Daley Mena, víctima de los nuevos Gallos Blancos

Daley Mena, jugador colombiano que llegó como refuerzo de Gallos Blancos en el Apertura 2011, fue uno de los elementos que tras la compra de la franquicia no encontraron acomodo y debieron buscar...
 Daley Mena, jugador colombiano que llegó como refuerzo de Gallos Blancos en el Apertura 2011, fue uno de los elementos que tras la compra de la franquicia no encontraron acomodo y debieron buscar opciones en el extranjero para continuar su carrera futbolí  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El colombiano se vio obligado a volver a su país pese a tener contrato con Querétaro

No todo fue alegría y no todos ganaron tras concretarse uno de los múltiples cambios de franquicias que existieron en el futbol mexicano el verano pasado. Pese a que Gallos Blancos de Querétaro perdió la categoría, la compra de la franquicia de Jaguares de Chiapas por parte de la empresa que pertenece a Amado Yáñez, mantuvo a la capital queretana como plaza de Primera División para alegría de la afición local, aunque algunos jugadores debieron pagar un costoso precio. Daley Mena, jugador colombiano que llegó como refuerzo de Gallos Blancos en el Apertura 2011, fue uno de los elementos que tras la compra de la franquicia no encontraron acomodo y debieron buscar opciones en el extranjero para continuar su carrera futbolística, ya que la llegada de los jugadores que pertenecían a Jaguares les bloqueó los lugares que pudieron haber sido para ellos. “Sí, al igual que algunos otros podemos decir que sí (pagó el costo de la compra de franquicia), pero la relación quedó en buenos términos por fortuna. Básicamente no me quedé por el cambio de dueño, por el cambio de la Directiva, nos pusieron en el Draft a varios compañeros y una vez que no nos pudieron colocar, no nos podíamos quedar pasara lo que pasara”, explicó Mena en entrevista vía telefónica con Medio Tiempo. El volante colombiano que llegó a ganar la Copa MX con Dorados de Sinaloa se mantuvo entrenando poco más de dos meses en el Centro Gallo de Alto Rendimiento, pues aún le restaba un año de contrato con la institución queretana aunque no entraba en los planes del DT Ignacio Ambriz. “Estuve entrenando en el Cegar (Centro Gallo de Alto Rendimiento) como dos meses más o menos en lo que se resolvía mi situación, ya posteriormente me vine a Colombia y ahora nos encontramos en el Deportivo Cali. Llegamos a un acuerdo para que me dieran mi carta, la recibí al no ser tomado en cuenta por el Cuerpo Técnico y por eso tuve que irme. Lastimosamente fuimos los más perjudicados y tuvimos que tomar cada quien su camino”, expresó con pesar el jugador colombiano. Y es que el propio Daley reconoce que la Directiva comandada por Adolfo Ríos no fue del todo directa con los jugadores que al final se quedaron sin equipo, pues hasta el día del Draft les habían comentado que estaban previstos para continuar con el equipo. “En realidad es lo más raro porque quedamos que estábamos con el equipo hasta la fecha del Draft, ahí nos dijeron que no entrábamos en planes ni para quedarnos ni para ir con otros equipos y fue que empezamos a hablar, y por el cambio de dueño de franquicia se complicó todo y en consecuencia nos tocó salir del país a jugar”, indicó. EL DEPORTIVO CALI, LA OPCIÓN PARA DALEY Hace un par de semanas, Daley Mena recibió su carta para poder buscar opciones en otra Liga, por lo que decidió regresar a su país donde ya halló una opción para continuar la carrera como futbolista. Pese a que en los dos años que estuvo en el futbol mexicano sufrió una fractura, aquella que Luis Pérez le provocó en un juego del Apertura 2011 ante Monterrey, y la amargura de no ser tomado en cuenta como consecuencia de la compra de franquicias, Mena descartó que su experiencia en México haya sido negativa y simplemente se dijo agradecido. “Gracias a Dios ahora me encuentro en Colombia, en un equipo grande en Colombia y a nivel internacional que es el Deportivo Cali. Estoy entrenando, creo que las cosas van bien y lo más seguro es que me pueda quedar para este semestre aquí. “La verdad es que independientemente de todo, lo que me tocó vivir en la cancha fue muy importante para mí, estuve jugando en Primera División, luego me tocó ir a la Liga de Ascenso y en resumen mi pasaje por México fue muy bueno, la verdad que muy contento, dejé muchas amistadas y me llevo lo más bonito de mi pasaje en México” Diego Vera, Diego Guastavino y Franco Niell son otros de los elementos que sufrieron lo mismo que Mena y debieron buscar cabida en otras Ligas, pues los cupos se terminaron con la compra de la franquicia chiapaneca que no fue benéfica para todos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×