Fabián y 'Chatón' hicieron labor social

La tarde de este viernes, Marco Fabián y Jorge Enríquez visitaron el CRIT Teletón de Guadalajara, donde continuaron con las labores altruistas que la organización rojiblanca realiza en diferentes...
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Convivieron con niños de dicho centro de rehabilitación

La tarde de este viernes, Marco Fabián y Jorge Enríquez visitaron el CRIT Teletón de Guadalajara, donde continuaron con las labores altruistas que la organización rojiblanca realiza en diferentes instituciones de la ciudad, y donde convivieron con niños que acuden a realizar sus terapias de rehabilitación. En dicha visita, que duró poco más de una hora, los dos jugadores rojiblancos convivieron con un sinfín de niños, de los cuales muchos se sorprendieron ante la visita de los jugadores rojiblancos. Los futbolistas conocieron un gran número de historias conmovedoras, de pequeños que luchan día a día para salir adelante. Entre esas historias, destacó la de “Rafa”, el primer niño con el cual se encontró Marco Fabián, apenas dio unos pasos al interior del CRIT. Este niño, de siete años, es llevado dos o tres veces por semana a dicho centro, en silla de ruedas, por su abuela. “Rafa”, quien sufre de una lesión cerebral, o mejor conocida como cuadriparesia espástica, nunca se imaginó que se encontraría con uno de sus jugadores favoritos del “Rebaño”. Durante gran parte del recorrido, el niño fue llevado en su silla por el "10" rojiblanco, quien le hablaba al oído, y hasta le prometió que le dedicaría un gol, si es que logra convertir ante Toluca, el próximo domingo. Por su parte, Jorge Enríquez convivió en particular con Brittany, quien este día cumplió tres años de edad. La niña, que fue llevada en brazos por el “Chatón”, parecía conmovida y emocionada por la visita, aunque en el fondo no conocía a ciencia cierta de quién se trataba, pero ante las cámaras y las sonrisas de su entorno, se emocionó como pocas veces. Otra niña que vivió momentos de algarabía fue Paulina, quien mientras realizaba su terapia de entrenamiento robótico de marcha, le cambió la cara en segundos al ver a Fabián y “Chatón”. “Soy chiva de corazón”, decía la joven, quien acaba de cumplir 15 años, y que por sus deficiencias físicas pareciera de una edad inferior. En todo momento, los dos futbolistas fueron acompañados por personal del CRIT Teletón, quienes guiaron a los jugadores por los diferentes espacios, en donde los dos jugadores rojiblancos eran detenidos para las fotos y firmas de autógrafos. El CRIT Teletón tiene capacidad para albergar 3 mil niños por año. En un día normal, este sitio es visitado por mil niños para recibir sus terapias de rehabilitación MARCO FABIÁN QUIERE HACER SU FUNDACIÓN El mediocampista rojiblanco, Marco Fabián, reconoció que este tipo de eventos, donde tiene la oportunidad de convivir con niños con capacidades diferentes, le han fomentado el deseo de crear una fundación para apoyar a niños y jóvenes necesitados. “Estoy consciente de todo esto que pasa, no sólo es aquí, hay muchos niños, diferentes casos y soy de los primeros que quiere ayudar, me gusta. Me gustaría ayudar, más adelante me gustaría hacer alguna fundación, viendo estos niños, quizá hay gente que no puede estar acá”, señaló. Las sonrisas de los niños se quedaron grabadas en la memoria del futbolista, y dijo que esto es un aliciente en su carrera para salir adelante del momento que vive. “Se me queda grabada esa sonrisa de los niños, el gran corazón que transmite una gran fuerza y sobre todo agradezco a Dios por este momento vivido y por lo que venga, espero no sea la última vez y ver que los niños van mejorando”, expuso. En tanto, Jorge Enríquez expuso que el ritmo de vida que se tiene, hace que se olviden este tipo de detalles. “Hay cosas que con el ritmo de vida que uno lleva, con las presiones, el entorno que significa estar en este lugar, se nubla un poco esta convivencia. Nos dan un ejemplo de esfuerzo, fortaleza y alegría El “Chatón” admitió que quisiera repetir con mayor frecuencia este tipo de visitas. “Es algo muy bonito, ojalá pudiéramos hacerlo más seguido y a veces le damos importancia a otras cosas, teniendo esto tan cerca. Se vive una experiencia diferente y son testigos ustedes de que a los niños lo último que les importa es quién eres, simplemente tienen ganas de que los vengan a visitar, que les regalen una sonrisa”, concluyó.

No te pierdas