Pasado africano en el Clásico Joven

La presencia del camerunés, Achille Emana hará evocar el pasado para recordar los duelos en los que dos africanos que fueron protagonistas en el Clásico Joven.
La presencia del camerunés, Achille Emana hará evocar el pasado para recordar los duelos en los que dos africanos que fueron protagonistas en el Clásico Joven.
 La presencia del camerunés, Achille Emana hará evocar el pasado para recordar los duelos en los que dos africanos que fueron protagonistas en el Clásico Joven.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Hasta ahora sólo dos africanos han tenido la oportunidad de disputar el Clásico Joven
  • Achille Emana podría convertirse en el primer africano en jugar ante América como celeste

El duelo entre América y Cruz Azul correspondiente a la Jornada 14 del Apertura 2013 tendrá un tinte que lo hará especial desde que ambos se enfrentan. La presencia del camerunés, Achille Emana hará evocar el pasado para recordar los duelos en los que dos africanos que fueron protagonistas en esos duelos. El delantero de Cruz Azul podría ver minutos en el terreno de juego del estadio Azul y así convertirse en el tercer futbolista del llamado continente negro que disputa un Clásico Joven tras su compatriota Francois Omam Biyik y Kalusha Bwalya de Zambia que lo hicieron con la playera de América. Y es que los jugadores africanos que participaron con las Águilas a mediados de la década de los 90’s se convirtieron en referentes del equipo comandado por Leo Beenhakker y también en protagonistas de los partidos ante Cruz Azul, algo que Emana buscará emular el próximo sábado. El Cruz Azul, cliente consentido de Biyik Llegó en la Temporada 94-95 para enfundarse en la playera del América que en ese momento tenía como cabeza a Beenhakker. Con la etiqueta de haber disputado un Mundial, el artillero camerunés rápidamente se adueñó de la delantera azulcrema y confirmó su calidad con goles en aquel América que resultaba un máquina de dianas. Fue el domingo 2 de octubre de 1994 cuando Biyik jugó por primera vez un Clásico Joven sobre la grama del Estadio Azteca. Sin embargo, el delantero no necesitó de más ediciones para comenzar a colocar a los jugadores celestes como su principal cliente pues pese a que América iba perdiendo aquel juego, el camerunés marcó el 1-1 a los 61 minutos en lo que sería el primero de los seis tantos que le anotaría a Cruz Azul en dos torneos. En el segundo encuentro Francois Omam no sólo anotó sino que lo hizo de forma abultada, pues le dio el triunfo a las Águilas por un contundente 3-1 en el que marcó los tres tantos azulcremas y comenzó a colocarse como una pesadilla cementera. En su segunda campaña como Águila, Biyik le volvió a anotar a Cruz Azul en la fecha 15 de la 95-96 y aunque no pudo anotar en la segunda vuelta del torneo, sí lo hizo en la Ida de los Cuartos de Final donde América prácticamente sentenció la eliminatoria al vencer 0-3 a Cruz Azul. Incluso cuando en el Verano 99 se enfundó en la playera del Puebla, el artillero africano se dio el lujo de volverle a anotar a la Máquina celeste en el empate 2-2 en la Jornada 1 que representó su séptimo tanto. Kalusha, un ‘oso’ lo puso en la historia del Clásico Joven Llegó de la mano de Biyik a Coapa. Kalusha Bwalya es otro de los refuerzos africanos que arribaron al América con Leo Beenhakker y tuvieron la oportunidad de disputar el Clásico Joven ante Cruz Azul, aunque más allá de pasar a la historia por sus goles, lo hizo por una falla que quedó grabada en la memoria del balompié azteca. El volante de Zambia disputó siete duelos ante los celestes con la playera azulcrema y aunque tuvo oportunidad de anotarles en la Jornada 32 de la 95-96, fue en el duelo de Vuelta de Cuartos de Final de aquella Temporada cuando aconteció la jugada que lo metió en el recuerdo. Corría el tiempo de compensación cuando Cruz Azul buscaba el tercer tanto que mandara a Tiempo Extra la eliminatoria ante el América. El portero celeste, Norberto Scoponi se fue a rematar un tiro de esquina dejando desguarnecida su área, situación que puso a Kalusha Bwalya completamente sólo y con la portería abierta. El jugador de Zambia sacó un tiro flojo sin marca alguna que se fue a estrellar en el poste de la cabaña cementera evitando el tanto que hubiera puesto el último clavo en el ataúd azul, aunque al final las Águilas avanzaron a Semifinales.

No te pierdas