Escualos y Gallos no se hacen daño

En un partido en el que los Gallos Blancos "pintaban" para ser presa fácil de un Tiburón hambriento de volver a ganar en el Apertura 2013, resultó ser un empate a cero que fue de más a menos.
Estadio Luis Pirata Fuente, Veracruz, México -
  • Veracruz ligó su segundo partido igualado a cero
  • Querétaro no conoce la victoria desde la Jornada 2 cuando derrotaron a Pumas
  • En el último minuto no se marcó un penal a favor de los Tiburones

En un partido en el que los Gallos Blancos “pintaban” para ser presa fácil de un Tiburón hambriento de volver a ganar en el Apertura 2013, resultó ser un empate a cero que fue de más a menos.   Una de las figuras del encuentro fue el arquero de Querétaro Edgar Hernández, quien en varias ocasiones evitó la caída de su marco. Además, en el último suspiro del partido, en tiempo de compensación, no se decretó un penal a favor de Veracruz por una falta sobre Ángel Reyna.    De milagro se fue el primer tiempo sin goles en el Luis “Pirata” Fuente, sobre todo para Veracruz. El cuadro jarocho tuvo una buena parte inicial dominando a los Gallos, en donde le generaron muchas oportunidades al arco queretano, pero los postes y la falta de contundencia evitaron que se fueran con ventaja al descanso.   El partido comenzó “sordo”, pero a partir del minuto 17 cuando Adrián Cortés sacó un potente disparo de zurda, fue cuando Veracruz dio avisos que iría a buscar la victoria. La fórmula continuó con Jehu Chiapas, quien también emitió un tiro de fuera del área, mismo que se estrelló en el poste. El gol no llegaba al puerto.    Los Escualos dominaban, tenían la pelota e intentaba internarse por los costados con Christian Marrugo y Ángel Reyna, pero sus acciones terminaban por desvanecerse.   Por su parte, Ignacio Ambriz lucía preocupado desde el banquillo de los Gallos, pues su equipo no lograba controlar las acciones, mucho menos generar peligro. Su opción más clara fue al 44’ a través de un disparo de Esteban Paredes, el cual fue espectacularmente sacado por el arquero Melitón Hernández mediante un lance a contramano.    Cuando parecía que el descanso llegaba, Veracruz se mostró más intenso, pero igual de errático. El gol estuvo cerca de llegar. Ya sobre el minuto 45, Christian Marrugo falló en un mano a mano ante el arquero Edgar Hernández, e inmediatamente después Ángel Reyna mandó un disparo bombeado que rozó el travesaño. El grito de gol se ahogaba una y otra vez en la cancha veracruzana.   El segundo tiempo comenzó con una tónica similar, pero la intensidad le duró menos a los Tiburones Rojos. Primero Christian Marrugo mandó un disparo por un costado en una buena acción elaborada por el ataque jarocho.    Al 59’, Reyna estuvo cerca de abrir el marcador, luego de un gran centro que le puso Luis Sánchez al corazón del área, en el que el atacante remató a la base del poste, pero ahí estaba el guardameta de los Gallos Edgar Hernández, quien heroicamente desvió a tiro de esquina para evitar el tanto en contra.   El tiempo transcurrió y Gallos Blancos recuperó la pelota, pero ante la falta de claridad al frente de ambos equipos, el partido quedó neutralizado. Un juego cortado en el que Querétaro tuvo algunas opciones mediante la pelota parada, pero las ejecuciones no fueron las idóneas.    Ya casi sobre el final, al 93’, la polémica llegó al estadio, ya que el árbitro central Fernando Guerrero optó por no marcar un penal sobre Ángel Reyna luego de que George Corral lo recargó dentro del área.   Con este empate a cero, Veracruz no pudo recuperar el liderato General de la competencia que anoche le arrebató Monarcas Morelia, por lo que será hasta la siguiente jornada cuando visiten a Toluca en donde intentarán retomarlo. Por su parte, Ignacio Ambriz debe estar preocupado, ya que su escuadra no gana desde la Jornada 2 cuando golearon a Pumas.

No te pierdas