Marco Fabián no quiere abucheos

Marco Fabián pidió respaldo a la afición, y que dejen atrás los abucheos, pues le afectan y lo desconcentran.
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Se comprometió a esforzarse para levantar al Rebaño
  • Pidió que tanto el equipo como la afición unan fuerzas

El mediodía de este jueves, el mediocampista de Chivas, Marco Fabián, apareció en conferencia de prensa, acompañado por sus compañeros y cuerpo técnico. El jugador pidió respaldo a la afición, y que dejen atrás los abucheos, pues le afectan y lo desconcentran.

 

"No quiero sus abucheos, lastiman y desconcentran, quiero que sólo crean en mí y yo haré lo demás: jugar con el corazón"

"No quiero sus abucheos, lastiman y desconcentran, quiero que sólo crean en mí y yo haré lo demás: jugar con el corazón brindando lo mejor de Marco Fabián, es una promesa, y agradezco a mis compañeros que han sido un gran apoyo para mí, a mi cuerpo técnico, a Jorge Vergara por su confianza, a la institución, y por último a mi gran respaldo, que han sido mi familia y mi novia", consignó. Señaló que hablaba no como futbolista, sino como ser humano, el cual se ha visto afectado por el entorno inmediato. "Voy a hablarles como ser humano: en mi vida he tomado malas decisiones y he cometido errores, quizá por la edad, los malos momentos, las malas amistades. No es justificación por todo lo que he vivido, porque ahora estoy viendo reflejadas las consecuencias de mis actos, por eso hoy quiero poner un alto a todo esto", dijo, en la primera parte de la misiva. Reconoció que la fama que tiene, es con un sustento mal ganado, pero dijo ser un tipo que ha madurado y cambiado, aceptando su inconsistencia en el terreno de juego. El mensaje que Marco Fabián escribió el pasado miércoles, aseguró que lo hizo “desde el fondo de mi corazón” para expresar cómo está en el ámbito personal. “Siento una gran impotencia al leer y fichar cosas falsas de mí, tal vez por mala fama conseguida y esto provoca que tengan una imagen equivocada de mí y de lo que realmente soy ahora.

 

"Ahora más que nunca tenemos que unir fuerzas para que Chivas salga adelante y juntos consigamos devolverle a la afición la fe"

“La gente cambia, crece y aprende, y eso es lo que he hecho; no he sido constante en la cancha, pero sé de mi capacidad y el don que Dios me dio", amplió. Al final del comunicado prometió ser el futbolista que todo mundo espera que sea, aportando en la cancha lo mejor de sí porque “ahora más que nunca tenemos que unir fuerzas para que Chivas salga adelante y juntos consigamos la meta, que es devolverle a la afición la fe en este gran equipo", concluyó.

No te pierdas