Estudia Carlos Sánchez demandar al América por incumplir acuerdos

Carlos Sánchez, ex futbolista que sufriera un infarto cerebral hace algunos años, estudia demandar al Club América por incumplimiento en acuerdos.
Carlos Sánchez, ex futbolista que sufriera un infarto cerebral hace algunos años, estudia demandar al Club América por incumplimiento en acuerdos.
 Carlos Sánchez, ex futbolista que sufriera un infarto cerebral hace algunos años, estudia demandar al Club América por incumplimiento en acuerdos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México (Notimex) -
  • Desde diciembre de 2012, Sánchez no recibe apoyo alguno del América

A cinco años del infarto cerebral que sufrió, el ex defensa Carlos Sánchez ha perdido cualquier apoyo por parte del América, que no respetó un acuerdo al que habían llegado, lo que ha abierto las puertas para que "Charz" emprenda acciones legales en contra del campeón vigente del futbol mexicano. El 12 de agosto de 2008, Sánchez se desvaneció en las instalaciones de Coapa, derivado de un infarto cerebral que lo tuvo al borde de la muerte en las semanas subsecuentes. Y aunque logró salvar la vida, quedó imposibilitado para desarrollar su profesión.

"Ya no he tenido apoyo de América, a partir de diciembre de 2012 ellos rompieron relación conmigo, pese a que teníamos un acuerdo donde se contaba con una relación laboral, con ellos de manera indefinida"

"Al día de hoy sigo padeciendo las secuelas, que fue una parálisis total en toda la parte izquierda de mi cuerpo, que poco a poco ha ido disminuyendo, pero aún así no me permite hacer unas cosas tan comunes de la vida diaria, me obliga a depender de la asistencia de alguien para hacer labores naturales", dijo Sánchez en entrevista telefónica. Pese a que en su momento el club "azulcrema", afirmó que iban a apoyar en todo a "Charz", la realidad que vive a cinco años de distancia es muy diferente. "Ya no he tenido apoyo de América, a partir de diciembre de 2012 ellos rompieron relación conmigo, pese a que teníamos un acuerdo donde se contaba con una relación laboral, con ellos de manera indefinida, pero por situaciones ajenas a mí, ellos optaron por no respetar ese acuerdo?, explicó. Comentó que "a partir de 2010 yo ya no tengo acercamiento directo con la directiva por decisión de ellos, la directiva me canalizó a que todo asunto que arreglar, lo tenía que ver con el departamento jurídico de Televisa". "Ellos me fueron poco a poco enviando al olvido, no respetaron el acuerdo que teníamos, me retiraron la asistencia médica que sigo necesitando, así como la asistencia salarial, me dejaron en el olvido, no respetaron las promesas que siempre expresaron", externó. Manifestó que su labor consistiría en ser asesor técnico de equipos de la empresa y "de acuerdo a mis capacidades físicas e intelectuales podría ocupar otro puesto, pero simplemente dijeron que habían hablado con el técnico Miguel Herrera y con Jesús Ramírez (ex encargado de las Fuerzas Básicas) y que ellos comentaron que no había espacio para mí". Dejó en claro que siempre buscó arreglarse de la mejor forma con el equipo de sus amores, pero que Yon de Luisa, presidente del Comité de Futbol de la empresa dueña del América, nunca lo recibió. "De Luisa, no ha querido hablar conmigo, le he enviado correos electrónicos, le he marcado a su teléfono y no he tenido respuesta, cuando quería acercarme con él, en él club no me atendía. De Ricardo Peláez no tuve ni siquiera una palabra, sencillamente se me negó el acceso a las instalaciones, desde finales de diciembre, hoy día se agotaron las pláticas primero conmigo y después con mi representante", dijo. Ante toda esta situación y tras agotar las últimas instancias, Sánchez reconoce que no le queda más opción que demandar al América, por faltar a su palabra. "No me queda otra salida que defenderme de esto, es muy probable que demande, el equipo de abogados que está tomando el caso, estudian qué medidas tomar, esto ya viene desde diciembre, que hemos agotado todas las vías posibles para llegar a una conciliación, pero no hay ninguna respuesta de ellos. Necesito mucha fisioterapia y eso sale de mi bolsillo", señaló. Finalmente, Carlos Sánchez reconoció que no sólo se siente agraviado como empleado del América, sino como persona, por el trato del que ha sido objeto. "Me siento discriminado, violentan todos los valores humanos por el trato, la discriminación de la que soy objeto es muy triste al igual que la marginación, para mí el futbol, es el motor de mi vida y no lo han respetado", aseguró Carlos Sánchez.

No te pierdas