Relevos de banquillo no funcionan en el A2013

Todos los clubes que cambiaron de entrenador ya empezada la campaña, han sufrido para obtener mejores resultados que con su técnico original, siendo el común denominador los últimos puestos de la...
Todos los clubes que cambiaron de entrenador ya empezada la campaña, han sufrido para obtener mejores resultados que con su técnico original, siendo el común denominador los últimos puestos de la tabla.
 Todos los clubes que cambiaron de entrenador ya empezada la campaña, han sufrido para obtener mejores resultados que con su técnico original, siendo el común denominador los últimos puestos de la tabla.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Ninguno de los seis equipos que reemplazaron entrenador, ha levantado significativamente
  • Pumas, Chivas y Pachuca empeoraron posición
  • Atlas está por probar suerte sin Omar Assad

Equipo que estrena técnico, gana… Si este adagio hubiera nacido este Apertura 2013, quizá presumiría todo lo contrario. Y es como si fuera una epidemia, todos los clubes que cambiaron de entrenador ya empezada la campaña han sufrido para obtener mejores resultados que con su técnico original, siendo el común denominador los últimos puestos de la tabla. Lejos del empuje que suele traer a un vestuario la llegada de un nuevo jefe, en este torneo parece darse la ‘maldición de los corridos’, donde los que llegan no pueden superar a los que por malos desempeños fueron obligados a dejar la dirección del barco. Seis planteles han cambiado de estratega a lo largo del calendario. Y todos han obtenido resultados más o menos similares a los de su antecesor, algunos incluso sacando peores notas que con su técnico original. Atlas es el séptimo en cambiar técnico, y su destino se conocerá a partir de la próxima jornada. Esta vez ni el shock el eléctrico que suele representar la caída de un líder ha servido como pretexto para que algunos cuadros se revolucionen hasta el protagonismo. Todos los clubes que corrieron técnico se encuentran fuera de la zona de Liguilla, la mayoría luciendo ya muy pocas posibilidades de calificar. Aquí te presentamos un recuento de los equipos que tomaron ‘la puerta falsa’, y que pensaron que con sólo cambiar de entrenador tomarían nuevo rumbo. PUMAS, SOTANERO REPROBADO El cuadro de la UNAM inició el torneo bajo las órdenes de Antonio Torres Servín, quien sin embargo sería despedido tras ocho partidos, justo tras caer en el llamado Clásico Emergente ante el América. El ex jugador universitario ligó desde el banquillo cero triunfos, cuatro empates y cuatro derrotas, con un saldo de cuatro goles a favor y 10 en contra, perfilando el peor inicio del equipo en su historia en el sitio 17 general. Pero la solución no llegó al banquillo. El equipo despidió al canterano y contrató a José Luis Trejo, quien marcha de capa caída y sigue sin encontrar la fórmula. Si bien con Trejo el Puma ya supo lo que era rugir esta campaña, el saldo sigue muy pobre: un triunfo, un empate y tres derrotas, para mantener la caída e incluso bajar un peldaño en la clasificación general. CHIVAS, NADIE LE HALLA Benjamín Galindo fue el responsable de iniciar el semestre al frente el rebaño, sólo para sumarse pronto a la lista de técnicos corridos en la era Vergara. El ‘Maestro’ zacatecano estuvo con el Guadalajara por cinco fechas, de la 2 a la 6, dado que el duelo ante Santos de la fecha 1 quedó suspendido por convocatorias a Selección. Su saldo: sólo un triunfo, un empate, y tres sonadas derrotas. Su diferencia fue de -5 al anotar sólo en cinco ocasiones, y ser castigado en 10. La guillotina rojiblanca volvió a activarse, y para la fecha seis no hubo más lecciones de Galindo, y se optó por Juan Carlos Ortega, quien tomó al plantel en sitio 15, pero parece dirigir bajo el mismo libreto de su antecesor. El ‘Atotonilco’ suma siete partidos dirigidos, con saldo de cero triunfos, cuatro empates y tres derrotas, la última de ellas ante el América, nada menos que en el Clásico Nacional. El retroceso chiva es evidente, y el equipo bajó con el nuevo técnico al sitio 17, todo lo contrario a la intención de su llegada. ATLAS, LA INCÓGNITA El discurso argentino de Omar Assad se fue apagando a lo largo del Apertura, hasta que en la fecha 13 fue despedido definitivamente, no sin dejar a los Zorros sumidos en una crisis histórica. ‘El Turco’ fue corrido tras un saldo de cero triunfos, ocho empates y cinco derrotas, con 14 goles  a favor y 24 en contra. El pampero dejó al equipo en el lugar 16 general con ocho puntos y -10 diferencia de goles, tras empatar el Clásico tapatío. Ahora los rojinegros estarán bajo el mando de José Luis Mata, quien tendrá cuatro jornadas para superar los números de su antecesor, algo sencillo en el papel, pero todo un reto por lo visto en este torneo. Por lo pronto su debut será esta jornada contra el Puebla. ATLANTE, UN POTRO COMPARSA Wilson Graniolatti era el encargado de dirigir los destinos azulgranas, pero tras la decepción, Rubén Israel llegó en plan salvador… y la mejoría es muy subjetiva Graniolatti dirigió este torneo de la fecha 1 a la 9, con saldo de cero triunfos, tres empates (Atlas, Pachuca y Morelia), y seis derrotas (León, Veracruz, Chivas, América, Cruz Azul y Puebla). Dejó  al equipo en el sitio 18 general, con ocho goles a favor y 16 en contra. Rubén Israel entró en su lugar en la fecha 10, y ya consiguió dos triunfos, mismos que han sacado a los Potros del sótano, pero que siguen lejos de un protagonismo o una suma para los cocientes. Tras cuatro partidos, Israel tiene saldo de dos ganados (Pumas y Rayados) y dos perdidos (Querétaro y Toluca), éste último tropiezo ante los Diablos por un escandaloso 7-1. Su desempeño es del 50 por ciento de los puntos, perola realidad es que subir del sitio 18 al 15 no es ninguna garantía de continuidad. PACHUCA, PASOS ATRÁS Gabriel Caballero tenía a los Tuzos en el sitio 11 general, pero el afán de mejoría llevó a la directiva a un golpe de banquillo regresando a Enrique Meza al timón. El resultado: Pachuca no sólo no mejoró, sino que hoy está en el catorceavo lugar, casi eliminado del objetivo de la Liguilla. Caballero estuvo al frente del plantel sólo por 8 jornadas, con saldo de dos ganados (Toluca y Tigres en las jornadas 1 y 2), por tres empatados y tres perdidos. Pero Meza no logra repuntar a los hidalguenses, y tras cinco juegos el saldo es de tres empates (Pumas, Santos y Veracruz) y dos derrotas (Rayados y Jaguares), aún sin conocer la victoria. RAYADOS, DURÍSIMA LECCIÓN Quitar a Víctor Manuel Vucetich es una decisión que aún sigue dando de qué hablar en la Sultana del Norte, y más cuando José Guadalupe Cruz, su relevo en Rayados, sigue viviendo a la sombra del llamado ‘Rey Midas’. Fue tras la fecha siete cuando la directiva rayada decidió dar el campanazo de timón, con base en los pobres números que dictaban un triunfo (Xolos), tres empates (Gallos, Puebla y Toluca), y tres derrotas (Cruz Azul, Tigres y León). Pero ‘El Profe’ Cruz está muy lejos de mejorar la era dorada de Vucetich, y si bien ya cortó una racha de un año sin ganar fuera de la Sultana, sus números siguen siendo igual de pobres en la Liga, al tener dos triunfos, un empate y tres derrotas, las últimas de ellas ante Pumas y Atlante, los peores equipos de la campaña. Rayados escaló del lugar 14 al 13 con Cruz, nada para justificar un cambio. PUEBLA, EL ÚNICO QUE MEJORÓ… PERO MUY POCO Manuel Lapuente quedó fuera de La Franja tras la fecha cinco, al no sumar triunfos, arañar cuatro empates, y sumar una derrota. La dirección se le encargó entonces a Rubén Omar Romano, quien sí vive un repunte con el cuatro camotero, pero insuficiente para alcanzar a justificar el movimiento. Lapuente dirigió al plantel por cinco juegos, con saldo de cero ganados, cuatro empatados y uno perdido. Su relevo llevó al equipo del sitio 13 al 10, pero con un saldo de tres ganados, dos empatados, y tres perdidos, nada que refleje un gran cambio en relación al técnico anterior. Puebla es el que mejor suerte ha tenido con el golpe de banquillo, pero su futbol es frágil y su balance sigue estando fuera de Liguilla, sin garantía de conseguirla al estar a dos partidos del octavo lugar, el Querétaro, cuando faltan cuatro por disputar.