los Gallos Blancos les pasaron por encima y les clavaron tres goles exhibiendo sus carencias. Hoy los Tigres de la Autónoma de Nuevo León se impusieron 2-0 a unos Pumas que no tienen ni pies ni cabeza, que no funcionan ni a la ofensiva ni a la defensiva. Fueron dos goles pero pudieron ser tres o hasta cuatro de no ser por las puntuales atajadas del arquero auriazul, Alejandro Palacios, quien logró mantener el cero en el marcador hasta el minuto 32. Un minuto después el "Pikolín II" volvió a aparecer bajo los tres postes pero esta ocasión la suerte no lo acompañó y tras desviar un disparo de Alan Pulido dentro del área, la pelota le cayó a Danilinho, quien sólo tuvo que empujar la pelota para inaugurar el electrónico en el Olímpico Universitario. El aparato ofensivo del conjunto local nunca llegó a CU y la reacción por igualar el marcador se quedó en intentos, pases fallados, centros largos, tiros desviados y  una nula coordinación entre los atacantes de la escuadra auriazul. Los regiomontanos tuvieron una tarde tranquila. Con el marcador a su favor se ordenaron y se metieron atrás en la segunda parte buscando liquidar el partido con un contragolpe. Y la fórmula le dio resultados a Ricardo Ferretti al minuto 57 en una jugada a velocidad por la banda de la izquierda. Damián Álvarez tomó la pelota en media cancha y la fue arrastrando poco a poco, ante la complacencia de la defensa. La "Chilindrina" apenas llegó al área, recortó hacia el centro y sacó un disparo de derecha que colocó en el segundo poste de Palacios para poner el 2-0 en la pizarra. Fue hasta ese momento que Antonio Torres Servín se animó a meter a Luis García a la cancha. Y aunque el español  le cambió un poco el semblante al ataque de los Pumas, también cargó con parte de la culpa, ya que en falló la más clara que tuvieron en toda la tarde cuando todavía le quedaban 30 minutos al reloj. Pero la sequía de goles de la escuadra auriazul se mantuvo y los Tigres de la UANL se llevaron sus primeros tres puntos del Apertura 2013 de la cancha del Olímpico Universitario, una cancha que parece nadie respeta.

No te pierdas