La presión ahogó a Gabriel Caballero

La presión que originaron los últimos seis partidos sin ganar al interior del plantel fue determinante para que Gabriel Caballero decidiera hacerse a un lado de la Dirección Técnica de los Tuzos...
La presión que originaron los últimos seis partidos sin ganar al interior del plantel fue determinante para que Gabriel Caballero decidiera hacerse a un lado de la Dirección Técnica de los Tuzos del Pachuca.
 La presión que originaron los últimos seis partidos sin ganar al interior del plantel fue determinante para que Gabriel Caballero decidiera hacerse a un lado de la Dirección Técnica de los Tuzos del Pachuca.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Confió en que aún hay tiempo para poder recomponer el camino y que los Tuzos calificarán a la Liguilla
  • Pese a que no fue como hubiera querido, el estratega negó sentirse frustrado tras su primera experiencia como entrenador

La presión que originaron los últimos seis partidos sin ganar al interior del plantel fue determinante para que Gabriel Caballero decidiera hacerse a un lado de la Dirección Técnica de los Tuzos del Pachuca. En entrevista telefónica, el estratega reconoció que la falta de resultados fueron creando un ambiente de “presión y angustia” en el equipo el cual al final lo obligó a renunciar al cargo, tras una reunión que sostuvo este lunes con el Vicepresidente Deportivo, Andrés Fassi. “Evidentemente estaba la presión y la angustia de no poder conseguir un triunfo que nos hacía falta. No se pudo durante seis partidos y entonces (la presión) se fue acumulando hasta que llegamos a esta situación. “Siempre voy hablar de resultados porque si los resultados nos hubieran acompañado no estaríamos en esta situación, pero hubo partidos que nos sacaron en los últimos minutos y eso influyó porque ahí se nos escaparon varios puntos y el equipo empezó a tener demasiada presión por no conseguir ese triunfo”. El “Eterno”, quien dejó al equipo en la posición 11 de la Tabla general con 11 puntos, consideró que aún hay muy buen tiempo para intentar recomponer el camino y buscar la calificación a la Liguilla. “La falta de resultados fue determinante, el equipo no tuvo una buena respuesta y es preferible hacerse a un lado y que venga alguien que pueda  cambiar la situación y que pueda salir adelante porque yo no tengo duda que el equipo va calificar a la Liguilla”. Pese a los rumores que apuntaban a su salida desde el viernes pasado cuando fueron derrotados por el Morelia 4-1, Caballero manifestó que la Directiva hidalguense siempre lo apoyó, sin embargó aceptó que es necesario que llegue alguien más a tratar de cambiar el ambiente que se vive en el equipo.  “La Directiva siempre me apoyó, siempre estuvo conmigo, el proyecto estaba diseñado así pero creo que todavía se puede trabajar para que alguien pueda cambiar el ambiente que se estaba viviendo y que de alguna manera puedan soltarse un poco de la presión”. Y aunque su primera experiencia no fue como él hubiera querido, Gabriel Caballero negó sentirse frustrado y afirmó que “la vida sigue y el camino sigue. “Fue una gran experiencia, yo sé lo que quiero y a dónde voy y sin duda voy a seguir haciendo lo mismo. No se dio tan bien como esperaba pero esto es así y se da esta situación, “No para nada porque realmente me dediqué de lleno, sigo creyendo en mí y confió en mí, tengo muy claras mis ideas, trabajé al máximo en este tiempo… los resultados no se dieron y decidí hacerme a un lado”.

No te pierdas