Noche memorable en el Corona, Santos cumplió 30 años

Una noche memorable vivió el Estadio Corona con el partido de celebración de los 30 años de vida del Club Santos Laguna, en el que se reunieron las grandes glorias con el plantel actual para...
 Una noche memorable vivió el Estadio Corona con el partido de celebración de los 30 años de vida del Club Santos Laguna, en el que se reunieron las grandes glorias con el plantel actual para brindarle a su afición en encuentro lleno de nostalgia.
Estadio Corona -
  • Las grandes glorias del club jugaron partido conmemorativo

Una noche memorable vivió el Estadio Corona con el partido de celebración de los 30 años de vida del Club Santos Laguna, en el que se reunieron las grandes glorias con el plantel actual para brindarle a su afición en encuentro lleno de nostalgia y de buenos recuerdos. Uno de los representativos, encabezado por Benjamín Galindo, de inicio incluyó a Julio González, César Ibáñez, Rafael Figueroa, Juan Rodríguez, Joaquín Reyes, Juan Pablo Rodríguez, Antonio Apud, Rodrigo Ruiz, Néstor Calderón y Javier Orozco. Del otro lado estuvieron el Capitán Oswaldo Sánchez, Javier Abella, Pedro Muñoz, Julio César Armendáriz, Osmar Mares, Héctor Adomaitis, Marc Crosas, Fernando de la Rosa, Darwin Quintero, Ramón Ramírez y Guillermo Galindo. Uno de los momentos más emotivos de la noche se dio al medio tiempo, cuando las luces del Corona fueron apagadas y los presentes entonaron “Las Mañanitas”, con el tradicional pastel en el centro del campo. En el complemento la escuadra de Oswaldo Sánchez se hizo presente en el marcador por conducto de Ramón Ramírez, Leobardo Ávalos y Eduardo Herrera en un par de ocasiones, mientras que los de Galindo sumaron un tanto más de Joaquín Reyes, sellándose el empate a 4 final. Al finalizar el partido todos los involucrados intercambiaron abrazos y recuerdos de lo mucho que significó para ellos su paso por la escuadra lagunera. “Una fiesta totalmente con la gente y con jugadores muy importantes, faltaron muchos, me hubiera encantado que estuvieran grandes amigos como Jared Borgetti, Héctor Altamirano, Carlos Cariño, en fin. Un reconocimiento para ellos que son parte importante de la institución”. “Una etapa muy bonita de mi vida, quizás la más importante, la que me dio a conocer más pero también encontré grandes seres humanos y eso es un recuerdo imborrable”, comentó emocionado Rodrigo “Pony” Ruiz. Al igual que el chileno, Ramón Ramírez expresó todo lo que se le vino a la menta al pisar la cancha del Corona. “Se me vino en la llegada a Torreón el recuerdo de mis primeros pasos, mis primeras oportunidades, todo este cariño que siempre nos entrega la gente. En el fútbol como en la vida hay momentos buenos y malos pero de todo se aprende y yo soy un agradecido con Dios por permitirme jugar este deporte y por haber pisado esta tierra”. La celebración culminó con la ovación a los ídolos albiverdes, acompañada de juegos pirotécnicos que iluminaron la noche lagunera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×