Recibe nuestro newsletter
 

Rubén Omar Romano siempre cae de pie

Romano casi siempre gana en sus primeros duelos. (Foto: Mexsport)
Romano casi siempre gana en sus primeros duelos. (Foto: Mexsport)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, martes 20 de Agosto del 2013

  • El nuevo DT del Puebla tarda 4.7 partidos en perder por primera vez con sus equipos

Sus despedidas podrán ser abruptas y polémicas, pero al tomar las riendas de un equipo, Rubén Omar Romano tiene la sana costumbre de arrancar enrachado.

El nuevo estratega del Puebla, que recibirá el próximo domingo a Cruz Azul, se ha distinguido por convertirse en gran revulsivo y darle gran impulso a sus equipos.

La máxima del entrenador que gana en su debut multiplica efectos en el caso del estratega argentino, quien le dio a los camoteros su primer triunfo del Apertura 2013 el domingo pasado ante Chivas, a pesar de que no habían ganado ninguno de los cinco partidos previos.

En promedio, Romano pierde hasta casi su quinto partido de Liga cuando inicia una etapa, con un promedio de 4.7 juegos para ello.

Cuando dirigió a La Máquina en el Clausura 2005 sufrió el primer tropiezo hasta el octavo juego, igual que en el Verano 2002 durante su primera de dos etapas con el Morelia.

“El nuevo Cuerpo Técnico llegó con buena vibras y la confianza que nos dio el técnico la pudimos aprovechar”, aseguró Matías Alustiza tras el triunfo del Puebla este domingo frente al Guadalajara.

"El equipo se ve diferente, hay otra actitud de jugadores que no tenían oportunidad antes; ahora todos estamos a la misma altura, así que hay nuevas ilusiones y yo creo que ese fue el gran motivo de este cambio".

Esa frescura también la aportó Romano en su última experiencia con Monarcas en el Apertura 2012, donde tardó siete partidos en perder, así como cuando dirigió al Pachuca en el Apertura 2004, ya que perdió hasta su sexto duelo en el banquillo hidalguense.

Además, con Tecos en el Invierno 2000 y con Atlas en el Apertura 2006  tardó cinco encuentros en caer, mientras que en el Celaya del Invierno 98, el Santos del Bicentenario 2010 y el Atlas del Apertura 2011 tropezó en su tercer juego.

Esos arranques contrastan con algunas de sus despedidas, como sucedió con el cuadro lagunero, donde le dieron las gracias por dedicarle señas obscenas a la afición, o con Morelia apenas el año pasado, sin que el propio DT se explicara el cese pues estaban a punto de clasificar a la Liguilla.

Las únicas ocasiones en que Romano ha tenido inicios tambaleantes fue con el América del Clausura 2008, donde no sólo perdió su primer juego sino 9 de los 11 que duró como estratega azulcrema, así como en el Atlas de hace dos años, cuando cayó en los dos primeros partidos y ganó hasta el tercero.

Ahora con La Máquina como siguiente rival, el DT buscará refrendar la costumbre y consolidar el repunte de los poblanos.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios