Tiene Liga mínimas posibilidades de detectar dopaje

Un jugador de la Liga Bancomer MX puede doparse y correr sólo un 2.4 por ciento de riesgos para ser descubierto.
Un jugador de la Liga Bancomer MX puede doparse y correr sólo un 2.4 por ciento de riesgos para ser descubierto.
 Un jugador de la Liga Bancomer MX puede doparse y correr sólo un 2.4 por ciento de riesgos para ser descubierto.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • De 324 futbolistas que juegan por jornada sólo se hacen 8 exámenes

Un jugador de la Liga Bancomer MX puede doparse y correr sólo un 2.4 por ciento de riesgos para ser descubierto. Así de pequeño es el universo de jugadores que vigila el organismo, que ni siquiera realiza exámenes antidopaje en el Ascenso MX durante la Fase regular sino sólo hasta la Liguilla. En una jornada de Primera División son 324 futbolistas los que participan en los 9 partidos, 18 de ellos por cada uno de los 18 clubes, todos partícipes del sorteo para ir a alguno de los 8 exámenes antidopaje. “El sorteo se hace en la Federación de los dos juegos que van a ser examinados bajo control antidoping. (El día del partido) llega el oficial, nosotros elegimos a ciegas; en un saquito están los números de los jugadores que van a participar en el juego, se sacan dos de cada equipo, el médico contrario saca el del otro equipo”, explicó el doctor de Pumas, Roberto Rodríguez. “Al final del partido se hace la toma de muestras de orina en unos frascos sellados perfectamente, bien bien numerados para que no haya posibilidad de que haya una cosa extraña”. La Liga no es la encargada de enviar las muestras a los laboratorios certificados, lo que antes se hacía a Los Ángeles o Cuba y ahora a la CONADE, sino una empresa contratada específicamente para ello. Los clubes reciben notificación sobre los resultados de los exámenes únicamente cuando son adversos, es decir, positivos. De los 324 jugadores, sólo 8 serán sometidos a pruebas para buscar sustancias prohibidas, es decir, el 2.4 por ciento, ya que la Liga únicamente realiza exámenes en 2 juegos principalmente por el alto costo de las pruebas. De acuerdo con el director médico de la CONADE, Juan Manuel Herrera, fuera de México los costos de estos exámenes rondan entre los 300 y 350 dólares. Aunque dicho organismo se negó a ofrecer el precio de los mismos, el médico aseguró hace un par de meses que en su laboratorio el costo sería menor. “En algún momento se intentó hacer en todos los juegos pero aparentemente era muy oneroso y dieron marcha atrás y se sigue haciendo ahora en dos partidos, sería interesante hacerlo en algunos más pero son cuestiones que tienen que decidir ahí en la Federación y en las juntas de presidentes”, agregó Rodríguez. La Liga antes enviaba las pruebas a la UCLA (Universida de California en Los Ángeles) y luego prefirió hacerlo al Laboratorio Antidopaje de Cuba. “En la UCLA, que es la que los hacía, se tardaban hasta tres semanas en dar una respuesta, mientras que en Cuba, agregándole una pequeña cantidad te los entregaban en 48 horas”, agregó el doctor de los universitarios. Aunque la Liga es quien paga directamente los exámenes, estos son descontados a las cuentas que mantienen los clubes en la Federación Mexicana de Futbol, a donde va el dinero que pagan por registros de jugadores, entre otros procedimientos administrativos. Si el costo por los exámenes fuera de 300 dólares en CONADE, la Liga Bancomer paga alrededor de 30 mil 360 pesos semanales, una cifra muy inferior a, por ejemplo, los 142 mil 472 pesos que tan sólo impuso como multas económicas por las mantas, rollos de papel y otros artefactos que aficionados de diversos equipos ingresaron a las tribunas en la Jornada 4.

No te pierdas