Clembuterol no es problema de salud pública: COFEPRIS

La presencia de Clembuterol en reses mexicanas nunca ha sido un problema de salud pública y, en comparación con el 2011, hoy es menos común consumir carne contaminada por dicha sustancia.
La presencia de Clembuterol en reses mexicanas nunca ha sido un problema de salud pública y, en comparación con el 2011, hoy es menos común consumir carne contaminada por dicha sustancia.
 La presencia de Clembuterol en reses mexicanas nunca ha sido un problema de salud pública y, en comparación con el 2011, hoy es menos común consumir carne contaminada por dicha sustancia.  (Foto: Getty, )
Ciudad de México -
  • En mil 500 muestreos a reses mexicanas, el 83 por ciento resultó sin la sustancia
  • La incidencia de reses con Clembuterol se redujo en más del 50 por ciento en dos años

La presencia de Clembuterol en reses mexicanas nunca ha sido un problema de salud pública y, en comparación con el 2011, hoy es menos común consumir carne contaminada por dicha sustancia. La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol supone de inicio que los dos futbolistas inhabilitados dieron positivo en exámenes antidopaje por motivos alimentarios y sin dolo. Sin embargo, la Comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios), Rocío Alatorre, aclara que en los últimos 3 años el 17 por ciento de las reses analizadas en un muestreo de mil 500 resultó con Clembuterol. “Hay una probabilidad muy baja, muy baja, despreciable, de que puedas encontrarte sistemáticamente carne con Clembuterol”, aseguró en entrevista con Medio Tiempo. “En el 75 por ciento de los rastros visitados, las muestras de Clembuterol fueron negativas en todos los animales, es una noticia que nos debe dar mucho gusto a los mexicanos” Incluso aclara que el riesgo de ingerir esa sustancia es menor al 17 por ciento, ya que la carne con Clembuterol detectada en esos muestreos es destruida. Además señala que en dos años esa tasa se redujo en aproximadamente el 50 por ciento, ya que en el 2011 era el 35 por ciento del ganado el que contenía la sustancia. “Hemos cerrado rastros, hemos aplicado sanciones, hemos destruido toneladas de carne y hemos impedido que carne con Clembuterol llegue a los hogares mexicanos”, agregó. “Sin embargo, sabemos que subsiste, cada vez en un grado menor, una práctica que es absolutamente ilegal”. La FMF actualmente investiga el caso de dos futbolistas de Primera División (Marco Jiménez, del Querétaro, entre ellos), que dieron positivo por dicha sustancia en exámenes antidopaje, tal como sucedió en el 2011 con cinco seleccionados en Copa Oro, así como en más de 100 futbolistas de diversos países durante el Mundial Sub 17 celebrado en nuestro país. “Se puede comer carne, la carne no representa un riesgo, al contrario, es una fuente de proteínas”, señaló. Alatorre recordó que el Clembuterol está permitido en diversos medicamentos porque es un auxiliar broncodilatador y mencionó que la contaminación en el ganado por esta sustancia es un problema regionalizado que se presenta sobre todo en el Centro del país. En ese sentido, aclaró que el Clembuterol no ha generado un problema de salud pública debido a que nadie ha muerto por ese motivo y porque la tasa de riesgo de intoxicarse es de 1 entre 1 millón. “La probabilidad de que llegue a tu plato es una probabilidad muy, muy baja, y la probabilidad de que llegue en una concentración para que te pueda hacer daño es todavía menor, entonces no es un problema de salud pública, es un problema de engorda de ganado”, afirmó. “Ni en el 2009 ni en el 2011, ni hoy en el 2013 la Secretaría de Salud pública ha externado que existe un problema de salud pública por Clembuterol”.

No te pierdas